X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 18 octubre 2019
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
LO MEJOR DEL AÑO

Resumen discográfico: los mejores discos de la mitad de 2015

JORGE SALAS. 13/08/2015 Listado de los mejores trabajos una vez atravesado el ecuador del curso discográfico

VALENCIA. "Nos gustan las listas porque no queremos morir". De esa manera respondía Umberto Eco en una entrevista al Der Spiegel alemán hace algunos años con motivo de la publicación de su libro El Vértigo de las Listas (2009). El filósofo y escritor italiano descifraba así, sin querer, el laberinto psicológico del Rob Fleming de Nick Hornby en Alta Fidelidad y del melómano medio, del más al menos entregado en su oficio amateur de hacer listas. Eco concluía que las listas, presentes en cualquier rincón de la literatura, de la Ilíada a Ulises, responden a la futilidad de intentar recopilar lo infinito y programar el olvido del "límite desalentador" del ser humano: la muerte.

Esto explicaría en gran parte no sólo la necesidad de hacer listas recopilando lo mejor del año al final del mismo; también la excentricidad de hacerlas a mitad del curso discográfico. Culpable. Quizá algunas de las próximas menciones queden fuera en el inventario de diciembre, aunque no es lo ideal. Con todo, en la misma entrevista en la publicación teutona, Umberto Eco daba otra de las claves: "si interactúas con cosas en tu vida, verás que todo se encuentra en constante cambio; y, si nada cambia, eres un idiota".

El final del verano tiene ese sabor a hierro de final de la carrera, ese amago de fundido a negro o telón bajado. En septiembre se abren los colegios otra vez, y las salas de conciertos vuelven a programar después del erial de agosto. Aprovechando esta inercia, no está de más repasar los trabajos discográficos que ha dejado, de hecho, más de la mitad de 2015.

DEBUTS: QUIEN DA PRIMERO DA DOS VECES

La cosecha valenciana hasta la fecha, con el verano viviendo intensamente su último mes de existencia en 2015, no es desdeñable; y, con total seguridad, la mejor noticia al respecto, más allá de la trascendencia de unos u otros trabajos y de su supervivencia en el tiempo, es la variedad con la que la producción se presenta. Entre el pop de tintes artesanales y polisémicamente fantásticos del Nuvolàstic (Malatesta Records) de los alcoyanos Júlia y la contundencia rock del debut de Siberian Wolves hay un espectro importante que se presenta con la variedad de la paleta de colores del Photoshop.

La juventud integral de los proyectos ha sido una de las marcas más evidentes de esta primera mitad del curso discográfico valenciano. Además de la interesantísima continuación de Mox Nox con Or i Baladre, un disco entre el rock de herencia noventera y el noise pop que les llevó al pasado FIB, y de la extraordinaria ofrenda electrónica al ambient y el krautrock en el debut de Polígono Hindú Astral (00110010), cabe destacar dos estrenos concebidos para situarse en la parte más noble de las listas de final de temporada. Apparitions, la ópera prima de los prometedores Ghost Transmission, que debutan con El Genio Equivocado, y el debut de Ramírez: su Book of Youth (Demian Records) es un magnífico ejercicio de pop con East River Pipe, Daniel Johnston y la nostagia lo-fi en el horizonte.

Ramírez ha debutado con 'Book of Youth'

También ofrecen su primera colección Flipping Colors, aunque la experiencia de sus integrantes está lejos de ser primeriza también. El estupendo homenaje al power pop y al indie noventero de Selfish Shellfish Selfie tiene detrás a músicos experimentados como Nick Trampolino Perry (Zener, Cuello, Jackson Milicia), Pablo Ortuño (Amatria, Mr. Perfumme), Popo López (Sangre de Mono) y Miguel Scarabaggio (Sangre de Mono, The Mad). Lo mismo sucede con Coleccionistas; formado por Jorge Pérez (Tórtel), Ramírez y Remi Carreres, el trío avanzó este verano un single que presumiblemente tendrá su continuación en larga duración antes de que acabe el año.

LAS MEJORES VERSIONES, MARONDA Y LÜLLA

Mientras 2015 se dobla por la mitad, parece haberse celebrado un cónclave secreto al que sólo asistieron bandas de la ciudad con la oscura intención de ponerse de acuerdo para rubricar los mejores discos de sus carreras antes de que concluya el curso; Emma Get Wild, Mist, La Gran Esperanza Blanca, Lülla, Maronda,... nadie faltó a la reunión y todos ofrecen su mejor versión. Carlos Pérez de Ziriza, colaborador de ValenciaPlaza.com y El País, entre otros, destaca precisamente los dos últimos. "El nuevo álbum de Lülla creo que supone un enorme salto cualitativo en su carrera, y me temo que posiblemente no vaya a tener la repercusión que se merece", apunta.

Pero las mejores palabras del periodista van para Vibraciones, el disco con el que Maronda amenaza con colarse en las listas de lo mejor del año cuando importan: en diciembre. "Su segundo disco ya me pareció el mejor de 2013 (al igual que el último de Tórtel me lo pareció en 2014)", explica el Pérez de Ziriza: "veo difícil que algún otro disco llegue a convencerme más de aquí a final de año, y ojalá me equivoque, porque sería señal de que el listón cualitativo ha vuelto a subir, y eso siempre es bueno para eso que damos en llamar ‘escena'", concluye el cronista.

JÓVENES, VETERANOS, SLEATER-KINNEY Y JAMIE XX

"Me da cierto reparo hacer un balance tan provisional, pero en líneas generales creo que la cosecha discurre por donde acostumbra en los últimos tiempos", asegura Pérez de Ziriza, que a nivel nacional añade una mezcla de nuevas referencias jóvenes (Ocellot, El Lado Oscuro de la Broca) y otras veteranas (Fernando Alfaro o Christina Rosenvinge) junto al cantautor Pablo Und Destruktion. A esta lista habría que añadir quizá algunos discos a tener en cuenta, tales como los de Mujeres, Núria Graham, Nueva Vulcano, Tulsa, Joan Miquel Oliver, Francisco Nixon, Nudozurdo o Toundra.

'Cities to Love', de Sleater Kinney es una de las sorpresas del año

El periodista, además, resalta un par de trabajos que, a nivel internacional, han supuesto "dos cumbres en sus respectivos estilos": el de Sleater-Kinney (No Cities to Love, Sub Pop) y Jamie xx (In Colour, Young Turks). "Y hay un tercero que me parece totalmente cautivador, aunque dudo que aparezca en alguna lista, ni ahora ni en diciembre: el de los suecos Death and Vanilla". Discos que pugnarán por resistir el envite de los meses y la amnesia moderna junto a otros de gran calibre como el de Courtney Barnett, Kendrick Lamar, Torres, Ezra Furman, Alabama Shakes, Natalie Prass o Tobias Jesso, Jr.

Sin embargo, como decía Umberto Eco, si nada cambia al final del día, usted es idiota; es muy posible que algunos de los anteriormente referenciados cedan su lugar a discos que aún están por venir en 2015. "Tengo mucha curiosidad por escuchar el nuevo de The Libertines y comprobar si su vuelta tiene sentido, más allá de los escenarios", reconoce Carlos Pérez de Ziriza, que también confiesa tener curiosidad por escuchar las colecciones de Ought, Robert Forster, Disclosure, Chvrches, The Chills o John Grant. "Y, por supuesto, certificar si aún hay vida inteligente en el planeta New Order, o los damos ya por perdidos definitivamente. Cuestión de fe, seguramente", termina.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG