X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 26 noviembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
'EL CABECICUBO'

Del ciber Che Guevara
al ciber Pablo Escobar

ÁLVARO GONZÁLEZ. 17/01/2015 Varios documentales denuncian la justicia ejemplarizante, por exceso, de Estados Unidos en casos que tienen que ver con Internet y nuevas tecnologías

MADRID. Abrimos el periódico el jueves pasado y nos encontramos la noticia del inicio del juicio a Ross Ulbricht, un caballero de 30 años de edad, acusado de ser el creador de la web Silk Road. Un caso que parece de ciencia ficción. Primero, porque esa web no estaba disponible como su querido marca.com, sino que se hallaba en el "Internet profundo", que suena a mezcla de Matrix con El Señor de los Anillos. Un lugar misterioso en el que se presuntamente se traficaban con drogas y muchas barbaridades más.

A principios de año, cuando salió la noticia de su detención, ya nos asustaron mucho en la televisión con Silk Road. Era un lugar donde no sólo se podían comprar drogas, algo que solo asustaría a los padres de familia, también cualquiera podría contratar a un sicario para matar a alguien, lo que acojonaría vivo al más pintado.

No obstante, la noticia luego aportaba un dato interesante. Para ser el líder de una red de traficantes de drogas y asesinos a sueldo, Ulbricht estaba recibiendo apoyos muy interesantes. Empresarios de ideología libertaria estaban aportando fortunas para su defensa.

Precisamente de ideología libertaria es el programa de televisión en el que vimos a su madre. Reason TV es un canal de Youtube que sube entrevistas y documentales desde la óptica de esta ideología. Su eslogan es "Free minds and markets" (mentes y mercados libres). Entre sus colaboradores se encuentra Peter Bagge, dibujante de cómics, cuya penúltima obra hemos reseñado aquí La ideología de este grupo no tiene espacio ni en nuestro concepto europeo de la izquierda ni en el de la derecha. Lo mismo que espanta, desde la izquierda, su propensión al libre mercado y el uso de armas, asusta por la derecha respecto a la libertad sexual, el consumo de drogas, sexo, o el miedo al estado y lo que llaman su brazo armado, la policía. No son extrapolables a nada de lo que hay por aquí. Por ahora.

Y hace un mes Reason TV subió una entrevista con la madre de Ross Ulbricht que dejaba un punto de vista interesante. No porque ella confiara en la inocencia de su hijo y bla, bla, bla... -que por otro lado se enfrenta a una posible cadena perpetua- sino por los detalles que comentó de cómo se ha desarrollado el proceso y la investigación. Un caso que comparo al de FedEx, una empresa de paquetería express a la que se culpabilizó porque era empleada en la distribución ilegal de medicamentos.

En el vídeo la madre se queja de que su hijo no podía controlar todo lo que ocurría en Silk Road, una web con casi un millón de usuarios. Pero hay algo más interesante. En la acusación, según sostiene ella, no se especifica cuándo, cómo y dónde se han cometido los delitos. No son acusaciones precisas.

Y la investigación para llegar a la conclusión de que es culpable de cometer un delito tampoco se ha hecho pública. Deduce que se han empleado métodos inconstitucionales. Además, la acusación de que había ordenado asesinar a seis personas tampoco se sustenta en prueba alguna y la jueza aún las está esperando

En cuanto a los bitcoins -moneda digital- que le encontraron, se pregunta si eso puede ser considerado dinero, lo que daría para un debate interesante en el que el jurado se lo va a pasar pipa y se podrá hacer una película de esas de muchos ceños fruncidos. Por último, lamenta que el New York Times se esté cebando con su hijo sin respetar su presunción de inocencia.

Aaron Swartz

¿Y por qué tanto odio? La madre de Ulbricht sospecha que la intención del Gobierno es conseguir una sentencia ejemplarizante que ponga en posición de firmes a todo el mundo de Internet, digamos, alternativo y contestatario; una sentencia disuasoria para asegurarse el control del ciberespacio. 

La gracia de las opiniones de esta mujer es que esta semana Canal + ha estrenado un documental en el que, vaya, vienen a decir exactamente lo mismo. Se trata de ‘El chico de Internet, la historia de Aaron Swarzt'. Un caso que ofrece todavía menos dudas que el de Silk Road.

Swartz, cuenta el documental con sus vídeos caseros, era un niño superdotado al que vemos recitar el alfabeto del revés cuando no levanta un palmo del suelo, fabricar un cajero automático con sus manitas en su propia casa e inventar la Wikipedia, una enciclopedia abierta a las modificaciones de los usuarios, una temporada antes que la web de Jimmy Wales y Larry Sanger. Y también, que era excéntrico hasta el punto de no comer nada que no fuese blanco. Si el arroz era frito, ya no lo quería porque no era lo suficientemente blanco como el arroz cocido. No estaba del todo bien de la chola.

En el instituto se sintió frustrado con los deberes, los consideraba una forma inútil de mantener ocupados a los alumnos en algo improductivo. Empezó a leer por su cuenta y no se le ocurrió mejor cosa que coger manuales de Historia de la Educación. Se sintió manipulado, adoctrinado y se volvió un rebelde.

Fundador de Reddit y coautor del RSS, entre otros muchos logros, Swartz manifestó que no quería hacer dinero con su talento y conocimientos, sino ponerlos al servicio del bien y la humanidad. Era joven. 

Pero se lo tomó en serio y se obsesionó con los documentos, artículos e investigaciones que tienen las universidades protegidos por derechos de autor que pertenecen a editoriales que no tienen más fin que forrarse. Él quería que toda esta gran base de datos de conocimiento se pudiera compartir con todo el mundo. Entró en Harvard, puso un portátil a descargar con un programa que él había hecho, y empezó a vaciar el archivo digital de una editorial a la que tenían acceso los alumnos. Le cogieron.

Pidieron para él 50 años de cárcel basándose en una ley, y esto parece surrealista pero es lo que pasó, basada en el impacto que causó al gobierno en los 80 la película Juegos de Guerra, la ‘Ley de fraude y abuso informático'. Los entrevistados en el documental vuelven a decir lo mismo que la madre de Ross Ulbricht, que Obama quería una sentencia ejemplarizante para "todos los jóvenes que pudieran crearle problemas al Gobierno con Internet". Swartz no pudo soportar la presión y se suicidó antes de que hubiera una sentencia. 

El documental concluye con el caso de un chico de 14 años que, tras acceder al archivo que Swartz quería abrir, logró descubrir una forma de detección del cáncer de páncreas. Un dato muy emocionante pero que es bastante relativo, puesto que trabajó con científicos en un programa de una universidad para jóvenes interesados en la ciencia, aunque los medios le presentaran a bombo y platillo como un genio adolescente. No obstante, pese a todo, esta actitud que se denuncia del gobierno estadounidense merecerá nuestra atención. Veremos qué pasa.

Comparte esta noticia

5 comentarios

Estanislao Kovalski escribió
20/01/2015 07:56

"manifestó que no quería hacer dinero con su talento y conocimientos, sino ponerlos al servicio del bien y la humanidad. Era joven." Si hubieta dicho usted "anarquista" hubiera quedado tan ricamente pero la ha tenido que joder con la gracia.

Asín...nos va escribió
18/01/2015 22:52

Aquí tenemos el caso 4F, con suicidio también. Hay bastante información hoy en el menéame, con enlace al documental Ciutat morta, para ver.

Trompeta escribió
18/01/2015 18:27

"lamenta que el New York Times se esté cebando con su hijo sin respetar su presunción de inocencia. " Eso pasa en España continuamente, solo hay que recordar la FALSA VIOLACION EN ANDALUCIA.O sea que ya semos globales, en eso claroRespecto al articulo, lo de siempre la ley del embudo y el estado (el que sea) hace lo que le da la gana, vamos lo d siempre.Y sí, además es verdad...

alexandregz escribió
17/01/2015 17:20

Ver imágenes de Aaron Swartz cuando formó parte del conité que definió el protocolo RSS es chocante, un pre-adolescente con viejas (por edad) glorias del internet:http://eekim.com/blog/2013/01/aaron-swartz/

keenan escribió
17/01/2015 15:06

Casualmente hoy he estado leyendo 1) sobre Ross Ulbrich y 2) sobre la mano invisible de Adam Smith, y su parcial manipulación (parece que sistemáticamente se obvia su obra "Teoría de los sentimientos morales" que matiza y contextualiza su archiconocida "La riqueza de las naciones"). Sobre los libertarios, digo lo mismo que sobre otros utopístas: que dios nos libre de la gente que quiere cambiar el mundo implantando un sistema de creencias. Cada día soy mas socialdemócrata. Lo demás son experimentos con gaseosa de gurucillos y flipados irresponsables.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG