X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 14 diciembre 2017
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
ENTREVISTA CON UN MAESTRO BARBERO

LORD JACK KNIFE
Deber medio millón con 26 años y triunfar como empresario a los 30

EUGENIO VIÑAS. 11/03/2015

VALENCIA. La historia de Salvador Chanzá (Valencia, 1983) se narra entre dos líneas distantes aunque paralelas: la primera, aquella que le reconoce como un caso de éxito en ese borroso ideal de la internacionalización; la segunda, la que le ha posicionado como uno de los renovadores del complejo concepto de la ‘nueva masculinidad'.

Lo cierto es que Lord Jack Knife, la marca a partir de la que Chanzá exhibe su oficio y estilo de vida, se descubrió como uno de los personajes más interesantes de Valencia hace ahora algo más de un año. Y aunque las barbas prominentes y los bigotes trabajados empezaron a extenderse, ya fuera a partir de su barbería o tras una primera etapa como docente, las habituales maletas se convirtieron en armarios llenos en distintas ciudades y cerró su barbería.

El objetivo fue el de extender la barbería a los mercados emergentes. Primero se estableció en Varsovia (Polonia), ciudad en la que sigue presente, más tarde dio el salto a Oslo (Noruega), donde ha establecido su base de operaciones y ahora se ha convertido en un fenómeno social en México, donde ha acabado por desarrollar la LJK Barber College.

"Empecé a ser empresario muy joven. Demasiado. Con 21 años ya manejaba una empresa y me iba bien", comenta Chanzá desde Oslo, donde atiende vía telefónica a ValenciaPlaza.com. El director de la academia a la que se apuntó poco antes le reprendión con un sonoro ‘vas a fracasar' cuando se autoconvenció para ser maestro barbero, renovador de ese oficio y, por tanto, pionero. Para ello, sin dejar la empresa de lado, empezó a formarse entre Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

Y todo iba viento en popa, "pero quise invertir precisamente porque todo marchaba. Pequé de ignorante, de estar mal asesorado y de querer mucho. Intenté diversificar y solo me sirvió para aprender que para no fallar no hay mejor manera que hacer una cosa bien y siempre, antes que muchas y mal".  La cifra: medio millón de euros en deuda. "Estar al límite ha sido clave para impulsarme hasta mi situación actual. No imagino haber llegado hasta aquí sin haber vivido todo eso".

El próximo 13 de abril estará presente en el salón Cosmobelleza de Barcelona, para hacer uno de sus talleres. 300 alumnos dispuestos a aprender técnicas y secretos de la barbería. "No hay nada más satisfactorio que poder enseñar y ver cómo esto genera una tendencia, como cada vez hay más referentes", añade. No obstante, Chanzá destaca la constante actualización de conocimientos y la investigación a la que le somete estar al frente de una demanda global.

Sin embargo, en su discurso parece que todo está por hacer y, pese a la ingente cantidad de seguidores que tiene en las redes sociales -no parece nada usual que un barbero se aproxime a los 40.000 seguidores en Facebook- sigue teniendo una especial fijación por mantener los valores de su marca: "para mí ha sido muy difícil encontrar una solución para poder llevar mis redes sociales, manteniendo el feedback con los seguidores mientras evoluciono con mi trabajo como maestro barbero y como docente".

La solución estaba en casa: "ahora es mi madre quien las gestiona. Lo hemos enfocado desde un punto de vista muy profesional, pero a partir de una virtud: nadie sabe mejor que ella cómo me expreso, qué quiero transmitir y por qué". Podría parecer una solución improvisada, pero lo cierto es que antes hubo agencias de comunicación y demás soluciones con las que Chanzá sentía que su marca personal no reflejaba todo lo que estaba generando.

LO QUE SUCEDE ENTRE VUELOS

En este momento realiza el asesoramiento para una gran barbería en Oslo, "desde el ‘menú' de servicios hasta la formación de los barberos", mantiene su formación y presencia en Varsovia ("una ciudad que me recuerda mucho a Berlín, porque en el que se entremezclan oportunidades de negocio, estudiantes, artistas y un aire bohemio") y explota el mercado mexicano, su última gran conquista territorial: "ahora mismo es la gente que más me apoya. Acabo de cerrar un acuerdo para desarrollar workshops en junio en Rosarito; desde talleres a seminarios, conferencias..."

LJK desarrolla líneas de formación acerca de corte de cabello, corte de barba y "el ritual del afeitado. Intento inspirar y no quedarme únicamente en las técnicas. Simplifico los procesos y trato de hacer una constante reflexión acerca de los procedimientos". Un desarrollo filosófico de la profesión que no en pocas ocasiones le ha generado vinculaciones a los tópicos del hipsterismo, y de éste a las vinculaciones por valores de ‘lo conservador' y ‘lo clásico'.

"Sinceramente, yo trabajo en el trasfondo de todo esto, en lo estético. La elegancia o las buenas maneras dudo que estén vinculadas a las ideologías. En el mundo en el que vivimos, en una sociedad avanzada, también en el hecho tecnológico, creo que los pensamientos y afinidades tienen poco que ver con algunos valores estéticos que a mí me resultan inamovibles. Aun así, mi reflexión en torno a estas dos partes es la de encontrar un equilibrio en todo lo que hago: no seas tan tradicionalista como para aburrir, pero tampoco quieras convertirte en tan moderno que asustes", aclara el barbero valenciano.

TENDENCIAS GEOGRÁFICAS DE LA BARBA

LJK reconoce que existe "una tendencia global en lo que a barbas se refiere. Sigue predominando el full beard (barba completa)". Aun así destaca que en los países latinos -impartirá también sus talleres en Italia el próximo mes de mayo- "destaca una influencia más internacional, aspiracional supongo, en la que referentes como Ricki Hall. En cambio en países anglosajones o en el norte de Europa tratan de adaptar todas estas corrientes a su cultura. De alguna forma se dejan influir menos y lo llevan ‘a su terreno' por así decirlo".

No obstante, él mismo reconoce que "hay una gran diferencia entre lo que está de moda y lo que uno es capaz de ver que se va a poner de moda. Ahora mismo, con la colección Tweed que estoy presentando, se muestra un bigote unido a las patillas, el que tenemos ligado al explorador africano. Está influido por un hombre masculino, pero sencillo, que transmite a través de la música su estilo de vida, con la vestimenta y los complementos. Es años 20 y 30, es jazzy y swing, pero sobre todo elegante.

Lejos de toda esta conceptualización estética, a Chanzá le sigue brotando "la paella" en la conversación porque reconoce que pasa mucho menos por Valencia de lo que le gustaría: "mantenerte al frente de todo lo que quieres hacer, sin concebir tu jornada de trabajo como de ocho horas o pareciéndote el domingo un día estupendo para seguir en la brecha, tiene sus inconvenientes en el ámbito familiar. Tiene repercusiones, pero soy consciente de que puedo fomentar algo único, rescatar desusos y repescar ideas importantes del pasado para generar algo muy actual". En este sentido, él mismo reconoce que "hay un lado nostálgico que me gusta trabajar y que creo que alimenta el lado artístico, fuera de tecnicismos, que voy dejando por el camino".

Comparte esta noticia

1 comentario

José Manuel escribió
11/03/2015 16:28

Muy bueno en fin,casi todos los que tenemos una empresa estamos endeudados por es fascinante como has crecido a pesar de ello. Espero que pases por Madrid pronto y poder asistir a uno de tus cursos.Un saludo.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG