X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Sábado 5 diciembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
CINE NOSTALGIA

Elogio y refutación de 'Los Goonies'

C. A.. 12/06/2015 El cine MN4 de Aldaia la repone con motivo de su 30 aniversario

VALENCIA. Este domingo se celebraba el 30 aniversario del estreno de Los Goonies (Richard Donner, 1985) en Estados Unidos. La película, convertida en mítica por una generación, se ha situado por encima de su verdadera calidad intrínseca para transformarse en un largometraje de culto con devotos incluso entre cineastas que la defienden con ahínco.

Desde hace tres semanas los cines MN4 de Alfafar la han recuperado para su programación. La proyectan en una copia de 35 milímetros. No es la primera vez en este año que la película vuelve a la programación de la multisala. "La tuvimos hace cuatro meses en cartelera y la fuimos rotando", explica Arturo Hernangil, gerente de MN4. "Cuando la vimos un poco agotada la retiramos pero ahora al volverla a poner ha funcionado", relata.

A rebufo del aniversario las cifras de taquilla de la película han sido notablemente mejores. Así lo constata Hernangil, quien asegura que en el último fin de semana la película ha incrementado su recaudación un 15%. A su favor juega que cuenta con un precio reducido de cinco euros y, por supuesto, la onomástica.

"La semana pasada con el tema del 30 aniversario tuvo una buena asistencia", dice Hernangil. Y no son sólo adultos cuarentones. "Hay gente más joven, que vienen curiosamente en pareja, normalmente chicos. Hay algunos que llevan a sus hijos", añade. Padres que pasan la antorcha de la veneración a sus vástagos, algo que sucede con muy pocas películas, como La Guerra de las Galaxias, Regreso al futuro o la saga sobre Indiana Jones.

Los MN4 se han convertido en lugar de peregrinaje para centenares de aficionados que acuden al calor de una película que, como admite el propio Hernangil, vista hoy, con la madurez, resulta "muy normalita". De hecho, el reputado crítico Roger Ebert le daba una calificación de tres estrellas y en su reseña señalaba que era una película que "camina en una delgada línea entre lo delicioso y lo horrible".

"Se ha mitificado", admite Hernangil. Una mitificación que él mismo comparte y que, además, se comprende en el actual contexto. Al ser el único cine en la Comunidad Valenciana con la copia, el MN4 se ha beneficiado de una cartelera huérfana de producciones para todos los públicos con tirón.

El discreto resultado de Tomorrowland, pese a sus números uno en taquilla, muy lejos de las cifras que vaticinaban en Disney, unido a la escasez de largometrajes de animación, han hecho que Los Goonies logre unos resultados más que dignos y se haya convertido en un pequeño regalo para los MN4. Junto a ella destaca ¡Upsss! ¿Dónde está Noé?, la única película que ha subido de recaudación desde su estreno, en concreto un 7%.

¿Es tan buena Los Goonies? Sin duda, no. Como largometraje adolece de originalidad. Está repleto de clichés. El argumento se desarrolla de manera harto previsible. El humor resulta a veces vulgar, cuando no simple. Los chascarrillos a costa del personaje de Data bordean el racismo.

Cierto que es amena, el oficio de Donner es considerable, pero si hubiera que describirla se podría decir que es la mezcla perfecta entre lo más tópico de Verano azul (sí, la serie de Antonio Mercero) con lo más dinámico de la saga Arma letal (que consagró a Donner como blockbuster).

Y sin embargo, pese a sus carencias, pese a sus fallos, la película sigue ganando adeptos, sigue siendo venerada por un público que acude a ella no por sus valores cinematográficos intrínsecos —Gremlins (Joe Dante, 1984) era mucho más divertida y sorprendente— o siquiera humanos —Cuenta conmigo (Rob Reiner, 1986) era más emotiva y sincera— sino porque evoca como pocas todo el espíritu de un cine, el comercial estadounidense de los años ochenta, con todos sus defectos y sus virtudes.

No en vano tras ella se encontraba el rey Midas Steven Spielberg quien, como hiciera en Poltergeist (Tobe Hooper, 1982) le cedió todo el control a Donner y la jugada le salió rentable, muy rentable. Tanto que fue una de las diez películas más vistas de su año y una de las cinco con mayor taquilla entre los filmes para todos los públicos.

Sus fans aguardan con emoción la posible secuela que ha anunciado por activa y por pasiva su director, Richard Donner. Un regreso que contará con el beneplácito de toda esta legión de seguidores irredentos que se obstinan en evocarla. Hasta entonces, si están en Valencia podrán revivirla en los MN4. Los Goonies no será una obra maestra, pero algo tiene; eso es innegable.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG