X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Martes 1 diciembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
UNa historia de rock

Los grupos de la 'explosión naranja', 20 años después

C. AIMEUR/ E. VIÑAS. 11/02/2015 La Muñeca de Sal edita nuevo disco; Doctor Divago y La Habitación Roja recopilatorios; una generación sigue en pie

La Muñeca de Sal, con su actual formación, durante un concierto.

VALENCIA. Se les llamó Explosión Naranja. Con ese paraguas se quiso reunir a los grupos más destacados de finales de los noventa, cuando una nueva escena musical valenciana estaba apareciendo. "La idea del nombre no sé de donde partió", explica Eduardo Guillot. "Siempre se ha dicho que fue Enrique Tomás el que se lo inventó, así que debe ser cierto. El objetivo era que la prensa local llamara la atención fuera de Valencia sobre lo que estaba ocurriendo, porque creíamos que se hacían cosas interesantes. Pero a los dos días ya hubo gente que estaba en contra, algo muy valenciano".

Él, junto a Juan Vitoria y los responsables de las discográficas Tranquilo Niebla y Matarile fueron los padrinos del proyecto. Guillot escribió un reportaje en la revista Factory de tirada nacional que fue acompañado de un CD recopilatorio editado por ambas casas discográficas. Algo que no ha vuelto a ocurrir desde entonces.

En el libro Yo, Manolo Rock en la Valencia subterránea, 1980-2000, César Campoy relata aquel primer encuentro, que se realizó en una cafetería próxima a la Pirámide Musical. Tras un inicio prometedor, comenzaron a aparecer las disensiones y el escepticismo. No hubo un intento de uso de la etiqueta, que se perdió pese a responder a una realidad. "Fue una buena idea", comenta Juan Luis Salmerón, guitarrista de La Muñeca de Sal. "Era un poco recuperar la propuesta del Xixón Sound asturiano, y creo que tenía mucho sentido", añade.

Este inicio de 2015 varios de los grupos que fueron protagonistas de la Explosión Naranja acaparan de nuevo buena parte la agenda musical. La Habitación Roja, incluida en el recopilatorio de 1998, acaba de editar un nuevo disco por sus veinte años de carrera, justo al año siguiente de publicar su noveno álbum, La moneda en el aire. La Muñeca de Sal publicará en junio su nuevo trabajo 8:10 con nuevo batería, Javier Galope. Doctor Divago editó a finales del año pasado recopilatorio con disco y DVD por sus 25 años de carrera. Y Gigatron, herederos de Chococrispis, están de plena gira con su nuevo trabajo en la calle, Atopeosis 666, con conciertos este fin de semana en Sevilla y Granada y fechas confirmadas para festivales como el Viña Rock de Villarrobledo, donde actuarán el 30 de abril, o el Leyendas del rock de Villena, que se celebrará en agosto.

La Habitación Roja en 1998, año de la publicación de su primer LP.

 "Siempre hay gente haciendo cosas en todas las épocas y la trascendencia de las mismas no se ve al momento. Nosotros éramos jóvenes, inocentes pero muy ambiciosos y queríamos dedicarnos a la música", apunta Jorge Martí, cantante, guitarra y compositor de La Habitación Roja. "Se hizo hasta una reunión y un programa de Juan Vitoria en la tele trató el tema y entrevistó a los grupos. Nosotros fuimos bastante escépticos en la entrevista y vinimos a decir algo así como: ‘estábamos antes de que se acuñará el título de Explosión Naranja' y vamos a seguir adelante cuando a ésta se le pase el arroz (por seguir en clave valenciana)".

–¿Pero cómo se propició el salto de La Habitación Roja al siguiente escalón al que muchos otros grupos del recopilatorio no llegaron?
–El hecho de que revistas como Factory o Rockdelux incluyeran canciones de LHR en sus recopilatorios creo que nos ayudó para que hubiera gente en México que se interesase. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de un tiempo en el que no existía todavía Internet. Más allá de eso el disco salió a finales del 98 y ese año nosotros ya sacamos nuestro primer LP, tocamos en el escenario grande del FIB, giramos por toda España...

Los grupos contactados del recopilatorio destacan de LHR su ambición desde el inicio. "Haciendo una analogía con lo que decía Bill Shankly del fútbol, para nosotros la música no es una cuestión de vida o muerte; es algo más que eso", dice Martí. Aun así, la banda que rompe este año el umbral de las dos décadas ha tenido que sobrevivir a modas, corrientes y el propio paso del tiempo. "Para ello tienes que tener buenas canciones y creo que a eso es a lo que nos hemos dedicado", apunta Martí. "Ahora es cuando empezamos a ser conscientes del mérito que tiene nuestra trayectoria. Antes todo nos parecía poco, la verdad".

HONESTIDAD GENERACIONAL

La carrera de Polar todavía no estaba lanzada en 1998, pero sus primeros álbumes, autoeditados, ya sonaban en Madrid y la banda liderada por Jesús de Santos había empezado a tocar fuera de la Comunitat Valenciana. "La historia, que entonces fue bastante conocida, es que Tanis Abellán del sello Portada y contraportada del CD.Jabalina escuchó en Radio 3 que no teníamos sello y entonces nos fichó", apunta Jesús. La historia de la banda quedó ligada a este sello y duró 17 años, hasta el año 2010 en el que editaron su último disco.

El séptimo corte de Vitamina C, nombre del recopiliatorio, es ‘Yellow shelf', una canción de Polar extraída de su álbum Sixteen Second Communication (1998) que advierte de una pauta presente en la música independiente en España: está cantada en inglés. "En aquella época todavía estaba bien visto componer en inglés", dice De Santos. Tent, Los Sostenidos, Big Score, Chococrispis, The Flauters o Moo eran otras referencias internas del recopilatorio que seguían este camino. "La Dama Se Esconde, Radio Futura, Golpes Bajos, La Granja etc... eran la Biblia y parte de nuestras influencias", apunta Martí, de LHR. "Estuvimos tentados de la moda del momento e hicimos bastantes canciones en inglés antes de debutar discográficamente pero cuando llegó el momento nos pareció absurdo", añade.

"Me dio pena especialmente que lo dejaran Big Score, que tenían una idea muy clara de lo que querían, pero visto con el tiempo también me sirve para ver como La Habitación Roja ha sido el ejemplo de que tomárselo en serio y seguir con las convicciones musicales contra viento y marea es la única forma de sostener una larga carrera", comenta por su parte Jesús de Santos.

A veces, en las ondas de Radio 3 y de otras emisoras con antena en Madrid se cruzaban canciones de Polar y de Una Sonrisa Terrible. El grupo comandado por Isa Terrible y Dani Cardona coló ‘Lydia' en Vitamina C, uno de sus primeros singles muy sonado en programas como Diario Pop. Cardona es uno de los productores musicales más respetados de la ciudad y Raúl Tamarit, que se unió pocos años después a la banda, lidera en la actualidad el proyecto Los Radiadores, cuyo tercer álbum, Gasolina, santos y calaveras, acaba de ser publicado.

El también periodista musical recuerda como "proyectos tan potentes de salida como Tent acabaron por disolverse muy pronto. Es ciertamente raro que en el panorama valenciano exista la constancia de sostener un proyecto durante 20 años, como es el caso de LHR o Doctor Divago". En este sentido, Tamarit también destaca a The Flauters, "que acabarían haciendo tan buena música con los proyectos escindidos Serpentina y Señor Mostaza", y "los últimos coletazos de Las Máquinas, un grupo que era referente para la ciudad desde hacía algunos años".

"Ir a ver a Las Máquinas era algo muy divertido, que te generaba respeto de entrada", asegura Jorge Pérez, al frente ahora de Tórtel y miembro de Coleccionistas. Por aquel entonces era miembro de Ciudadano López, con miembros como Cayo Bellveser y Xema Fuertes, ahora músicos de estudio y de directo y recorriendo el mundo con Josh Rouse.

"Creo que lo más relevante del recopilatorio es que, viendo el nombre de las bandas, una a una, reconozco como prácticamente todos los músicos presentes han redirigido su carrera, han creado nuevas formaciones y muchos trabajan en caminos paralelos y vinculados a la música". El propio Jorge Pérez, que menciona a Chococrispis como uno de sus referentes en el recopilatorio, es profesor de la Universidad Europea de Madrid como docente de un Máster en Gestión de Creación Musical.

De las raíces de los Chococrispis salió Gigatron, que lidera el incombustible Charly Álvarez. "Creo que hemos resistido tanto tiempo tantos grupos porque éramos muy peleones", dice el cantante. "Y hemos sobrevivido también porque trabajábamos mucho la música. Peleamos contra los elementos. Salíamos a tocar fuera pasándola canutas. Hemos ido, hemos vuelto pero siempre hemos estado en la música...", constata. Un hito de mérito en "esta ciudad [Valencia] que es en ocasiones tan mortecina", añade.

Julia Gominelli cantaba ‘Carenot' con su grupo Every No One, una formación que fue la elegida por el MuVIM para el Día de la Música en 2012. Moo, que cantaban ‘Mary's man', se disolvieron, como Kindergarten, que cantaban ‘Algo bueno' en aquel disco, según recuerda Juan Luis Salmerón. Los Magnéticos se juntan y se separan cada cierto tiempo, pero su actual carrera musical está en segundo plano. Su líder, César Tormo, se ha volcado en la interpretación y tras participar en cortometrajes y obras de teatro, en la actualidad es uno de los protagonistas del montaje Las guerras correctas que ha escrito y dirige Gabi Ochoa.

Alternative Scream se separaron y dos de sus componentes formaron Mute. Los sostenidos de Javier Reig cantaban ‘Pesky one'; Zip, ‘[Enja.ns]' y la banda hardcore Valium ‘Underground'. Tent se ha refundado como The Grannies Band. Los alicantinos Capitán América (que cantaban ‘Habitación 103' en el recopilatorio) anuncian su vuelta con nuevas canciones, tras una carrera de más de dos décadas llena de vacíos. Y hay más. Hasta los delirantes y geniales Felpudo Tos serán reivindicados en breve con un disco de versiones realizado por doce grupos del undergorund como Elle Belga, Portero Regateador, Mad Robot, Telexto, Perro Grande... que interpretarán los doce temas del brillante disco Tos Felpudo

Vista en la distancia, merece ser puesta en valor la perspicacia de aquellos críticos y profesionales que intentaron agitar una escena llena de posibilidades. Las presencias en festivales como el FIB, donde actuaron algunos como La Habitación Roja, Los Magnéticos, Polar o La Muñeca de Sal, las actuaciones en TVE en Los conciertos de Radio 3, así como la existencia de públicos fieles que han mantenido el recuerdo de algunas de aquellas bandas, evidencia que en esa explosión existía dinamita. Que no eran fuegos artificiales. El hecho de que varios de los grupos sigan en activo, inasequibles al desaliento, demuestra que estaban en lo cierto.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG