X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 21 octubre 2018
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
EL EXPERIMENTO EN SECCIÓN ESPECIAL

Cuenta atrás para la plantà de Nou Campanar, la falla que replantea el papel de las fallas con la ciudad

EUGENIO VIÑAS. 25/02/2015

VALENCIA. Tan solo quedan 10 días para que en el mundo fallero se hable (y mucho) de Nou Campanar. La comisión, reinventada tras la salida de Juan Armiñana como mecenas de la misma, plantará este año 90.000 euros de falla experimental. Si en 2002 su aparición como comisión marcó profundamente a la Sección Especial, generando una carrera sin fin por plantar el mayor monumento posible -y tocó techo al ‘quemar' un millón de euros-, ahora se prepara para marcar una nueva tendencia: la de la falla de construcción participativa, que sirve como lugar de encuentro y que invita a la reflexión social.

Los directores del proyecto son Miguel Arraiz, arquitecto, y David Moreno, artista plástico. Ambos han plantado algunas de las fallas experimentables más memorables de los últimos años, como las de la comisión Castielfabib -Marqués de San Juan. Ambos ahora cogen las riendas de un proyecto "que quiere marcar un precedente y generar tendencia", según apunta el propio Arraiz. La ambición está clara.

Inicio de la investigación con el azulejo de Nolla, base creativa a partir de la cual se desarrolla la Falla

¿PERO CÓMOS SERÁ LA FALLA?

La obra se compone de nada menos que 96.000 piezas que, para predicar con el ejemplo, han sido unidas en parte por miembros de distintas asociaciones del barrio de Campanar, niños en riesgo de exclusión social, pacientes de la Casa Ronald McDonald de Valencia y alumnos de diferentes colegios. Todo ello para generar un monumento "integrador, en el que más de 350 personas han participado de una u otra forma. De hecho, hubiera sido imposible hacerla real sin esta colaboración".

El nombre del proyecto, Ekklesia, hace referencia al término de la principal asamblea en la democracia ateniense. Sobre la cerámica de este lugar los miembros del pueblo griego escribían el nombre de los políticos u otras personas que debían ser expulsados de la Polis por perniciosos. Y esa es la única pista que, hasta la fecha, se tiene de lo que será la falla de Nou Campanar: "la comisión no solo ha respetado ‘el factor sorpresa', sino que nos ha agradecido mucho que les hayamos ido explicando el proceso", señala Arraiz.

Escolares del colegio La Purísima de Valencia en una de las construcciones de la falla

UN MONUMENTO PARA LOS ANTIFALLEROS

Tanto el arquitecto como Moreno tienen un importante curriculum profesional vinculado al uso del espacio público, pero con esta falla plagada de reivindicación pretenden que el monumento se convierta en parte activa y vivida para la comisión: "la ciudad tiene mucha actividad, una nueva forma de hacer las cosas que parece que ha de vivir ajena a las fallas. Movimientos vecinales, creativos o participativos. Queremos que el propio monumento sea un lugar para el debate y el conocimiento de Valencia, un lugar de encuentro y activo desde el próximo día 7".

Arraiz se refiere al 7 como el día en que esta falla empezará a dar que hablar inevitablemente, porque entre otros asuntos "el 90% de la falla se construirá en la calle. Es imposible, por su fórmula y por sus dimensiones, que podamos tenerla montada en ningún taller". En cuestión de días, con el mosaico como excusa, el proyecto de Nou Campanar trata de alcanzar "a la población no fallera de la ciudad. La fiesta, que es además un gran motor económico, hablan siempre sobre sí mismas.  La intención es generar una válvula de escape para la gente que piensa que paralizar la vida de Valencia no puede servir únicamente para llenar de churrerías las calles".

Entre tanto, el proceso ya ha sido un camino relevante, distanciado de la actividad habitual de las comisiones. Grafiteros de renombre o raperos han impartido -y seguirán haciéndolo pasadas las fallas- talleres vinculados al mismo en los centros ya citados, tras un acuerdo de colaboración con la Conselleria de Bienestar Social. "Nuestro referente ha sido la Falla Cronista Beguer Esteve de Torrent que siempre ha entendido ser una falla implicada socialmente. Y hemos trabajado codo con codo a partir de su experiencia y con ellos", señala Arraiz.

UNA FALLA MULTIUSOS; PLURAL

Arraiz y Moreno llevan meses de trabajo a tiempo completo con la responsabilidad de plantar en Sección Especial. La comisión, Nou Campanar, apenas supera los 40 falelros. Razón de más para generar a partir del monumento una atracción, pero también adaptándose a los tiempos tras la salida del empresario Armiñana tratando de no perder su capacidad de marcar la vanguardia en lo que se refiere al monumento fallero..

La falla infantil será un juego, "especialmente enfocado a los más pequeños", aunque tampoco desvela de qué se trata. La grande, 10.000 kilos de cartón y 7.000 de madera, dará lugar a happenings como el que prepara LedsVisuals. La empresa prepara la iluminación artística de la misma apra los días 16, 17 y 18, con diferentes pases a lo largo de la noche. "La idea es la de generar una visión iluminada de la falla sin precedentes, única y a partir de las tendencias en diseño de iluminación de vanguardia", apunta Francesc Ribes, miembro de esta compañía. El 18 Boceto oficial de la falla presentado por Moreno y Arraizconvertirán el monumento en un escenario para la música electrónica en la que se darán cita los míticos dj's de la sala LeClub Fran Campos y Dioni Sánchez, entre otros artistas invitados.

¿Habrá ninots? ¿Y textos con la correspondiente crítica fallera? Arraiz se escuda en no revelar prácticamente nada del monumental proyecto: "la falla ha de funcionar también como atrapamoscas, para captar la atención del público fallero y del no fallero". A Arraiz le preocupla la velocidad de montaje, que la falla "sea un espectáculo" y sobre todo que el trabajo con los menores dependientes acerque a la comisión a un público especialmente diverso.

Nou Campanar, una comisión plagada de familias jóvenes, se enfrenta con este proyecto a marcar precedente en la fiesta. Hasta aquí han visto como personas de otros barrios han colaborado en su monumento, pero también ellos y la comisión torrentina implicada en el monumento. Un trabajo de largo recorrido que, además, está filmando Barret Films. "La documentación de las fallas es fundamental y sirve para muchos propósitos", apunta Arraiz. Un documental plasmará todos estos meses de trabajo y acción.

Y el 19 "que todo arda. Es el mejor momento de las fallas, porque es la única forma que tenemos de cerrar este proyecto al que según se aproxima la fecha no dejamos de dedicarle más y más horas". Arraiz termina con una sonrisa: "los bomberos siempre que oyen mi nombre saben que van a estar un rato intentando apagar la falla". El uso únicamente de cartón y madera alargará la cremà de una falla llamada a dar mucho que hablar durante las próximas fiestas.

Comparte esta noticia

11 comentarios

Carloa escribió
19/03/2015 16:59

¡¡ Horrible experimento ¡¡ porque de monumento fallero nada de nada, la gente pasaba a verla y no se quedaba ni un minuto, quizás hay que ser muy pero que muy intelectual para apreciar su belleza?? tomadura de pelo sobre todo para los turistas.

raul escribió
05/03/2015 19:12

espere que tingau sort perque un monument com dieu es dificil de entendre,

Bruno Bou escribió
04/03/2015 14:42

Olé esos artistas! Enhorabuena desde Zürich! ;)

alejandro pons romaní escribió
28/02/2015 09:42

Bravíssima la iniciativa de canvi de la comissió fallera Nou Campanar !! Vull felicitar i encoratjar l'enorme i original esforç per fer una falla del segle que vivim. I un "olé" per la professionalitat i compromís amb l'art arriscat, progressista i solidari de Miguel Arraiz i David moreno. Endavant !!

Jesús Peris Llorca escribió
27/02/2015 11:07

A ver. Parece que mi comentario anterior ha provocado bastante malestar en la comisión y esa no era desde luego mi intención. Por ello quería señalar algunas cosas: 1. El comentario lo hice de forma totalmente individual. Desde luego mi opinión no representa la de la Asociación que ahora mismo circunstancialmente presido. Ni en la forma ni tampoco en el fondo. 2. Quiero pedir disculpas públicamente por el tono. Por supuesto que no deseo la desaparición de la comisión fallera de Nou Campanar ni de ninguna otra. Cada una de las comisiones falleras de la ciudad son una pieza imprescindible para la pluralidad del conjunto. Era una manera de hablar, sin duda desafortunada. 3. La única consecuencia positiva de este desgraciado incidente es que he tenido ocasión de charlar con miembros de la comisión, y eso me ha permitido conocer de primera mano aspectos que desconocía y que me hubieran ayudado a matizar mi comentario. Entiendo que por ello he sido especialmente inoportuno, y quiero expresar públicamente mi admiración por el esfuerzo que están realizando los actuales componentes por sostener la comisión con nuevos proyectos, ilusionantes y participativos. 4. Quiero decir también -y todos los que me conocen saben que es verdad- que en realidad me parece una noticia muy buena para la fiesta y para la ciudad que nuevas comisiones se sumen a construir diversidad estética y discursiva en ella. 5. Quiero aprovechar también para desear a la comisión actual de Nou Campanar mucha suerte y mucho éxito en sus proyectos: que tengan una larga vida, y que puedan redefinir sus objetivos como comisión y su identidad exactamente como deseen hacerlo. Como escribió una vez mi admirado Max Aub, y hablando además de fallas, siempre se puede renacer. Siento que haya parecido que negaba a esta comisión su derecho a renacer. Lo siento. Y en la media de mis posibilidades procuraré contribuir a extender esta nueva imagen en el colectivo fallero. Porque lo reconozco: para ser Nou Nou Campanar no hace falta cambiar de nombre.

Bunker Barraqueta escribió
26/02/2015 22:14

Respecto a lo de Jesús Peris Llorca, supongo que en 2013 la Falla de La Merced debería haberse disuelto de la misma manera por su pasado como búnker franquista, y pasar de repente a lo que hicieron...

Ricardo escribió
26/02/2015 22:05

Jesús, no es tiempo de posicionarse contra Nou Campanar. Entiendo lo que dices. Incluso lo comparto. Fallas de 1 millón de euros se alejaban de "una festa popular i de tots". Eran monumentos al servicio de intereses, ya no sólo privados, también políticos, con fallas de promoción de macroeventos que abandonaban su sentido crítico y transgresor. Pero, dejando de lado vicisitudes del pasado, lo cierto es que hoy, Nou Campanar es una comisión valiente. Hoy, cuenta con la fuerza de artistas que pueden abrir un camino en las fallas. Que pueden hacer participar a más gente. Que pueden renovar estéticas y enriquecer el debate y la fiesta. Hoy, es tiempo de posicionarse con Nou Campanar, sin olvidar el pasado, para no repetirlo. La comisión ha apostado por un nuevo camino, y el pasado debe ser eso, pasado.

Jose Eloy escribió
26/02/2015 12:50

Siempre supe de ti querido Arraiz que nacistes para triunfar mi más sincera felicitacion para ti y tu compañero de viaje . De acuerdo con que la falla es un lugar de encuentro de todos de diversión y como no de reflexión para construir nuevas autopistas de pensaramiento y de acción de futuro y de esperanza hacia un mundo mejor un abrazo de José Eloy Pérez Jiménez

Carles escribió
26/02/2015 10:02

Enhorabuena Eugenio, de nuevo, por sacar un tema interesante. Tengo el despacho delante de esa falla y la veremos con interés. Ahora bien, también he sido vecino de la Calle Castielfabib y lo que plantaron ahí los artistas es ultra novedoso y rompedor. No apto para puristas. No gustará a todo el mundo...

Jesús Peris Llorca escribió
25/02/2015 17:37

A los artistas los conozco y los respeto mucho, pero la desvergüenza de Nou Campanar me parece infinita. Lo que debería hacer la comisión símbolo de la burbuja inmobiliaria, pasado ejemplo de falla empresa, y paradigma de la fiesta al servicio del programa pepero de grandes eventos es disolverse ordenadamente y pedir disculpas. O cambiar de nombre. Y llamarse algo así como Nou Nou Campanar, o Ara sí que Nou Campanar.

sonia escribió
25/02/2015 09:39

¡Que ganas de verla!! .Por fin iniciativas novedosas y participativas. Aire Nuevo.Que ya se necesita.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG