X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 6 diciembre 2019
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
CON EL 'BURNING MAN'

Las Fallas viajan a Estados Unidos para hermanarse con uno de sus mayores festivales artísticos

EUGENIO VIÑAS. 25/08/2015

VALENCIA. Imagínese una ciudad que solo existe durante siete días al año, en la que no existe el dinero y en la que 70.000 personas se expresan artísticamente desconectadas de la realidad. Este es el punto de partida de 'Burning Man', uno de los mayores festivales arLa ciudad efímera de Black Rock Citytísticos del mundo cuyas entradas (en torno a los 600 dólares) apenas duran una hora a la venta y que, nacido a partir de influencias hippies en la Costa Oeste de Estados Unidos, no ha dejado de crecer y celebrarse durante la primera semana de septiembre desde 1986.

Lo que se ha mantenido desde aquella fiesta que Larry Harvey, Jarry James y algunos amigos hicieron por primera en San Francisco son sus 10 principios. En aquel Baker Beach o en la efímera ciudad Black Rock City, en mitad del desierto de Nevada, estos son los 10 principios del festival: autosuficiencia radical, inclusión radical del desconocido, generosidad, desmercantilización, autoexpresión, esfuerzo común, responsabilidad cívica, inmediatez, participación y una actividad social que desaparece del desierto de Nevada sin dejar el menor rastro. 

Cuando el valenciano Christian García Almenar dio el salto para formarse como ingeniero y más tarde trabajar en Sillicon Valley, se topó de bruces con este macroevento que reúne a algunos de los artistas (y también millonarios) más destacados del país. Ante sus ojos, algo que le hacía sentirse como en casa: cuando el festival acaba, los 'monumentos' creados por familias, asociaciones o grupos de personas, son pasto del fuego. Al día siguiente no hay rastro de la expresión artística.

García había participado, de hecho, en la construcción de alguna falla dentro de su comisión fallera cuando era pequeño. Aquel vínculo entre el gran festival y las Fallas le llevó a, un tiempo más tarde, abordar al fundador Larry Harvey y hablarle de lo que sucedía en su Valencia natal. "Una persona de la organización conocía las fiestas y había viajado por su cuenta, pero Harvey me hizo entrar en contacto con una persona de la organización para empezar a estudiar cómo podíamos vincular ambas fiestas".

El embrión fue creciendo dentro del festival al descubrir "lo que más les interesa de nuestras Fallas; cómo la ciudad se arraiga y participa de forma activa, de tal forma que perdura en el tiempo". García lo dice después de que el festival haya sido puesto en el disparadero por medios como The New York Times después de que algunos de los ya citados millonarios hayan trasladado hasta el macrocampamento del 'Burning Man' instalaciones privadas con comoAlmenar, Harvey (fundador del festival), Peter Hishberg y Stuart Mangrum (colaboraboradores del festival)didades (camas, Internet, aire acondicionado...) que ponen al límite los preceptos del festival. De hecho, actualmente se instala un aeródromo eventual para recibir a estos burners VIP.

LAS FALLAS Y EL 'BURNING MAN', UN VIAJE DE IDA Y VUELTA

Por su cuenta y de forma anónima, en las pasadas Fallas se repitió la visita por parte de uno de los miembros del festival a la gran fiesta valenciana. Almenar, implicado en la vinculación de ambos eventos junto al también valenciano Marco Fernández, ha logrado que el festival esté "muy interesado en vincularse a las Fallas. Pero quieren hacerlo a partir de los artistas, de las personas que crean el monumento", asegura vía telefónica desde San Francisco a ValenciaPlaza.com.

En abril, Almenar visitó Valencia en busca de artistas falleros dispuestos a viajar hasta el desierto de Nevada y vivir la experiencia que esta misma semana se pone en marcha. En aquel momento, los creadores de la última falla grande de Nou Campanar, los arquitectos Miguel Arráiz y David Moreno, dieron un paso al frente: "desde el primer momento mostraron un gran interés por esta posibilidad, aunque lo cierto es que al festival también le interesa mucho importar también creatividad en pirotecnia. En 2016 tenemos la idea de lanzar al menos mascletà y un castillo".

Ekklesia, la falla de Arráiz y Navarro para Nou Campanar

Arráiz asegura que "es muy interesante saber cómo han generado un evento de estas características y ver qué une a ambas celebraciones". El arquitecto valenciano que junto a Navarro ha plantado algunas de las más memorables (y polémicas) fallas experimentales de los últimos años, se muestra también interesado "por su filosofía. Además, ahora tienen un problema similar, una crisis, en la que se preguntan hacia donde van durante los próximos años. Eso es exactamente lo que está sucediendo en muchas comisiones falleras que están replanteándose toda su actividad".

UN VIAJE BECADO Y MECENADO

El que fuera mecenas (y presidente) de la citada comisión Nou Campanar es quien, junto a la empresa Sco-Pack, ha patrocinado una parte del viaje, mientras que Burning Man ha becado la estancia completa de los artistas falleros que acuden al festival con sendos documentos de recomendación por parte de Junta Central Fallera y Ayuntamiento de Valencia. "Es un proyecto piloto, pero su intención es la de crear un vínculo tanto para que los artistas falleros y pirotécnicos puedan tener presencia en el festival, como para que también haya algún tipo de intervención en la ciudad de Valencia", señala Arráiz. 

Arráiz confirma que, aunque buena parte de la comunidad fallera se ha enterado, "los únicos artistas que nos hemos lanzado a la aventura hemos sido nosotros". El próximo miércoles 26 de agosto partirán hacia San Francisco, viaje que pensaban realizar por su cuenta pero que finalmente ha sido patrocinado por los ya citados mecenas de esta experiencia.

"Tenemos la esperanza de que el festival sirva de altavoz para las Fallas y para Valencia, porque es una forma de hacerse presente aquí y dar a conocer este patrimonio", apunta Almenar. Aun así, su intención no es la de "acudir estrictamente a las instituciones, sino que en origen el vínculo parte de los artistas, de los creadores, y conocer como ambas estructuras se manejan con sus recursos a lo largo del año".

QUÉ MUEVE AL 'BURNING MAN'

'Burning Man' es un experimento sociológico en el que la sociedad del intercambio se ha convertido en punto de partida para que el propio Harvey haya iniciado una serie de conferencias por todo el país para explicar su modelo. De hecho, Harvey y Almenar se conocieron tras una de estas charlas en la Universidad de Stanford: "'Burning Man' está constituida como una sociedad sin ánimo de lucro. La gran mayoría de las personas que van al festival viven en la Bahía de San Francisco, algo que también genera una comunidad que está activa más allá de los siete días que dura el festival".

Almenar, que estudió en Nueva York y vivió en Boston antes de instalarse definitivamente en San Francisco, destaca otra vinculación no menos importante: "las expresiones artísticas del 'Burning Man' (no solo escultóricas, sino escénicas, musicales...) también cuentan con el espíritu crítico y satírico de las Fallas. Aquí las obras también critican el día a día, por lo que el lenguaje es fácil que genere sinergías".

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG