X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 7 octubre 2022
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
cine y turismo

El acuerdo del millón de euros: Cómo aprovechar bien 'Tomorrowland'

C. AIMEUR/ FOTOS: EVA MÁÑEZ. 20/05/2015 El estreno de la película es la oportunidad de convertir la Ciudad de las Artes y las Ciencias en un icono; Disney ha donado dos naves a Valencia FOTOGALERÍA

George Clooney atusa a Brad Bird poco antes del estreno. FOTO: EVA MÁÑEZ.

VALENCIA. George Clooney desplegó este martes su simpatía en Valencia, hasta el punto de atusar a Brad Bird a las puertas del estreno en L'Hemisfèric. A mal tiempo buena cara, dice el refranero. Acompañados por Britt Anderson y la niña prodigio Raffey Cassidy, los tres intérpretes y el director de Tomorrowland acudieron a la ciudad a realizar la première española, tras los pases de Los Ángeles y Londres. Y lo hicieron en el perímetro Carl Sagan, un portento que como los personajes de la película soñaba con un mundo mejor.

Bird habló de que la apuesta de rodar en Valencia había sido un acierto; "la mejor decisión que tomamos". Clooney elogió a la ciudad, donde dijo que había disfrutado durante su estancia. Anderson recordó la paella que se tomó en el hotel Westin y el partido del Levante que vio gracias a la mediación del presidente Quico Català. Hasta Cassidy dijo que quería vivir en Valencia. La arquitectura de Santiago Calatrava fue puesta en los altares por el equipo, ventajas de no tener que pagarla ironizó un periodista, y se refrendó su atractivo visual. Si la Ciudad de las Artes y las Ciencias cotizará en Bolsa, sus acciones habrían subido un buen porcentaje.

Más de 200 medios se acreditaron para la rueda de prensa y la alfombra roja (realmente era azul) que se realizó por la tarde bajo la lluvia de mayo. Valencia estuvo presente en todos los medios nacionales e internacionales y, por una vez, no era por un caso de corrupción. A ello se unía lo adecuado de la cita. A diferencia del estreno de Quantum of Solace en 2008 en el Palau de les Arts, en esta ocasión no tuvo coste para las arcas públicas. Era una acción publicitaria coherente que además le ha salido rentable a las cuentas de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

La satisfacción en el equipo directivo del complejo este martes era considerable. Las expresiones de Clooney diciendo que los edificios de Calatrava estaban llenos de "esperanza" y convocando a "los soñadores" a visitar Valencia, del mismo modo que hace su rol de Frank Walker en la película con el Tomorrowland ficticio, dibujaron sonrisas entre los responsables de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Los directivos de Disnety España que acudieron a la presentación. FOTO: EVA MÁÑEZ.

Los términos del contrato de alquiler del inmueble están limitados por las cláusulas de confidencialidad. Disney ha llevado en secreto las negociaciones. Se sabe que el rodaje ha generado 4,8 millones de euros para la ciudad, traducibles en contratos para profesionales, gastos de hotel, dietas... A ellos habría que unir el cerca de un millón de euros que según diferentes fuentes abonó Disney por el uso en exclusiva durante una ventana de tiempo de las arquitecturas del edificio y su imagen. Si una empresa quisiera rodar un anuncio este miércoles tendrá que esperar un par de años.

¿Y ahora qué?

El objetivo debería ser, conviene el director de CulturArts, José Luis Moreno, conseguir que la publicidad que supondrá el filme revierta en la ciudad y el turismo como hizo Nueva Zelanda con El señor de los anillos. "Falta ver cómo funciona. Por lo que parece que es una película muy entretenida y tiene todos los números para ser un éxito. Pero deberíamos saber aprovechar esa proyección que va a suponer para la ciudad y, sobre todo, para la Ciudad de las Artes y las Ciencias", comentaba media hora antes de asistir al estreno, reservado a sólo 250 personas.

La comparación con Nueva Zelanda es precisa, ya que en el caso del país oceánico y la trilogía basada en las novelas de J. R. R. Tolkien sucedía algo parecido a lo que pasa con la Ciudad de las Artes y las Ciencias en Tomorrowland. Realmente no salen en pantalla. No son identificadas como tales. Tanto los paisajes naturales neozelandeses como el complejo de Calatrava han sido empleados para recrear mundos de fantasía. Es más, en ambos la realidad después ha sido mejorada y ampliada en los largos procesos de post producción.

LOS TRES PASOS PREVIOS

Para conseguir que la Ciudad de las Artes y las Ciencias y Valencia saquen verdadero partido del rodaje y de la película, para lograr que la experiencia sea algo más que un mero paseo por el papel couché, es necesario en primer lugar un proceso de identificación a posteriori. Así lo señala un responsable de la Spain Film Commission, quien alaba la "generosidad" de Disney que, según cree, ha permitido que sea más fácil esa identificación. "El hecho de que le hayan dejado a la Ciudad de las Artes y las Ciencias vender merchandising de la película es bueno porque permitirá que el visitante al complejo pueda relacionar a Tomorrowland con la ciudad", explica.

Secuencia de 'Tomorrowland' rodada en el Museo de las Ciencias.

El segundo paso consistiría en saber "aprovechar" el lanzamiento internacional del film. El que la película se haya estrenado en Valencia, "con primeras figuras y el director", con toda la parafernalia de Hollywood, y esa presentación se haya realizado antes incluso de su estreno comercial en Estados Unidos, todo eso sitúa a la ciudad en una buena posición de salida en la carrera en pos del turismo cinematográfico. "Han venido, han estado aquí y han salido en todas las televisiones. Es un ejemplo perfecto de publicidad positiva", recalcaba.

Para ello, dicen desde la Spain Film Commission, se debería trabajar de cara a incentivar el vínculo entre la Ciudad de las Artes y las Ciencias y la película. Con cartelería, con anuncios, con referencias... "Habrá que negociarlo con Disney pero sí, es evidente que podemos realizar acciones como una exposición", admitían desde el equipo de dirección del complejo valenciano. "Sería lo ideal y no lo descartamos, ni mucho menos", añadían.

Por último, el tercer paso y definitivo, dicen los profesionales consultados, pasaría por establecer una ruta Tomorrowland en el propio complejo, indicar de alguna manera dónde y qué se rodó de la película para que los visitantes pudieran a su vez difundirlo. "Se necesita algo que se pueda fotografiar, algo tangible", explican desde la Spain Film Commission. "Un muñeco con el actor, pósters, objetos con los que la gente pueda hacer sus selfies", explicaban.

Y es que, si bien es cierto la Ciudad de las Artes y las Ciencias es completamente reconocible en muchos tramos del largometraje, hasta el punto que cabría hablar de homenaje a Calatrava, los efectos especiales han hecho que los edificios se multipliquen o se modifique el skyline.

Britt Anderson, en la secuencia filmada en los arcos del Palau de les Arts.

Algo parecido también sucedió con la Plaza de España de Sevilla, que fue utilizada en el rodaje de Episodio II: El ataque de los clones de la saga de la Guerra de las Galaxias. Una de las fuentes consultadas destaca que precisamente algo de lo que se quejan muchos fans de Star Wars es que no está bien señalizado dónde se hizo el rodaje. "Debemos aprender y no cometer los mismos errores", apunta.

LAS DOS NAVES REGALADAS

La Ciudad de las Artes y las Ciencias cuenta con un as en la manga: dos de las naves empleadas en el rodaje fueron donadas de manera gratuita por los responsables de Disney. Una de ellas, señalan desde el complejo está previsto exhibirla. La otra podría, por ejemplo, ubicarse en emplazamientos cercanos y muy transitados, como el parque Gulliver.

"Se tiene que poner en valor que el rodaje fue aquí", insiste un productor valenciano. "Participaron muchos técnicos locales. La media hora que se rodó en Valencia contó con profesionales de toda España que fueron coordinados por una productora española. Eso es muy bueno para la industria audiovisual nacional", agrega.

Tomorrowland se estrenará en España el 29 de mayo. Para entonces no quedará recuerdo físico del rodaje ni de la presentación de la película. Ya no habrá carteles con los rostros de Clooney y Anderson mirando a los edificios, ni alfombra azul. Ninguno de sus actores estará en Valencia. Será entonces el momento de iniciar el proceso para traducir emocional y publicitariamente el vínculo que une al largometraje de Bird con el complejo. Para que nada se pierda. Una tarea que hará que la experiencia cobre otra dimensión.

Clooney, Cassidy, Bird y Anderson, este martes en Valencia. FOTO: EVA MÁÑEZ.

Noticias relacionadas

Comparte esta noticia

1 comentario

marc escribió
21/05/2015 18:18

fantástico artículo de nuevo, Carlos! el tema ahora es... si Compromís ganara las elecciones y pasaran a gobernar, está claro que se avergonzarían de este evento (aunque no le haya costado un euro a los valencianos) e intentarían borrar cualquier relación entre la película y Tomorrowland. Son así y no quieren una Valencia internacional ni moderna. Quieren que sea como la parte chunga del Cabanyal. Esa es la Valencia que quieren. Ojalá no pase.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG