X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 2 octubre 2022
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
LA PANTALLA GLOBAL

Cannes 2015:
Elegidos para la gloria

EDUARDO GUILLOT. 08/05/2015 Un repaso a los favoritos para alzarse con la Palma de Oro en el festival de cine más importante del mundo, que comienza el día 13

VALENCIA. El poder económico y la hegemonía cultural los detenta Hollywood, capaz de inundar de basura indigesta las pantallas de todo el mundo cada fin de semana, pero durante unos cuantos días al año, el epicentro del planeta cine se traslada a una pequeña localidad de la Costa Azul francesa. El festival de Cannes todavía permite pensar que existe un mínimo reducto para el cine concebido como arte, ese que da relevancia a los autores y trata de responder con imágenes a las preguntas que se hace una sociedad en crisis permanente.

Hasta los telediarios, que el resto de la temporada se rinden sin vergüenza a los blockbusters, tienen un hueco para hablar de Cannes, un certamen que ha exhibido material de incuestionable calidad incluso en sus peores ediciones. La de este año comienza el próximo día 13.

El de Cannes no fue, sin embargo, el primer festival de cine. Ese honor corresponde a la Mostra de Venecia, inaugurada en 1932 a mayor gloria de los intereses turísticos y hosteleros de la Italia fascista. No sería hasta 1946 cuando surgiría la competencia francesa, también localizada en el litoral mediterráneo. Con el tiempo, el de Cannes se ha convertido en el certamen de referencia. Según el veterano Gilles Jacob, delegado general desde 1978 y presidente del festival hasta 2014 (actualmente es Pierre Lescure), la clave de su éxito está en el criterio de la selección, aunque admite que "entre los festivales hay una competencia cada vez más encarnizada, debida al aumento de certámenes y a la disminución del número de películas de gran calidad". Entre las escogidas por los comités de Cannes este año se encuentran, sin duda, algunas de las que marcarán la próxima temporada.

LA SECCIÓN OFICIAL

Un simple vistazo al listado de títulos que compiten por la Palma de Oro produce vértigo. Durante el festival se podrá ver, por ejemplo, Dheepan, la nueva película de Jacques Audiard, consagrado con Un profeta (Un prophète, 2009) y que, tres años después de De óxido y hueso (De rouille et d'os, 2012), se zambulle en la historia de un guerrero tamil de Sri Lanka que viaja a Francia y termina trabajando como vigilante en las afueras de París. También Sicario, el trabajo más reciente del canadiense Denis Villeneuve, un director controvertido que ha recibido tantos aplausos como reproches por Incendies (2010), Prisioneros (Prisoners, 2013) o Enemy (2013), y que parece instalado definitivamente en la industria estadounidense. Emily Blunt, Josh Brolin y Benicio del Toro son los protagonistas de una película sobre una joven agente del FBI que se une a un equipo de la CIA para tratar de desarticular un cartel de narcos mexicanos.

Italia cuenta con tres importantes bazas para llevarse premio. Por un lado, Il racconto dei racconti, de Matteo Garrone. El director romano, asiduo de Cinema Jove desde finales de los noventa, dio el gran salto internacional con Gomorra (2008), su impactante (y un tanto sensacionalista) adaptación del libro de Roberto Saviano, y aunque la posterior Reality (2012) no obtuvo el mismo eco, le mantuvo en primera división. En este caso lleva a la pantalla una colección de cuentos de Giambattista Basile, publicada originalmente en 1634, que sigue el modelo del Decamerón de Bocaccio. Del país transalpino llegará también Youth, nueva experiencia en inglés de Paolo Sorrentino, tras el éxito de La gran belleza (La grande bellezza, 2013), premiada con el Oscar. El director napolitano ha reunido un reparto de lujo, con Michael Caine, Harvey Keitel, Jane Fonda y Rachel Weisz, para reflexionar sobre la madurez y el paso del tiempo. El tercer italiano en liza es el veterano Nanni Moretti, que presenta Mia madre, un film de resonancias autobiográficas interpretado por Margherita Buy, John Turturro y el propio director.

El siempre interesante Gus Van Sant estrenará en La Croisette un film con guión de Chris Sparling (Buried, Rodrigo Cortés, 2010) y titulado The Sea of Trees, sobre un norteamericano (Matthew McConaughey) que viaja al Monte Fuji para poner fin a su vida en el Mar de Árboles, pero se encuentra con otro suicida japonés (Ken Watanabe) y ambos cambian de idea e inician un singular viaje conjunto. Otra pareja, pero femenina, protagoniza Carol, adaptación de la novela de Patricia Highsmith sobre la relación afectiva entre dos mujeres (Rooney Mara y Cate Blanchett) en el Nueva York de los años cincuenta, que nadie mejor que Todd Haynes podía llevar a la pantalla. El director de films como Poison (1991), Safe (1995), Velvet Goldmine (1998) o Lejos del cielo (Far From Heaven, 2002) vuelve sobre sus temas recurrentes (identidad, melodrama, diferencia, entorno social) tras llevar a la televisión de manera magistral Mildred Pierce (2011), la obra de James M. Cain.

También habrá que estar atentos a The Lobster, primera intentona de ficción en inglés (con Colin Farrell y Rachel Weisz) del griego Yorgos Lanthimos, que salió del anonimato, precisamente, gracias a Cannes, cuando Canino (Kynodontas, 2009) ganó el premio de la sección Un Certain Regard, sin que ningún miembro del jurado se percatara de sus evidentes similitudes con El castillo de la pureza (Arturo Ripstein, 1973). El argumento promete: En una sociedad distópica, todo aquel que permanezca sin pareja, es arrestado y transferido a un hotel en el que están obligados a encontrar su media naranja en un máximo de 45 días.

En lo que respecta a la representación asiática, tres pesos pesados buscaran la gloria en el festival. Por un lado, el taiwanés Huo Hsiao Hsien, que presenta The Assassin (Nie ying niang), su primera película desde la experiencia francesa de El vuelo del globo rojo (Le voyage du ballon rouge, 2007). Por otro, el maestro japonés Hirokazu Kore-eda. Umimachi Diary se basa en un manga de Akimi Yoshiday y vuelve sobre cuestiones relacionadas con la infancia y la adolescencia, temas habituales en su filmografía. Finalmente, el chino Jia Zhang-Ke compite con Mountains may Depart (Shan he gu ren), un ambicioso drama dividido en tres partes que suceden, respectivamente, en los años noventa, el presente y el año 2025. El jurado, presidido por los hermanos Coen, no lo tendrá nada fácil.

LAS SECCIONES PARALELAS

Los cineastas orientales copan el interés en la prestigiosa sección Un Certain Regard, donde se podrá disfrutar de films como An, la nueva película de la japonesa Naomi Kawase, basada en la novela de Durian Sukegawa; también de Journey to the Shore (Kishibe no tabi), de su compatriota, el veterano Kiyoshi Kurosawa; y de Taklub, el más reciente trabajo del filipino Brillante Mendoza; sin olvidar al tailandés Apichatpong Weerasethakul, que ganó la Palma de Oro en 2010 por Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas (Loong Boonmee raleuk chat) y vuelve al certamen con Cemetery of Splendor (Rak ti Khon Kaen), una historia en la que no faltan los sueños extraños y los fantasmas.

Fuera de competición, el listado sigue creciendo. Por ejemplo, con el último Woody Allen, titulado Irrational Man y protagonizado por Joaquin Phoenix y Emma Stone. O con Love, la nueva provocación del siempre polémico Gaspar Noé, que define la película (un porno chic en tres dimensiones) como "un melodrama sexy sobre dos chicas y un chico, que se la pondrá dura a los chicos y hará llorar a las chicas". Se proyectará en una de las sesiones de medianoche.

La cosa no termina aquí. Están también los films que se estrenarán dentro de la Quincena de los Realizadores, entre los que han sido seleccionados los españoles Un día perfecto (Fernando León de Aranoa) y el corto Pueblo (Elena López Riera), así como L'ombre des femmes, la nueva película del francés Philippe Garrel; Trois souvenirs de ma jeunesse (Arnaud Desplechin), Yakuza Apocalypse: The Great War of the Underworld (Gokudou daisensou), del  japonés Takashi Miike, o As mil e uma noites, una trilogía de seis horas de duración que supone el regreso del portugués Miguel Gomes, autor de la magistral Tabú (2012).

Y si echamos una mirada a las proyecciones especiales, hay que citar, al menos, Oka, de Souleymane Cissé, el cineasta más importante de Mali; Une historie de fou, del francés Robert Guédiguian; y Amnesia, con la que Barbet Schroeder vuelve a la isla de Ibiza, donde ya rodó More en 1969. Ahora, más allá de saber quién se llevará los principales galardones del festival, la incógnita reside en saber cuántas de las películas citadas en este artículo llegarán a los cines españoles, y cuándo. Porque la industria se queja de las descargas ilegales, pero mientras las pantallas estén ocupadas por reposiciones de culto y estrenos irrelevantes, el cinéfilo tendrá que buscar los medios a su alcance para poder disfrutar de la ingente cantidad de cine de interés que se queda en el limbo de la distribución.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG