X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Sábado 5 diciembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
del papel a la pantalla

Secretos de 'Víctor Ros': Y el Sherlock castizo se convirtió en el detective del 98

CARLOS AIMEUR. 13/01/2015 Javier Olivares y su equipo transforman el personaje de Tristante en un nuevo detective; el estreno en TVE fue 'trending topic' el lunes

VALENCIA. Los Olivares, Javier y su hermano Pablo, recientemente fallecido, se han labrado un prestigio como guionistas de televisión. Suyos son los libretos de producciones como Los Serrano, Los hombres de Paco, la primera temporada de Isabel... Este lunes estrenaban en TVE su nueva criatura, Víctor Ros, una serie que se pudo ver antes en Movistar TV. Y, como suele ser habitual en ellos, daban una vuelta de tuerca a la premisa de partida.

En este caso se trataba de la serie de novelas del escritor murciano Jerónimo Tristante sobre el personaje que da nombre a la serie, un detective en el Madrid de finales del XIX, el de la Restauración de la monarquía borbónica, el de la eclosión del Partido Socialista, el que retrató Benito Pérez Galdós, la España de Cánovas y Sagasta. Pero, como suele suceder con ellos, no se conformaron con simplemente trasladar los argumentos a guiones.

Los Olivares, secundados por Anaïs Schaff y el valenciano Paco López Barrio, dieron una nueva forma al proyecto original de Jorge Díaz, quien fue el primer encargado de adaptar las novelas. Para ello, y siguiendo un sistema que ya habían empleado en el caso de la primera temporada de Isabel, manejaron una abundante bibliografía, principalmente de historia de la policía española e historia de España. No en vano Javier Olivares es de formación historiador. Y eso se nota.

Su sistema de trabajo exigía esta profunda documentación antes de escribir los argumentos de los capítulos y después, ya en la tarea de redacción, contar con pocos guionistas dedicados de manera exclusiva a cada capítulo. "Las series tienen que tener un sello, y ese sello se pierde cuando se multiplica la gente que trabaja en ellas", comentaba al respecto Olivares.

Víctor Ros se lo plantearon además casi como un desafío. Aunque era un encargo de la productora New Atlantis, impulsora de la serie, con los Olivares no hay encargo que valga; cada serie, cada capítulo, es visto como si fuera un largometraje de creación propia. Así lo explicaba este lunes el propio Javier, a unas horas vista del estreno de la serie. "Los guiones de una producción de prime-time debes mimarlos como si fuera una novela", decía.

Uno de sus primeros retos fue apartarlo de la inevitable comparación con el personaje de Sherlock Holmes creado por Sir Arthur Conan Doyle, una idea que sí que le gustaba al autor de las novelas y a los productores, pero que en la serie ha sido tamizada. "Las novelas son un homenaje y nosotros hacemos un punto de homenaje", admite Olivares, "pero sólo eso".

SER MÁS PAPISTAS QUE EL PAPA

Para diferenciar al personaje del referente, Olivares y su equipo han apostado por acentuar su perfil, "ser más papistas que el Papa", como bromeaba Olivares. Así, López Barrio enumera algunos detalles que diferencian, y mucho, a ambos investigadores. "Holmes era un señorito ocioso que se distraía resolviendo casos, rico de familia, mientras que Víctor Ros pasó hambre de pequeño y eso marca diferencias. Holmes es insociable y misógino; Ros es muy sociable con sus compañeros y las mujeres se le dan muy bien", explica.

Junto a estos detalles de la personalidad hay que añadir las "preocupaciones sociales y políticas grandes" del personaje español, a diferencia del conservador Holmes. "Ros es un regeracionista, opina que España necesita un gran cambio, una mayor apuesta por la ciencia y por dejar atrás oscurantismos y caciquismos. Por eso, más que un Holmes a la española, cabría hablar de un detective de la generación de 98", dice López Barrio.

La misma presentación del adolescente chirlero, con su ejemplar de La Odisea de Homero, avanza las intenciones de una producción que se niega a meramente ilustrar de manera más o menos amena unas buenas novelas, sino que aspira a dar un paso más allá. Víctor Ros aprovecha las tramas detectivescas para retratar la época a través de sus personajes y diálogos, con alusiones a figuras coetáneas como el hoy olvidado premio Nobel de Literatura José de Echegaray (1832-1916).

Dentro de las licencias, llevaron a cabo algunas para redefinir el personaje. En este sentido, López Barrio describe al Víctor Ros que encarna Carles Francino como un joven consciente de sus orígenes humildes. "El Víctor Ros de las novelas se desvincula de su antiguo mundo de una manera total. El de la serie tiene aún sus amigos en los bajos fondos y, a su manera, les es todavía leal. Eso ha sido muy importante en los guiones: mantenerle sus raíces de barrio, que no deje de ser un chico de La Latina". 

La Brigada Metropolitana, los hombres de 'Víctor Ros'.

Entre los personajes cobra especial importancia Lola La Valenciana, una prostituta encarnada por Megan Montaner cuyo rol, según Olivares, "es el que mejor encarna la dignidad en la serie". Frente a ella Clara Alvear, interpretada por Esmeralda Moya, una joven de familia adinerada que será el fruto prohibido, el amor imposible del protagonista, con un cambio con respecto a las novelas originales. Con todo, el verdadero protagonismo corresponde a la Brigada Metropolitana, los hombres de confianza del inspector Ros entre los que destacan Blázquez (Tomás del Estal), Crespo (Alberto Berzal) y Sánchez (Joel Bosqued).

LA COMPLICIDAD DE TVE SE TRADUJO EN ‘TRENDING TOPIC'

A su favor han contado con la complicidad de TVE, donde confían en Olivares, su sistema de trabajo y sus equipos. "La libertad que me da TVE para hacer lo que quiera no tiene precio. Si en este país cerraran Televisión Española y TV3 me tendría que ir porque no podría trabajar con otro sistema de producción", aseguraba este lunes mitad en broma, mitad en serio.

Igualmente, Olivares alababa la generosidad de Tristante, autor de las novelas originales, que ha aceptado de buen grado muchos de los numerosos cambios que han realizado sobre la historia original, empezando por hacer que transcurra veinte años después.

Carlos Navarro (Los misterios de Laura), Gracia Querejeta (Siete mesas de billar francés, El último viaje de Robert Rylands) y Jorge Sánchez-Cabezudo (Crematorio) son los tres directores que han dirigido los seis primeros capítulos de la serie. La evolución de la misma, consideraba Olivares, va in crescendo. Así, sin desmerecer el trabajo de los dos primeros directores, Olivares avanzaba que los capítulos cinco y seis son "brutales" y se congratulaba del buen hacer de Sánchez-Cabezudo.

La reacción de los espectadores ha sido excelente y, a la espera de los sufridos datos de audiencia, este lunes noche las redes sociales adelantaban una buena recepción. De hecho el hashtag #VictorRos fue trending topic en España justo a medianoche, cuando concluía el primer capítulo, con centenares de comentarios elogiando el argumento del primer capítulo y su final sorpresa. "No puedes hacer que lo previsible sea lo que acabe pasando", decía Olivares.

EL MEJOR PRÓLOGO A ‘EL MINISTERIO DEL TIEMPO'

La buena recepción de esta serie constituye el mejor prólogo al estreno en primavera, también en TVE, de El Ministerio del Tiempo, una serie en la que han participado 200 personas y que constituye el trabajo póstumo de Pablo Olivares. La misma, protagonizada por Rodolfo Sancho, es una de las apuestas de ficción más arriesgadas de la cadena pública en los últimos años. En ella, Sancho deberá viajar a distintos momentos de la historia de España para hacer que nada cambie. Y entre esos momentos se hallan por ejemplo la visita de Himmler a Montserrat en 1940.

En el reparto, además de Sancho se encuentran actores como Cayetana Guillén Cuervo, Juan Gea, Aura Garrido y el valenciano Nacho Fresneda, quien interpreta a un soldado de los Tercios de Sicilia del siglo XVI. Curiosamente, Fresneda también tiene un papel destacado en Víctor Ros.

Javier Olivares aguarda a este estreno con especial emoción, ya que fue el último trabajo de su hermano, quien falleció este pasado mes de noviembre tras una larga enfermedad, pero que estuvo trabajando hasta el último día en la producción. "La verdad es que Víctor Ros le dio tiempo a verla, pero de El Ministerio... sólo pudo ver el primer capítulo. Tengo la amargura de que no podrá ver el estreno", reconocía este lunes.

Comparte esta noticia

1 comentario

José María escribió
13/01/2015 14:37

La verdad es que parece mucho más interesante de lo que fue leyendo esto. Una pena que todo ese trabajo de documentación y demás del que aquí se habla no sirva de mucho para poder disfrutar la serie.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG