X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 15 noviembre 2018
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
DEBATES CON TABLAS

A falta de Canal 9,
bueno es el teatro

EUGENIO VIÑAS. 07/05/2015

VALENCIA. La realidad supera a la ficción. Al menos en lo que se refiere a la tendencia teatral. Así, cuando el mundo ya contaba con más de medio siglo de tradición en los debates electorales televisados, la región valenciana rebobinaba sobre la generación Whatsapp hasta ofrecer -extinto Canal 9- el debate político sobre las tablas. Sucedió anoche en la que un día fue la Casa de los Obreros católicos, pero es desde hace décadas el Teatre Talia.

La familia Fayos ha cogido el guante de los tiempos electorales, a tan solo 18 días de las elecciones autonómicas y municipales más convulsas de la democracia, y este miércoles proponía una doble sesión de realidad: el plato interpretativo llegaba de la mano de la obra de teatro Ruz-Bárcenas, la recreación del segundo interrogatorio entre el magistrado de la Audiencia Nacional y el ex tesorero del Partido Popular que ha inducido a asegurar por los tribunales que el mismo se financiado de forma ilegal durante 18 años.

EL MENSAJE INCÓMODO DE TWITTER, CARA A CARA

El plato de ‘carne y hueso', por así llamarlo, llegaba en torno a las 21:45 horas, con ánimo de extenderse por no más de 40 minutos, pero ocupando una hora y media holgada. Los actores eran Mónica Oltra, Ignacio Blanco y Antonio Montiel, candidatos a presidir la Generalitat Valenciana por Compromís, Esquerra Unida y Podemos, mientras que Manuel Mata y Lola Ortiz, representantes en las listas de los Socialistas Valencianos y Ciudadanos. El Partido Popular declinó la invitación a que cualquiera de sus representantes participara.

La escenografía era limitada, el acceso libre -aunque la puerta se cerró a la hora del inicio de ‘la función'-, el contacto con el público casi se podía respirar, no hubo cortes publicitarios, el tono político se sumó licencias como un "fotut" y un "collons" que, TDT mediante, hubieran sonado mucho más agresivos en la boca de sendos candidatos a liderar un Consell. Tampoco quizá se hubieran escapado algunas bromas intelectuales como la que ponía en duda el conocimiento por parte de Juan Cotino de la obra de Kandinski. En definitiva, prime time televisivo reducido a unas pocas decenas de personas interesadas, sin la intimidad del sillón propio ni la virtud del anonimato, a debatir y sacarle los colores a los políticos.

Los cinco partidos volvieron a mostrarse muy alineados, como si todos trabajaran por una foto común frente al Partido Popular que ha gobernado el Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat durante más de 20 años. Sin embargo, el público les reprendió por enfrentarse "de forma fragmentada" ante "una máquina perfecta", haciendo referencia al sentido marquetiniano y también "de comunicación" del PP, según estos mismos.

Frente a la experiencia televisiva, ‘el respetable' no reprendió que uno de los candidatos llegara tarde -algo impensable si la cita hubiera sido ante las cámaras-, les sintieron tocando calle y enfrentándose a algún sonrojo, especialmente con las acusaciones de haber contribuido al "sistema" por parte del grupo socialista. El encuentro no fue Trending Topic ni brillaban las pantallas precisamente en la platea, pero caló tanto que las últimas intervenciones, con la sala vaciándose progresivamente ante la llegada de la medianoche, que acabó por levantar aplausos y pareciera que la proximidad uniera nuevamente a los cinco partidos políticos.

EL DEBATE SOBRE LA CORRUPCIÓN

A 24 horas del inicio de campaña, todos los miembros representantes de sus partidos políticos se cruzaron un extenso baile de ideas para atajar de una vez por todas la corrupción. Mata abogó por la extensión y puesta en marcha de soluciones telemáticas para la transparencia, citó a los órganos de auditoría del Estado como inválidos a la hora de fiscalizar y puso ejemplos de corrupción encubierta como el de la empresa de gestión del tráfico de la ciudad de Valencia: "cada vez que sale a concurso las empresas que quieren optar a gestionarlo se topan con que su sistema informático ha de ser compatible, y resulta que la que lo posee desde principios de los 90 tiene registrado el software y el hardware en el registro de la propiedad".

Este ejemplo fue desarrollado de diferentes formas en el debate como "la corrupción legal". En este ámbito, se incidió y se habló mucho de las grandes empresas que contribuyen a la malversación de fondos y, sobre todo, a la adulteración de las condiciones de competencia y salubridad de mercado. Las condiciones para que la corrupción desaparezca, según Blanco, son tres: "transparencia, participación y control". El líder de EUPV además dijo que una de las acciones más asumibles desde el primer momento por un gobierno de corte distinto al PP es la de proponer "incompatibilidades de cargo estrictas y limitación de salarios".

Oltra, a su vez, destacó el absurdo a la hora de elegir al Sindic de Contes y el Sindic de Greuges (uno el Gobierno y otro la oposición): "el Consell no puede elegir a un representante auditor de su propia actividad". Las obviedades se iban acumulando cuando la candidata de Compromís narraba ante los espectadores del teatro la realdiad de las donaciones a partidos, la lucha que durante la legislatura ha vivido frente a las grandes empresas por los paquetizados de servicios en bienestar social, pero sobre todo habló de "evitar las subjetividades en los contratos públicos. Que, finalmente, nunca sea una persona la que elige dar una adjudicación".

Entre el público y los candidatos extrajeron prioridades como la de la protección de los funcionarios que renuncian o la mejora concreta de las tipificaciones penales, algo para lo que la obra de teatro celebrada antes había servido de didáctica, viendo la retórica del acusado Bárcenas desarrollada previamente por su abogado para evitar incurrir en según qué figuras penadas. Con respecto a la financiación de los partidos, todos coincidieron que ha de llegar de manos del Estado y de forma equitativa, pero nunca a partir de empresas privadas como hasta ahora.

Y así transcurrió una noche de debate, moderado por el president de la Unió de Periodistes, Sergi Pitarch, en torno a la corrupción, el segundo problema tras el desempleo que más afecta a los españoles. Nadie discutirá cuál ha sido su dato de audiencia.

La obra de teatro Ruz-Bárcenas seguirá en cartel los próximos días 7, 8, 9 y 10 de mayo en el Teatre Talia. Dirigida por Alberto San Juan, esta producción de Teatro del Barrio y Teatre Lliure está protagonizada por Pedro Casablanc y Manolo Solo.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG