X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Sábado 5 diciembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
CAMBIO CULTURAL

El ocio se 'diurniza' en Valencia

E. VIÑAS. 23/04/2015

VALENCIA. La pasada semana restaurantes y pubs de Valencia asociados a la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) lanzaban su particular campaña del ‘tardeo'. La idea: ofrecer tapas elaboradas con una cerveza (en este caso Amstel, Heineken o Cruzcampo) por 2,5 euros los viernes, sábados y domingos. El objetivo: atraer a un público "al que cada vez le cuesta más salir a cenar, sobre todo porque ha vinculado ese hecho con un gasto relevante", apunta Tico Corrons, presidente de la Asociación de Pubs de Valencia.

Es precisamente este tipo de establecimientos de ocio, los pubs, los que están en el centro de una tendencia cultural y de ocio novedosa para la ciudad: la ‘diurnización' de su ocio. Aunque a los 43 locales que han secundado la campaña #YoTardeo de la FEHV no se ha adscrito ninguna discoteca este año, un número de pubs considerable sí lo ha hecho "porque desde hace tiempo hemos empezado a incluir tapas frías y algo de comer para atraer a un público más diverso y que puede salir sin el ánimo de hacer una gran cena". Las empresas del ocio amplían su horario y confían parte de su recuperación a los afterworks y el tardeo, tendencias -con diferente denominación- habituales en el resto de Europa.

Imagen de la campaña #YoTardeo

En Valencia, desde los años 80, el ocio nocturno se vio notablemente influenciado por la aparición de discotecas en el extrarradio y pueblos del área metropolitana. Mientras que discotecas de referencia en la ciudad como Distrito 10 mantenían una sesión light de cinco de la tarde a diez de la noche, para luego rematar su uso desde las 12 de la medianoche hasta las cinco, las apartadas de zonas residenciales empezaron a superar la barrera horaria del amanecer hasta llegar a combinarse a lo largo del fin de semana con discotecas diurnas y nocturnas.

Los horarios contrarios a los biorritmos de la actividad estudiantil o laboral se establecieron y, más allá de ‘la Ruta del Bakalao', perduraron hasta hace tan solo unos años como una tendencia de ocio establecida. Sin embargo, la proliferación de los controles de alcoholemia desde los años 90 frente a los accidentes de tráfico camino de estas discotecas fuera de la ciduad, la llegada de "la prohibición de fumar en estos locales" (según Corrons) y la reducción del poder adquisitivo han acabado por extinguir estas discotecas. El sector se ha reinterpretado dentro de la ciudad y algunos empresarios han empezado "adaptarse a la fuerza", según el propio presidente de la asociación de pubs.

"Durante los últimos años ha habido un gran número de cierres, pero también de traspasos", apunta Corrons. Los pubs de la ciudad de Valencia han empezado a compartir licencias híbridas para abrirse a otro tipo de ocio gastronómico alejado del coste de los cócteles. A ello hay que sumar, el aumento del número de bares de la Comunitat, que ha pasado de 34.519 en el año 2008 a los actuales 38.742, 4.223 bares más que antes de la crisis tal y como publicó recientemente Levante EMV a partir de los datos facilitados a este diario por la Conselleria de Economía.

Imagen de la campaña #YoTardeo

En suma, este crecimiento de la oferta de ocio más diurna que nocturna da la razón a las cifras recopiladas por la Federación Española de Hostelería (FEHR), que indican que las ventas de comidas y bebidas creció un 3,9% en la Comunitat Valenciana, cinco décimas por encima de la media del país. "Aun así, los puntos de consumo siguen siendo mucho más irregulares que al inicio de la crisis. Esperamos que los datos macroeconómicos se vayan reflejando en el consumo diario de una forma más estable, porque todavía estamos muy lejos de recuperar los niveles previos a la crisis" añade Corrons.

No son los únicos indicadores en este sentido, difíciles de establecer en conjunto ya que ocupan a programadores de conciertos, cafeterías y empresarios del sector de turismo de toda índole. Así pues, desde 2012 siguen apareciendo cafeterias gourmet dispuestas a rediseñar con el brunch el biorritmo de las comidas, y la moda se contagia a teatros y discotecas. Por otro lado, salas de conciertos como El Loco abren la mano a realizar conciertos a mediodía los domingos con guiños al ocio familiar. Y, entre otros, hasta la mayor apuesta económica del ocio para la ciudad, el futuro 'Marina Beach Club' ya en construcción, pretende erigirse como el referente del ocio diurno pegado a la playa de Valencia.

Imagen de recreación del futuro 'Marina Beach Club'

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG