X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 25 septiembre 2022
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
ESTRENO DE 'OPERACIÓN U.N.C.L.E.'

Las claves del regreso de Napoleón Solo, el hermano secreto de James Bond

JAVIER CAVANILLES. 14/08/2015 Guy Ritchie, al que ya vale de llamar el ‘ex' de Madonna, regresa a los cines con una adaptación de ‘El hombre de C.I.P.O.L.', la famosa serie de los 60

VALENCIA. Corría el año 1963. Ian Fleming era ya un escritor de éxito internacional que estaba a punto de publicar Solo se vive dos veces, la antepenúltima de las 14 novelas que escribió sobre el agente James Bond. En el cine, sin embargo, las andanzas del 007 no acababan de despegar. Dr No (Terence Young, 1962) y Desde Rusia con amor (Guy Hamilton, 1963) habían ido bien en taquilla, pero nada comparado con lo que vendría después.

Pero Norman Felton, productor de la productora Arena, se dio cuenta de que, con algunos cambios, el espía con licencia para matar podría dar para una buena serie destinada a un público joven. Le contó su idea a Sam Rolfe (el verdadero padre de la criatura) y ambos contactaron con el escritor británico para proponerle que escribiera los guiones de Ian Flemig's Solo.

Tampoco es que se comiera mucho la cabeza: su nuevo personaje, Napoleón Solo, era un agente secreto infalible y tenía un jefe con una atractiva secretaria, April Dancer. La diferencia es que Fleming renunció al (presunto) realismo de sus novelas. Así, el MI-6 se convirtió en U.N.C.L.E, los rusos de Smerch en TRUSTH (un auto-homenaje a ESPECTRA) y añadió algunas notas de humor.

Todo el mundo estaba encantado hasta que se enteraron Harry Saltzman y Albert R. Broccoli, que tenían los derechos del 007 para la gran pantalla. Además, estaban a punto de lanzar Goldfinger (Guy Hamilton, 1964) en el que un personaje (un mafioso que solo aparece un par de mintuos) se llamaba Solo. Tras un tira y afloja que casi acaba en los tribunales, Fleming se desvinculó del proyecto y la productora aceptó cambiar el título: así nació The man of U.N.C.L.E. (que en España se llamó El hombre de C.I.P.O.L).

En todo caso, el escritor no aportó mucho más allá del homenaje a sí mismo. En realidad, lo que tenía en la mente Sam Rolfe se le ocurrió viendo Con la muerte en los talones (Alfred Hitchcock, 1960): una misteriosa red de espías, un inocente implicado a su pesar en una intriga internacional...

LA SERIE LLEGA A LAS PANTALLAS

Superados los problemas legales, The man of U.N.C.L.E. se estrenó el 22 de febrero de 1964. Estaba protagonizada por tres actores tan poco conocidos como eran Robert Vaughn (uno de Los siete magníficos, John Sturges, 1960), David McCallum (que aún no había rodado La gran evasión, John Sturges, 1963) y Leo G. Caroll (un habitual de las películas de Alfred Hitchock). Aunque tuvo cierto éxito, apenas llegó a la cuarta temporada (fue cancelada al cabo de unos episodios).

Ahora, la serie regresa de la mano de Guy Ritchie (Snatch, cerdos y diamantes) y está protagonizada por Henry Cavill (El hombre de acero, 2013), Armie Hammer (El llanero solitario, 2013), Alicia Vikander (El séptimo hijo, 2014), Elizabeth Debicki (El gran Gatsby, 2013) y, en papeles secundarios, Hugh Grant y Jarred Harris (Sherlock Holmes: Juego de sombras, 2011).

 

Cabe señalar que Ritchie, que no sabe que hacer para que dejen de llamarle el ‘ex' de Madonna, cuenta con la colaboración como productor y guionista de Lionel Wigram, con el que ya se ha juntado en las adaptaciones de Sherlock Holmes. Además, es su primer guión desde el (relativo) fracaso de RocknRolla (2008), que se quedó sin continuación pese a estar anunciada.

Como es habitual en una producción como esta que ha tardado diez años en hacerse realidad, son muchos los nombres con los que se han ido asociando a lo largo del tiempo. El cada vez más comercial Steven Soderbergh, por ejemplo, hubiera sido el director si no llega a ser por discrepancias con el presupuesto y el guión. Como protagonista se barajaron los nombres de George Clooney, Christian Bale, Ryan Gosling, Ewan McGregor, Matt Damon, Rusell Crowe, Leonardo DiCaprio y un largo etcétera. 

GUERRA FRÍA CON GLAMOUR

La historia, que combina acción y humor a parte iguales, se sitúa una par de años después de la Crisis de los Misiles de Cuba que estuvo a punto de devolver la Humanidad a la Edad de Piedra. Dos agentes, un americano y un soviético, adscritos a una agencia que oficialmente no existe, deben resolver sus diferencias para impedir que una terrible organización siembre el caos en el mundo con una bomba atómica que ha conseguido.

La gran diferencia con la serie original es que esta nunca explicaba qué hacían dos agentes, cada uno de un lado del Telón de Acero, adscritos a una organización supranacional y supersecreta. Uno de los alicientes de la película es descubrir, medio siglo después, el origen de la relación entre Napoleón Solo (Cavill) y su compañero Illya Kuryakin (Hammer).

Otro de los puntos a favor de Operación U.N.C.L.E. de la película es su aire retro y su apuesta por el glamour (parece producido por Vogue). La clave está en que los productores se dieron cuenta de que 2015 iba a ser un año lleno de agentes secretos cinematográficos (Spectre, Misión: Imposible, Kingsman: servicio secreto, Espías, y con Bourne en la memoria) así que apostaron por ambientarla en los años 60 para diferenciarse del resto (sobre todo, si el proyecto acaba en franquicia, que no sería nada extraño).

A PROPÓSITO DE LA SERIE

La NBC estrenó la serie en enero de 1962 y, ya entonces tomó la primera de las decisiones que acabaría por hacer que se cancelara precipitadamente: aunque había sido rodada en color, decidió emitirla en blanco. Fue el primer encontronazo entre Sam Rolfe y la cadena, pero no el último. Al final, Rolfe acabó yéndose al concluir la primera temporada.

Otra de las anécdotas es que a los productores de la cadena no les hacía mucha gracia una serie en la que había un espía ruso bueno así que, tras ver el episodio piloto, pidieron a Rolfe que se deshiciera de "ese tipo cuyo nombre empieza por ‘K'". Así, por error, en lugar de despedir a McCallum (que interpretaba a Illya Kuryakin) el que pagó el pato fue el actor Will Kuluva (que hacía de jefe de la organización). McCallum, por cierto, se convirtió en el favorito del público femenino.

La serie fue un éxito inmediato. Entre las claves estaba la presencia de actores invitados (un práctica muy común), que hizo por sus episodios desfilaran Leonard Nimoy, Telly Savalas, Leslie Nilsen... Pero lo más llamativo fueron las mujeres: Joan Crawford, Cher, Sharon Tate, Nancy Sinatra, Janet Leigh, Joan Collins...

Pronto, los productores se dieron cuenta del filón y empezaron a exprimir el invento. La reproducción de la pistola de Napoleón Solo se convirtió en el regalo más vendido en Navidades, mientras los episodios se convertían en largometrajes para el mercado internacional, se editaron 24 novelas e incluso conoció un spin-off: The girl from U.N.C.L.E. (1966-1967), con Stefanie Powers (que se haría internacionalmente famosa años después con la serie Hart y Hart), y que apenas duró 29 episodios.

David McCallum, Leo G. Caroll y Robert Vaughn, los actores originales

UN NUEVO COMIENZO

Pese a su éxito (consiguió una docena de nominaciones a los Grammy y los Golden Globes aunque solo se llevó uno), tras la segunda temporada inició un lento declive. A partir de la tercera se le intentó dar un giro hacia la comedia, intentando copiar el éxito que estaba teniendo la serie Batman. El público reaccionó mal y se canceló en enero de 1968. En 1983 se rodó una tv-movie titulada The return of the man of U.N.C.L.E.) que pasó sin pena gloria.

Ahora, el reto de Ritchie es revitalizar el personaje y, con un poco de suerte, convertirlo en franquicia. De momento, las críticas están siendo más que positivas, pero la taquilla no parece acompañar. Sus 40 millones de recaudación el primer fin de semana son algo menos de lo esperado, casi la mitad que Straight Outta Compton, el biopic de la banda de rap N.W.A. de F. Gary Gary (The italian job, 2003) que se ha convertido en la gran sorpresa del verano.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG