X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Miércoles 25 noviembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
del 26 de junio al 5 de julio

Carlos Sobera protagoniza en el Olympia una "frenética" sátira política

CULTURPLAZA.COM. 17/06/2015

VALENCIA (EP/VP). La comedia 'El ministro', escrita y dirigida por Antonio Prieto y protagonizada por Carlos Sobera, Marta Torné, Javier Antón y Guillermo Ortega, invita a reflexionar sobre la crisis de valores, la falta de honradez y los límites de la ambición en el Teatro Olympia de Valencia.

La obra, producida por Arequipa y Endemol, se estrenó a finales de septiembre en Madrid y se ha presentado este martes en rueda de prensa en Valencia, donde permanecerá en cartel los días 26, 27 y 28 de junio y 3, 4 y 5 de julio.

Según Sobera, se trata de "una comedia de enredo, que funciona con un ritmo frenético, contrarreloj", y que si bien "aprovecha para hacer una sátira política y social del momento actual, fundamentalmente es una comedia de personajes, una comedia humana".

El montaje se centra en el "lío" que surge cuando se encuentran "cuatro personajes miserables, un ministro de economía que sólo piensa en el poder, una profesora de francés que parece supermaja pero sólo piensa en dar el braguetazo" y "dos indignados que tienen un discurso muy populista pero, en el fondo, son dos ladrones que pegan un palo a un banco y también tratan de cambiar su vida en la manera en que pueden".

Carlos Sobera da vida a ese voraz ministro de economía, ávido de poder político y personal que se lanza a la conquista de la profesora de francés de sus hijos, 30 años más joven que él e interpretada por Torné, sin saber que ese será el principio del fin de sus días de gloria.

El ministro logra colarse en la casa de la profesora con el objetivo de seducirla, pero en plena vorágine es sorprendido por el robo a mano armada en una sucursal bancaria situada en los bajos del inmueble, por parte de dos ladrones que odian la clase política que él representa.

Preocupado por huir del lugar sin ser reconocido por la policía, al servicio de su gran enemigo político el ministro del interior, ni por la prensa agolpada tras el cordón policial, pronto verá superadas todas sus expectativas de desgracia personal con la llegada de los ladrones al piso donde se encuentra con la joven, exnovia de uno de ellos.

A partir de este momento todos los personajes harán lo imposible por sobrevivir a este estrambótico y divertido enredo de la mejor manera posible. Los ladrones intentarán huir con el botín y evitar la cárcel, la profesora de francés el desamor y el ministro el fin de su carrera.

CONDUCTAS CERCANAS PERO CUESTIONABLES

Según su director, se trata de "una historia muy universal, sin localismos ni cuestiones maniqueas", que cuenta "con marco político, pero sin arengas ni discursos políticos", y muestra una serie de reacciones que "le podrían suceder a cualquiera" para plantear una reflexión sobre las conductas humanas y cómo personajes, en principio más cercanos al público que el ministro, "también son cuestionables".

'El ministro' surge como "una invitación a la reflexión a la gente", a partir de situaciones humorísticas, planteada dada la convicción de su autor de que "uno de los problemas que tiene España es justamente que se está padeciendo lo que se padece en cuanto a corrupción y desmadre general porque, individualmente, la gente también juega un poco a esto".

"Vemos el error en los políticos y no somos capaces de conjugar el error también en nosotros y lo triste es que los políticos muchas veces están jugando a eso, a que al final van a tener que aceptarles porque, en el fondo, son como ellos y si les dan la oportunidad de robar, lo van a hacer", ha reprobado Prieto, quien insta a analizar "cómo, en el fondo, cualquiera es capaz de actuar de un modo dudoso moralmente".

LÍMITE DEL HUMOR E IVA CULTURAL

Por otro lado, preguntado por si el humor debería tener límites, ha afirmado que "si uno es representante público está obligado a dar una ejemplaridad, sobre todo porque se ve sometido al escrutinio de fracciones rivales y todo se complica", pero "ellos sabrán hasta dónde se sienten obligados o no a hacer".

En el ámbito artístico, Prieto opina que existe la "obligación de crear debate, normalmente transgrediendo", y ve "una noticia extremadamente saludable que alguien sea capaz de reírse con algo dramático, también de cara a superar algún tipo de trauma".

Por su parte, Sobera, preguntado por el cambio político y si tiene esperanzas de cara a una posible bajada del IVA cultural, ha manifestado que "siguen gobernando los mismos y habrá que esperar". A su juicio, la subida impositiva en este ámbito "es un craso error y muchos se han quedado en el camino" por el "daño terrible" en sectores como el teatro.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG