X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 25 septiembre 2022
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
polémica por la gestión de císcar

José Luis Rueda: "Hice una oferta; que no la hubieran aceptado"

C. A.. 20/06/2015 El IVAM comienza a recibir las obras de Gerardo Rueda que le fueron donadas hace 10 años; la contratasación confirma que también hubieron sobrecostes en las compradas, que costaron 2,9 millones

VALENCIA. El IVAM ya dispone de la contratasación de las obras de Gerardo Rueda que el museo adquirió durante la etapa que estuvo regido por Consuelo Císcar. Dicho informe ha sido ya remitido a Intervención de la Generalitat para que se incorpore al estudio de las cuentas que ha constatado numerosas irregularidades durante el periodo comprendido entre 2009 y 2013 y que ha provocado que UGT denuncie a la exdirectora ante la Fiscalía Anticorrupción.

Si bien no han trascendido las cantidades exactas, fuentes consultadas por ValenciaPlaza.com confirmaban este viernes que la contratasación ha confirmado los peores temores de la actual dirección y ha revelado de nuevo sobrecostes en la adquisición de obras de arte. 

Ante estos hechos, José Luis Rueda, hijo adoptivo y heredero del artista, aseguró este viernes no sentirse preocupado y, tras poner en duda esas contratasaciones, recordó que la compra había sido aprobada por un Consejo Rector en el que, según dijo, se encontraban catedráticos y personalidades del mundo del Arte "de la talla" de Francisco Calvo Serraller, Francisco Jarauta o Tomás Llorens.

"Yo paso una oferta y en función de esa oferta yo hago una donación porque considero que tenía el deber moral de hacerlo", explicaba este viernes a ValenciaPlaza.com. "Hice una donación de 77 obras de Rueda después de la compra. Creo que he sido generoso. ¿O no lo parece? Los precios que a mí me pagaron se aplicaron a lo que pagó el Reina Sofía en el 99. Que no lo hubieran aceptado", apostillaba.

En concreto, José Luis Rueda se refería a la compra que realizó el centro madrileño en el 2000, con José Guirao como director del mismo, de una obra de Rueda por un valor de 163.800.000 pesetas, aproximadamente un millón de euros. Por su parte, el IVAM compró al heredero de Rueda entre los años 2004 y 2007 ocho obras de arte por valor de 2,9 millones de euros y al mismo tiempo recibió en 2006 la donación de 77 obras entre esculturas y bodegones escultóricos, pinturas, óleos o collages que el museo tasó en 21,3 millones de euros.

Unas tasaciones que han sido puestas en duda después de que el informe provisional de Intervención revelara sobrecostes en la adquisición de otras cinco obras que fueron seleccionadas como muestreo. En concreto se trata de una escultura de Natividad Navalón, Tiempo de arroz y sal, que fue adquirida por 128.400 euros; una pintura de Julio Quaresma, Della bestia triunphante (2005), que el museo adquirió en 2011 por 32.400 euros; The Deluge, de Miao Xeaochun, comprada en 2009 por 18.000 euros; Removal assignments, de Javier Arce, adquirida en 2011 por 11.800 euros; y Haboob, de Juan Carlos Nadal, que el IVAM incorporó en 2013 por 14.520 euros. Todas ellas, según el informe de Intervención, fueron compradas por un valor un 110% de media por encima del precio de mercado.  

'La búsqueda del legado', de Navalón, obra valorada en 36.300 euros por el seguro. FOTO: EFE.

El desfase más cuantioso económicamente es el de la obra de Navalón, que habría tenido un sobreprecio 53.400 euros. Se da la circunstancia de que esta escultora ha participado en la última exposición que ha celebrado Císcar como comisaria, en el Centre del Carme y dedicada a Santa Teresa de Jesús. La pieza que allí exhibió, titulada La búsqueda del legado, tuvo un valor de seguro de 36.300 euros.

El desfase porcentualmente más elevado es el de la pintura adquirida a Quaresma. Intervención le calcula un sobrecoste del 1.520%. En el informe realizado para el órgano auditor se constata que se han vendido tres obras de Quaresma en Lisboa entre octubre de 2010 y abril de 2012 por importes que van de 300 a 600 euros, muy lejos de los 32.400 que pagó el museo. La contratasación le da un valor máximo al cuadro de Della bestia triunphante de 2.000 euros. El pintor portugués es amigo personal de Císcar.

Un dato importante según las fuentes consultadas es que en el caso de las obras de Rueda que adquirió el IVAM no se pueden considerar como tales sino como reproducciones, principalmente porque fueron creadas tras la muerte del artista que acaeció en 1996. Las obras se fundieron ex profeso para el IVAM a partir de modelos y maquetas. Con Rueda muerto, no puede existir autoría. Es como una pintura de Velázquez realizada a partir de un boceto. Es una reproducción.

Así sucedió en la primera compra del IVAM de obra de Rueda, que se efectuó en 2004. Fue una obra titulada Gran Relieve que el museo valenciano adquirió por valor de 360.000 euros, una cantidad que se abonó en dos partes: 207.803 euros con cargo al presupuesto de 2004 y 152.197 euros con cargo al presupuesto de 2005.

La documentación del expediente a la que ha tenido acceso Valencia Plaza.com revela que los pagos no se vieron gravados con el Impuesto sobre el Valor Añadido porque, según el contrato se trataba de "una operación no sujeta y que se desarrolla como no empresarial, por cuanto es una transmisión del patrimonio particular de D. José Luis Rueda Jiménez (Ley IVA art. 4)".

En el expediente se hallan emails que corroboran que las obras fueron creadas tras la compra. Es decir, que el IVAM compró algo que no existía; pagó 2,9 millones por aire. Igualmente sucedió con la donación. 44 de las 77 obras requerían ser fundidas para poder incorporarlas al museo. Para ello se firmó un contrato con la fundición CAPA por valor de 512.524 euros que costeó el museo.

Exposición en Madrid de obras de Rueda del IVAM; con Císcar y Ana Botella entre los presentes.

Otro tanto sucedió con las obras compradas. Así lo confirma un correo enviado por la conservadora Marta Arroyo (quien había dimitado en febrero de 2005 del cargo de directora técnico-artístico) a, entre otros, la actual coordinadora de la Colección, Raquel Gutiérrez, y el hombre de confianza de Císcar Juan Carlos Lledó. El correo, enviado el tres de marzo de 2005 a las 14.11 horas, informa que la escultura no estaría terminada en la fundición "antes de 20 ó 40 días". Como resumía un historiador consultado, la operación fue desastrosa para el IVAM: "Yo te vendo una cosa que no existe; tú pagas para que se haga".

Para poner más en solfa el valor abonado por las obras de Rueda, un informe de la evolución del mercado de este artista al que ha tenido acceso este diario apunta que en 2014 la cifra de negocio de las obras de Rueda en subastas por todo el mundo fue de 11.450 euros. La tasa de lotes no vendidos (grabados excluidos) durante este año fue del 81,3%.

Durante los 10 últimos años el 81% de las obras del artista madrileño, el favorito del expresidente José María Aznar, sólo se han vendido en España. Se da la circunstancia de que el expresidente medió para que CajaMadrid, cuando estaba presidida por Miguel Blesa, comprara la colección de 200 obras del artista por 54 millones de euros, también a José Luis Rueda, en operación que finalmente no fraguó.

Otra de las cuestiones que ha revelado el informe es que faltaban 32 obras de la donación. Este error se ha comenzado a subsanar, según confirmó el propio José Luis Rueda, quien anunció que este viernes ya habían llegado al IVAM una decena de obras. Igualmente garantizó que antes del 15 de julio, "mucho antes" de esta fecha tope que le ha puesto el museo, el resto de piezas se hallaran en Valencia.

"Cuando yo vendo esta obra y hago la donación yo no pienso estafar", se defendió Rueda, quien recordó que la relación del artista con el museo valenciano se inició antes de que Consuelo Císcar fuera directora del IVAM. Así aludió a la exposición retrospectiva que realizó este museo en 1996, cuando era director Juan Manuel Bonet, y que dicha exposición se comenzó a negociar en tiempos de Carmen Alborch al frente del museo. Por todo ello se mostró convencido de que el IVAM había pagado un precio justo. "Me da igual cómo lo tasen", concluyó.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG