X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 27 noviembre 2022
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
NOVEDAD EDITORIAL

El cierre de Canal 9, o crónica de "la decisión que no se debía tomar"

C. AIMEUR. 13/05/2015 Pura Requena reúne en un libro las entrevistas sin cortar para el documental '12:19. Temps de silenci'

VALENCIA. Iba a ser un documental. Acabó siendo un especial del 30 minuts que estrenó TV3. Ahora es un libro. Aunque cabría más bien hablar de un documento. Porque 12:19. Manipulació, saqueig i mort de RTVV (Drassana) no es en sí un libro, sino una ordenada recopilación de parte del material que nutrió el programa en el que se resumía el cierre de Canal 9 y los porqués que explicaban cómo se había llegado a esa situación.

La editora del mismo ha sido Pura Requena, coguionista de aquel programa y redactora de informativos de RTVV desde 1997. Responsable durante años del área de Cultura en los Informativos de RTVV, Requena ha agrupado en 12:19: Manipulació, saqueig i mort de RTVV una selección de las más de 40 entrevistas que realizaron para el programa televisivo. No están todas, admite, y de las que están se han elegido "los momentos más interesantes", explica, para hacer más amena la lectura de un libro que se presentará este jueves en la Librería Leo de Valencia a las 19.00 horas.

No hace falta más. En la veintena larga de entrevistas seleccionadas se encuentran muchas de las claves del desastre contadas en primera persona por sus protagonistas, tanto los que estaban fuera como los que estaban dentro, desde Maribel Vilaplana hasta Lola Bañón, pasando por José Luis López Jaraba, Rosa Vidal, Salut Alcover, Juli Esteve, Francesc Andreu Martínez Gallego, Iñaki Gabilondo o Beatriz Garrote.

En un momento en el que se está debatiendo sobre la necesidad o no de un nuevo modelo de televisión pública, esta recopilación constituye un oportuno recordatorio de cómo se produjo todo. Dividido en tres partes (‘El control político de RTVV, un medio al servicio del poder', ‘La gestión económica. El saqueo de RTVV', y ‘Las responsabilidades en la debacle de RTVV'), por el libro pasan políticos, autoridades, técnicos, periodistas, que van relatando uno a uno testimonios u ofreciendo reflexiones sobre el error que fue su cierre.

Así al menos lo califica por ejemplo Salvador Enguix, quien asegura que el presidente Alberto Fabra ha cometido "un error político muy grande para él, para su partido y para la administración, no sólo para los valencianos". Y añade: "Fue una decisión condicionada por la presión de Madrid, que querían crear una especie de precedente en Valencia, de cómo era posible cerrar una televisión autonómica".

Para el expresidente Joan Lerma, otro de los presentes en el libro, "es una decisión que no se podía tomar". Y explica por qué. "Todo el proyecto de televisión valenciana está ligado al proyecto autonómico y el proyecto autonómico no sólo forma parte de la historia de este país, sino que también forma parte de la lucha democrática. (...) La televisión no era un medio de expresión exclusivamente, de expresión en valenciano, de recuperación de la lengua y de la cultura propia, sino que además era un proyecto de modernización del país. Y a partir de la entrada del PP al gobierno [de la Generalitat] el proyecto de modernización falló".

Además de la critica al presente, algunas de las entrevistas profundizan también en las raíces del problema de RTVV, desde sus orígenes. Así, el periodista Julià Àlvaro hace autocrítica y asegura que la siembra de lo que sucedió se inició ya en tiempos de Amadeu Fabregat cuando se ofrecían informaciones de "perfil bajo" y se eludían los temas polémicos para el PSPV. Posteriomente, [Eduardo]  "Zaplana convirtió RTVV, TVV en concreto, en su oficina de propaganda".

Hay también referencias a uno de los personajes más oscuros de la historia de RTVV, el ex responsable de Recursos Humanos Vicente Sanz. A él alude Vicent Mifsud, quien cuenta cómo la admistración laboral "sirvió para contratar a gente en áreas administrativas y de gestión que realmente no estaban vinculadas a la faena de radio y televisión", o que incluso cobraban sin ir a trabajar.

Sobre Sanz, el periodista Josep Torrent, colaborador de la revista Plaza, describe cómo funcionaba con una táctica "mafiosa". "No afirmaba, insinuaba. En base a esas insinuaciones se construyó una imagen de poder muy grande. Ni a Zaplana, ni a Camps, a ninguno le molestaba. Él estaba en Burjassot haciendo de sátrapa, haciendo abusos laborales, sexuales, personales y todas las vesanias que podía hacer, que eso no llegaba al Palau de la Generalitat sino que se quedaba en Burjassot".

Convertido en un micromundo propio, el canal autonómico fue ordenado cerrar por Fabra tras la anulación del ERE que había puesto en marcha la Generalitat. El desastre del cierre no se quedó en la mañana del 29 de noviembre, sino que sus consecuencias son visibles. Es Enric Morera quien asegura que el impacto de esta decisión de Fabra ha sido "terrible".

"Han invisibilizado al pueblo valenciano", asegura. "Nos han cerrado una ventana al mundo. Las repercusiones las hemos notado desde el momento de la desaparición. El impacto no está justificado por una cuestión de ahorro económico. Hemos visto como se han continuado produciendo los recortes en más ámbitos de nuestra vida pública. El impacto que generaba en tantos sectores, por esa visibilización, era notable. Es uno de los elementos fundamentales de nuestro autogobierno. La primera víctima no es RTVV, sino los usuarios del valenciano", recuerda.

Al final, el cierre de la cadena pública valenciana tiene algo de profecía autocumplida, dice Mónica Oltra, una Oltra que también muestra su lado más optimista y esperanzado durante su entrevista. "[A RTVV] La han dejado letárgica, digamos, porque yo sí que creo que hemos de tener unos medios de comunicación públicos, en valenciano, de calidad, profesionales, en los cuales no se llame desde Presidència ni desde ningún otro lugar a decir lo que tienen que hacer". Y concluye: "Creo que la tele y la radio volverán. Y volverán como un medio de comunicación que nos merecemos".

Comparte esta noticia

3 comentarios

Tonet escribió
13/05/2015 21:16

Los colaboracionistas cambian de bando!. Yo no manipulaba, yo es que pasaba por allí, me llevaba el plus de jefe/a y....como decía el Príncipe de Bel-Air, " el aire del descapotable secará mis lágrimas..."....¿está hecho ya el organigrama?...

Vicent escribió
13/05/2015 15:00

A mi el que m'agradaria saber és la postura del Comité d'empresa de rtvv, l'únic órgan de defensa dels treballadors. Comparteixen les teoríes que diu aquest informe?

RTVVtornara escribió
13/05/2015 08:24

Ara que no és la cap de cultura dels informatius peperos és quan li dóna per parlar de la manipulació? Comptarà també al llibre com va desembarcar a Canal9, ella i una legió de periodistes designats directament per Zaplana per a conformar una redacció parale·la? Vergonya!

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG