X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 23 abril 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
NUEVA EXPOSICIÓN

Fascinación por los
tiempos modernos: el
IVAM saca músculo

E. VIÑAS. 12/03/2015 Con 1.000 piezas extraídas de sus fondos, el museo reivindica las vanguardias históricas con una explosión de artistas y disciplinas

VALENCIA. Construyendo nuevos mundos. Así se encuentra el Institut Valenciano de Arte Moderno (IVAM) desde que José Miguel G. Cortés cogiera las riendas del principal museo al inicio del actual curso. En pocos meses el centro ha dado un vuelco a su programación, aunque posiblemente la recién estrenada exposición en las galerías 3 y 4 del museo sea la que más se aproxime a lo que -con los recursos más que limitados por el prolongado déficit presupuestario- al ‘nuevo IVAM'.

‘Construyendo mundos. Las vanguardias históricas en la colección del IVAM (1914-1945)' es una exhibición de fondos del museo a través de líneas conceptuales, con especial fijación por las máquinas, teniendo en cuenta nuevas áreas artísticas como el cine y el diseño industrial de la época, pero contando con los principales tótems del momento. De Duchamp a Man Ray, de Calder a Renau pasando por Grosz y Heartfield, entre muchos otros.

La muestra comisariada por Josep Salvador y Andrés Alfaro, gracias al cual se incluye una icónica colección de diseño industrial en el centro de la exposición, Cortés no se esconde al reconocer que ésta "podría estar en cualquiera de los mejores museos de arte contemporáneo del mundo". Reconociendo que "el IVAM no es el MoMA", precisamente la exposición destaca por su singularidad.

UN AJEDREZ PARA ENTENDER LA MODERNIDAD

La exposición es uno de los viajes más apetecibles del momento para entender la influencia de la máquina en la humanidad a partir del siglo XX. "Las dos guerras mundiales influyeron en la concepción de la misma e incluso algunos artistas llegaron a trabajar en la idea de que la máquina podía ser más perfecta que el hombre",  apunta Cortés. Para ello los comisarios y el IVAM han propuesto un trayecto "con movimientos de ajedrez" para el visitante.

Las 10 salas funcionan entre sí y podrían alterar su posición. Revistas y publicaciones dadaístas y futuristas (de Man Ray, entre otros), la escultura (de Julio González, entre otros), la pintura (de Joan Miró, entre otros), fragmentos de cine [Un perro andaluz (1929) de Luis Buñuel, El ballet mecánico (1924) de Fernand Léger y Tiempos modernos (1926) de Charles Chaplin] y otras disciplinas derivadas se cruzan en un collage que ayuda a comprender la influencia de esta modernidad hasta nuestros días.

En orden de paso, esta es la vasta y diversa propuesta con este motivo:

La primera sala 'Entre la experimentación y las sombras' muestra los readymades de Marcel Duchamp que atacan a la definición clásica de la creación artística. Obras como 'La caja verde', donde se plasman todas sus ideas comparten espacio en la muestra con Man Ray, cuya figura destaca por su compromiso con la invención de nuevas formas creadas desde el plano puro de la expresión en el ejercicio más libre de la imaginación.

Le sigue 'El dinamismo espacial' con publicaciones dadaístas, surrealistas y futuristas en forma de revistas, manifiestos y carteles. Destacan las portadas de la revista 'Broom', una de las más relevantes del movimiento de vanguardia. "Son los primeros artistas que sacan el arte a la calle. No se conforman con decorar, quieren tener un papel activo en la transformación de la sociedad y denuncian las injusticias de la época", ha recordado el comisario Josep Salvador.

La tercera sala reúne 'Cuerpos soñados' en forma de esculturas inspiradas en la figura humana de Julio González, fotomontajes de Hugnet, carteles publicitarios de Josep Renau, fotografías de Grete Stern, maderas de TorresGarcía, o pinturas de Joan Miró. "Tienen un componente íntimo que busca en todas las capas de la conducta humana y genera nuevas formas del mundo inconsciente".

Por su parte, 'La fascinación por las máquinas' se adentra la revolución tecnológica que inundó los países más avanzados de automóviles, aviones, teléfonos y electricidad. El catálogo para una publicación de cine japonés de El Lissitzky, el cartel de El acorazado Potemkin de Rodchenko y las aportaciones del holandés Piet Zwart, junto con las de Picabia y Stepánova, son algunos ejemplos.

La quinta, 'La transformación de la vida cotidiana', evoca la búsqueda de lenguajes en las artes visuales que vivió uno de sus momentos estelares con el desarrollo del Estilo Internacional, movimiento en el campo de la arquitectura y el diseño, con amplio seguimiento en los años 20 y 30.

Se exhiben más de 40 piezas de la colección Alfaro Hofmann, en su mayoría electrodomésticos, junto con los carteles de la revista De Stijl y obras representativas de la labor modernizadora de la Bauhaus alemana que impulsó nuevas técnicas constructivas por todo el mundo desde su laboratorio de investigación dirigido por artistas como Moholy-Nagy.

'Utopía y revolución' es una sala dedicada al "activismo". Finalizada la primera guerra mundial y en un contexto marcado por el impacto de la revolución bolchevique, el dominio del fotomontaje alcanza cotas insospechadas y la obra impresa se convierte en aliada indispensable para alcanzar esos objetivos. Retratos de la sociedad alemana de George Grosz, fotomontajes de Heartfield, Renau y artistas soviéticos y carteles de la Guerra Civil española se presentan en esta sala.

'La tentación del movimiento continuo' apunta subraya el movimiento como trasvase de población, crecimiento urbano y desplazamientos. Un dinamismo queObras de Jean Arp y Calder se observa en las obras de Sonia y Robert Delaunay, César Domela, Laszlo Peri y VordembergeGildewart.

'El misterio de las formas' en la octava sala plantea "el paso de lo más elemental (físico) a lo más espiritual" en las esculturas de Jean Arp, los móviles de Calder y las fotografías de Stefan Themerson manifiestan que muchos de los avances en las artes visuales -el cubismo, el surrealismo, el futurismo, el constructivismo e incluso la propia abstracción- estuvieron propiciados en parte por una respuesta a los logros científicos.

En 'La inestabilidad del equilibrio', la número nueve, la creación artística pierde su carácter estable e invita a participar de su mensaje e intencionalidad. Obras de Max Ernst, Luis Fernández, Helion, Paul Klee, Moholy-Nagy y Sophie Taeuber-Arp que dialogan entre sí.

El recorrido concluye con 'Experiencias fragmentarias'. Las obras del dadaísta Raoul Hausmann, Kurt Schwitters, las fotografías de Herbert List y Horacio Coppola, junto con los fotomontajes de los años 40 de Georg Grosz, los belgas Jos Leonard y Joosten y el film de Dziga Vertov El hombre de la cámara cierran la exposición.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG