X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Martes 2 junio 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:

Valencia no es ciudad
para grandes giras

JORGE SALAS. 05/03/2015 De entre los diez tours internacionales con más espectadores en España durante 2014, sólo uno pasó por Valencia

VALENCIA. "Nuestra sugerencia: mantener la fe (...) y cruzar los dedos". Así, con la vana esperanza del que espera un milagro en el estadio o incluso en la incómoda silla de una sala de espera, se manifestaban hace un lustro en el portal de fans de U2 más relevante de Valencia. Hasta Alfonso Rus, el presidente de la Diputación Provincial de Valencia, se empeñó en su momento y llegó a admitir en 2008 que los irlandeses actuarían en el Circuito Ricardo Tormo de Cheste.

Pero al final el amor no vino a la ciudad. El de U2 es quizá uno de los casos más sangrantes en el historial de ausencias de giras europeas en la ciudad (su club de fans español nació en Valencia): lo que entonces se vendió como falta de espacios adecuados para el exceso mastodóntico ahora tiene otras causas.

Aquella gira de 110 conciertos y más de 700 millones recaudados, la del 360º Tour (porque el escenario giraba por completo), finalmente pasó por Barcelona, Sevilla y San Sebastián. Aunque los rumores siempre se actualizan con el calendario, más por deseo que por correspondencia con la realidad, nunca más se supo en lo que respecta al grupo de Bono, The Edge y compañía en Valencia. La deuda tampoco se saldrá este año: el Innocence+Experience Tour que tendrá cuatro fechas en España, y las cuatro en Barcelona.

SCREAMING HEADLESS TORSOS, UN SÍNDROME DIFERENTE

Lo que sucede con la visita de Screaming Headless Torsos este fin de semana es una variación del síndrome U2. Muy lejos de las masas, la formación de David Fiuczynsk luce con extraña alegría el título de banda de culto; formados a finales de los 80 y con tres discos de estudio, su crossover entre géneros que van del metal al jazz, pasando por el rock progresivo y el funk, da sin embargo para una gira europea con hasta nueve citas españolas.

En Valencia, el caso es especial. Mientras en Madrid o Barcelona los norteamericanos actúan en salas urbanas tan emblemáticas como la Sala Copérnico o Music Hall, respectivamente, en Valencia lo hacen en la sala Ágora Live de Aldaia y un domingo. Estás coordenadas espaciotemporales, unidas a una promoción inherente en su humildad, termina por hacer del encuentro de Screaming Headless Torsos con Valencia una cita casi clandestina. Algo similar a lo que ocurrió en septiembre del año pasado, salvando las distancias, con el 20º aniversario de los españoles Skunk D.F.; o sin salvarlas cuando hace 4 años, en la última etapa de la Durango de Meliana, tocaron los Sonics.

MARZO Y EL BOTÓN DE MUESTRA

Pero el síndrome U2 es un problema mucho más evidente en la escena de la música en directo en Valencia. La cantidad de músicos y bandas extranjeras de todo pelaje que visitan España y obvian Valencia en sus giras es ciertamente preocupante, aunque tampoco es que la ciudad sea un desierto; el trabajo de promotoras y locales en tiempos de sequía cultural es encomiable. Sin embargo, sólo la lista de ausencias de marzo aterra: Nick Cave, Kitty, Daisy & Lewis, Tokio Hotel, Andy Timmons, St. Paul & The Broken Bones, Bob Geldof, Robbie Williams o Royal Blood viajarán a la península en los próximos días, pero ninguno recalará en Valencia.

En el caso de los arriba mencionados la coyuntura no es especialmente grave, puesto que sólo doblan fecha española en Madrid y Barcelona; el ABC de los tours internacionales reconvertidos a MB. Es más peligroso, sin embargo, que ciudades como Bilbao, amparada en una mayor y mejor inversión musical materializada en la pujanza del festival BBK Live, desplacen de manera definitiva a Valencia.

Mark Lanegan y Radio Moscow, que no vuelven a Valencia desde 2010 (uno en la entonces Mirror con Isobel Campbell y los otros en la desaparecida Durango), Joan Báez, Lordi o Jay-Jay Johanson son algunos de los conciertos en los que la ciudad vasca adelanta a Valencia. Y sólo en el mes de marzo.

Pero no son los únicos reveses de booking que recibe Valencia cada mes. Lee Ranaldo, que sí vino hace apenas año y medio con The Dust para el Primavera Sound Touring Party, sólo tocará en Barcelona y Sevilla. Mucho más preocupante es lo de Sean Rowe, con cinco fechas  nacionales, o Buzzcocks, Pablo Milanés y Evan Dando con cuatro. Todos con giras programadas para este mes en España, pero lejos de Valencia.

2014: LOS DATOS NO PERDONAN

Esta misma semana, la Asociación de Promotores Musicales de España (APM) ha publicado su ‘VI Anuario de la música en vivo' y, sin querer, ha ilustrado amargamente la invisibilidad de Valencia en las hojas de ruta de los artistas foráneos con más volumen de fans. De entre las diez giras internacionales con más espectadores en España durante 2014, sólo una pasó por Valencia.

Por más que uno de sus integrantes se haga fotos con el chándal vintage del Valencia, One Direction encabezó la lista de giras multitudinarias sin pasar por la ciudad de Mestalla, con un concierto en Barcelona y dos en Madrid; tras ellos se ubican los Rolling Stones, Depeche Mode, Alejandro Fernández (que cerró 8 citas en España sin pisar Valencia), Romeo Santos, Michael Bublé o Miley Cyrus.

En el top 10 de giras con más éxito sólo Daddy Yankee pisó Valencia. Entre su concierto en el Auditorio Marina Sur del puerto de Valencia, donde días antes habían tocado Extremoduro y Dani Martín (en distintas fechas), el de Madrid y el de Málaga, el puertorriqueño logró congregar a 33.500 personas. Pero lo más amenazante para Valencia en la clasificación de la APM vuelve a ser la pujanza de Bilbao y el Bilbao Exhibition Centre (BEC), que acogieron en 2014 las giras de Elton John y Iron Maiden.

EL IVA CULTURAL: LA PUNTILLA Y EL CAMBIO DE ESTRATEGIA

Con todo, la falta de inversión pública (que no hace demasiado patrocinaba espectáculos de Madonna a razón de cuarto de millón de euros el concierto) y de recintos adecuados para giras internacionales multitudinarias que puedan competir con ciudades como Bilbao es sólo el primer problema que solucionar para Valencia. El segundo tiene una salida más difícil: la contracción cultural impuesta a través del llamado ivazo a las actividades culturales en vivo; el aumento del 8% al 21% ha acabado por sumir en la decadencia cualquier tipo de actividad cultural.

"Va a hundir todo", decía en 2012 Pascual Egea, el presidente de la APM, que después se ha ratificado: "en 2013, las actuaciones de artistas internacionales en nuestro país disminuyeron (...) el riesgo que asumimos en la promoción de conciertos es insoportable". Por todo eso, las ocho asociaciones de promotores más importantes del país han previsto para el 20 de mayo el Día Sin Música, una jornada con la que reclamar un IVA superreducido del 4%; incluso Joan Manuel Serrat ha cambiado ya su concierto previsto para ese día en Madrid.

Para Lorenzo Pérez, en la liga nacional de las agencias de contratación y producción de eventos musicales con la valenciana Mundosenti2, la cuestión es lo que queda al margen de las giras multitudinarias de Madrid y Barcelona. "Tenemos que conseguir que la música sea una alternativa de ocio, que compita con los bares y discotecas", dice Pérez en el anuario de la APM: "los promotores nos tenemos que mover con estructuras menores y consolidar programaciones anuales en salas de aforo pequeño y mediano además de aprovechar las fechas señaladas". Quizá Valencia no sea ciudad de giras internacionales, y a lo mejor es cierto que no necesita serlo.

Comparte esta noticia

1 comentario

Paco Formol escribió
05/03/2015 12:22

Desde crio me ha encantado la musica, los conciertos etc, y desde entonces han sido innumerables las veces que he sentido rabia porque cuando venian mis cantantes y grupos favoritos nunca venían a Valencia, cuando me hice mayor me iba a Madrid o a Barcelona a ver los grandes conciertos, a veces solo. No es una cosa de ahora, ha sido siempre así y nunca lo he acabado de entender ¿como es posible con toda la pasta que han dilapidado aquí con toda clase de "animalaes", no se haya hecho un sitio decente para grandes conciertos?

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG