X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 26 enero 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
EL CABECÍCUBO

‘Magnífica 70', una serie de HBO sobre el porno brasileño de los 70

ÁLVARO GONZÁLEZ. 30/05/2015

HBO Latin América lanza una serie sobre el cine porno en el Brasil de la dictadura

VALENCIA. Pornochanchada, apunten el término. Son las películas que mezclaban porno y comedia en Brasil durante los 70 y principios de los 80. Cuenta la Wikipedia que, aunque el Brasil de la dictadura era especialmente estricto con la censura, al final las pornochanchadas terminaron colando porque en realidad no criticaban al gobierno. El género llegó a ser tremendamente popular y muchos directores de prestigio no pudieron ocultar en sus curriculums que alguna vez en su vida rodaron alguna pornochanchada. Podría seguir repitiendo la palabra sin parar porque me encanta, pero vayamos al grano.

Magnifica 70 trata de revivir aquellos años en Boca do Lixo, el nombre que recibía la industria cinematográfica brasileña en honor a uno de los barrios más controvertidos de Sao Paulo. Una factoría de cine "de explotación" que tocaba desde el terror al erotismo o softporno, como en este caso.

Es 1973 y el protagonista se llama Vicente, un implacable censor. Le vemos tragándose las películas él solo en una sala de proyección y, cuando aparece una escena subida de tono, aprieta un timbre para que el maquinista marque los fotogramas a censurar. Ese es su día a día.

Después redacta un informe, se lo entrega a su jefa y, si la película es excesiva, se retira del mercado. Al final, de tanto ver este tipo de películas ocurre lo irremediable, el censor termina poniéndose cachondo. Bueno, más bien digamos que se enamora de una actriz.

Para el público brasileño, se trata de revivir no sólo la época de las películas de los cines de barrio, sino también la de la dictadura y la censura. El director de Magnífica 70 así lo expresa: "Yo crecí dentro de una dictadura militar, yo no vi La Naranja Mecánica cuando fue lanzada porque algún censor la vio y pensó que no la debía ver, El Último Tango fue prohibida. Vivir en un estado de derecho donde alguien decide lo que puedes o no puedes hacer es lo peor que le puede suceder a un ciudadano, y eso, está en la serie". Es otro producto de la escuela Cuéntame en el fondo.

Por otro lado, la escena en la que el censor se excita recuerda a aquellos testimonios que dejaron Berlanga y compañía en Imágenes prohibidas, la excepcional serie de Televisión Española sobre la censura. Especialmente cuando comentaban que había escenas que se censuraban sin motivo alguno, tales como alguna mirada, un gesto con los labios. Lo que fuera que excitaba la imaginación del censor que terminaba interpretando como sexual escenas de lo más corriente.

Vicente parece esa clase de hombre. De una rectitud inquebrantable, la serie nos muestra como se acuesta con su mujer: con la luz apagada y en la postura del misionero, lo que se dice sexo católico y de derechas de toda la vida. Sin embargo, como decimos, una rubia despampanante de una película de repente le deja turbado. La cinta se llama La estudiante fogosa, sobre una alumna en un internado de monjas donde es sometida a una férrea disciplina sexual muy estimulante para el censor.

La actriz en cuestión es otra de las protagonistas. Se mete en la profesión porque tiene que conseguir dinero para pagar una deuda de su hermano, preso, y amenazado por los mafiosos. Como actriz, en la productora Magnifica conocerá a Manolo, el director, famoso por "convertir mierda en dinero", en palabras del empresario que le financia.

Manolo es un ex camionero, contrabandista, etcétera, etcétera que termina como tantos otros balas perdidas en el mundo del cine porno. En este punto, también recomendar la extraordinaria biblia de la historia del cine porno Hollywood maldito, para quien esté interesado en estas peripecias vitales.

El punto fuerte del primer capítulo que se ha emitido es que los socios capitalistas de La estudiante fogosa se quedan a cuadros cuando ven que al ser la cinta prohibida han perdido todo el dinero que habían invertido. Es ahí donde Vicente, al que le ha picado el gusanillo por la actriz, decide adentrarse en este mundo ofreciéndose para liberar la película.

Dicho todo esto, cabe recordar que la factura de HBO Latin America y la de HBO estadounidense no es igual. No es que esté exenta de calidad, pero se acercan a producciones televisivas más estándar. Con su banda sonora pesada, sus obviedades y sus cámaras lentas en momentos de mucha tensión... Más típico todo. Del mismo modo, el guión es más plano, va más directo al grano y tiene personajes más estereotipados o escenas de amor, de enamoramientos, que dan dentera, lo que no ocurre en las series de la matriz. Pero no por ello dejan de tener su punto.

Aunque por lo leído, parece que la serie más que inclinarse por mostrarnos con realismo soviético el pasado de Brasil -algo que ya hacen sus cineastas con maestría, como en Madame Sata de Karim Aïnouz, por citar un ejemplo- tendrá más de triángulo amoroso que de otra cosa. En las últimas escenas del primer capítulo ya se ve, con mucha grima, que algo surge entre el censor reprimido y la actriz porno, Dora.

Y el futuro que le espera a Vicente también parece un tanto fantasioso, porque de censor reprimido pasará a creador de cine pornochancha: "Es ahí donde comienza su doble vida, ya que por un lado debe censurar, pero nace su interés por el cine y empieza a escribir y producir películas eróticas", ha explicado la actriz Simona Spoladore, que interpreta a la aludida Dora.

Pero tampoco es recomendable tragarse solo productos provenientes de mercado anglosajón porque uno pierde la perspectiva. No todas las grandes ideas tienen lugar en esas industrias. Para muestra, las mejores series sobre corrupción ahora están llegando de Italia y esta semana hemos descubierto que el reality más arriesgado de todos los tiempos viene de Chequia. Se trata de Vacaciones en el protectorado, un concurso en el que los participantes tienen que sobrevivir en las mismas condiciones que sus antepasados bajo la ocupación nazi. Como algo relacionado con la memoria histórica sería impensable en España, esta semana solo recomendaremos que los años del destape y el cine clasificado ‘S' en nuestro país bien merecen un homenaje como esta serie.

Comparte esta noticia

2 comentarios

Irene escribió
03/06/2015 02:25

quiero saber el nombre de la persona que canta cuando termina la serie. Gracias

vicente escribió
31/05/2015 16:43

En verdad el cine pornochanchada no era porno, aun que no era explicito. Estaba mas para "soft porn". Después, cerca de los 80, que se transformou en porno, pero aí no era mas conhecido como pornochanchada. (chanchada és comedia). Perdón por mi español, que no és mui bueno...l

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG