X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 6 octubre 2022
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
empieza la semana que viene

La Feria de Julio recupera a la generación perdida del rock valenciano

C. AIMEUR. 03/07/2015 Miembros de una decena de grupos conforman una actuación que reivindica a toda una generación

VALENCIA. Albert Einstein decía que Dios no juega a los dados. En ocasiones parece que la vida quiere negar al físico alemán. Una de ellas es el caso de algunos de los principales componentes de la Movida valenciana, quienes están viendo como ahora, tres décadas después de sus primeros conciertos, su música vuelve a convocar a centenares de aficionados. Y todo por una casualidad.

La programación de la Feria de Julio de este año tiene, como es tradición, varias citas singulares, y entre las que llama especialmente la atención se encuentra la noche dedicada a la Movida valenciana, un concierto reunión que tendrá lugar el próximo 18 de julio y que contará con la presencia de músicos de grupos como Vídeo, Betty Trouppe, Glamour, Comité Cisne, Presuntos Implicados, Los Inhumanos, Orfeón Brutal, Esgrima, Jah Macetas, Los Kadetes, Armas Blancas, Girasoules y Última Emoción, y figuras como Julio Bustamante, que interpretarán en directo las canciones más famosas de aquella generación de músicos.

La Noche de la Movida Valenciana nace con una clara vocación integradora. En ella actuarán toda clase de grupos y estilos, sin distinciones, con la única ausencia de los grandes del heavy, se echa en falta a Zarpa, ya puestos, en un eclecticismo que no ha sido bien visto por todos. Así, el concierto, que está previsto que dure cerca de tres horas se iniciará con Emilio Solo y su homenaje a Bruno Lomas y concluirá con las canciones de Los Inhumanos, cuyo cantante, Sergio Aguado, ex también de Orfeón Brutal, es uno de los impulsores de la iniciativa.

Durante esas tres horas se sucederán desde nombres propios de formaciones clásicas de aquella época hasta grupos de estilos poco frecuentes a la hora de evocar esos años. Así pues, junto a los momentos tecno románticos de Comité Cisne, los asistentes podrán escuchar formaciones rockers como Blue Moon, e incluso se reservará un espacio para el más que merecido homenaje al recientemente fallecido Morcillo el Bellaco con la interpretación por parte de Radio Kaos de su hit ‘Ya no voy a pensar más'.

El cómo este concierto se ha fraguado es producto de un cúmulo de circunstancias, ese azar antes mentado. Según relata José Luis Macías, componente de Comité Cisne, Glamour, Última Emoción o más recientemente Eleven Sometimes, todo comenzó en febrero de este año. Estaba previsto un concierto de Los Inhumanos en la sala Jerusalem, pero como quiera que el grupo había sido contratado para tomar parte en el Iberia Festival, los organizadores les pidieron que no actuaran en Valencia hasta que se celebrara el festival; paradojas de la vida, el Iberia Festival se cancelaría dos meses después.

Con la fecha concertada del 20 de febrero en Jerusalem, Aguado les propuso a sus compañeros recuperar una idea que ya se habían planteado en una ocasión tras un concierto en San Antonio de Benagéber, que era organizar un espectáculo dedicado a la Movida Valenciana. "Aquello fue hace dos años. Nos habían pedido que tocáramos canciones de Comité Cisne. Yo no era muy partidario pero bueno, al final lo hicimos".

A su favor tenían el hecho de que casi todos los componentes del grupo habían sido miembros de algunas de las bandas que marcaron la música de los 80. "Éramos como una familia", recuerda Macías. El que no había estado en Los Inhumanos había pasado por Glamour, por Orfeón Brutal... Tenía sentido y, como apuntaba entonces Macías: "Lo más difícil estaba hecho: tener un buen espectáculo".

El concierto dedicado a la Movida en Jerusalem tuvo una respuesta inusitada, mucho mayor de la esperada por Aguado, Macías, y el resto de músicos que participaron en él. La sala se llenó y resultó ser una noche especial, casi perfecta. Una demostración más del invencible poder de la nostalgia, que todo lo puede. "Agotaron todo el aforo", recuerda Vicente Mañó.

Fue este verano, mientras se concretaba el cartel de la Feria de Julio, que surgió la posibilidad de reeditar el concierto pero en versión más amplia, para más público. La propuesta, que la presentaron Mañó y Aguado, gustó en el Ayuntamiento de Valencia donde la programaron a ojos cerrados. Y surgió el debate de cómo articular ese concierto.

Aspecto del público durante el concierto en la sala Jerusalem.

Macías explica que, como uno de sus objetivos ha sido revivir aquellos años de la manera más fidedigna posible, decidieron recurirr a los servicios de Luis Pisú, técnico de sonido de la época. Igualmente, se optó por abrir el abanico lo más posible, con ese eclecticismo que hace del concierto un festival en sí. Miembros de Imprevisibles, de Armas Blancas, de Platino, se llamó a todos aquellos que no tuvieran problemas en volver a tocar juntos.

"Hay gente que de los 80 que no está de acuerdo", admite Mañó. "Dicen que la Movida era muy intelectual y no este concepto, tan de masas, y no les falta razón, pero no es malo que se hagan este tipo de conciertos", añade. "A mí me gusta tal y como está enfocado", comenta por su parte Macías, "pero me da miedo que se comercialice, porque cuando lo comercializas no es lo mismo", reconoce.

La idea final es que sea una cita especial, una velada que no será, comenta Macías, ni mucho menos verbenera. "Todos los que participan formaron parte de la Movida", recuerda Mañó. No hay satélites. No es una orquesta. Todos los que están fueron, aunque no estén todos los que fueron. Algunos, porque se oponen; otros, porque tienen otros compromisos. La selección de nombres escogidos para la ocasión, más de 60 músicos, incluye a personalidades de la talla de Nacho Mañó, Lino Oviaño, Copi...

La Noche de la Movida Valenciana será uno de los platos fuertes de una Feria de Julio que comenzará la semana que viene, el próximo 7 de julio, con la actuación de Roger Hodgson, la voz de Supertramp, a quien seguirán Rosendo (9 de julio), La Pegatina + Vadebo (10 julio) y Melendi (11 julio). La programación se completa con otros conciertos destacados, como la artista irlandesa Imelda May, Los Enemigos (17 julio), y dos de la voces más destacadas del música latinoamericana, Lila Downs (23 de Julio) y Pablo Milanés (25 Julio), entre otros artistas. Todos los conciertos se realizan en los Jardines de Viveros y la apertura de puertas es a partir de las 20.30 horas.

Y en medio, esta noche dedicada al rock valenciano de los ochenta, a mitad camino entre la fiesta y el homenaje, que hará que muchos de ellos vuelvan a actuar ante miles de personas, y que permitirá que se vuelvan a escuchar canciones como 'Dulces horas', 'Víctimas del desamor'...  "La gente se acuerda de canciones. Es lo más importante. Y es lo que se van a encontrar", concluye Macías.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG