X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 25 junio 2017
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
CUNA DE LA IMPRENTA

Los primeros poemas impresos en España vuelven a la luz

C. A.. 11/12/2014 La Universitat realiza una exposición de 'Les trobes en lahors de la Verge Maria', publicado en 1474 en Valencia

VALENCIA. El primer incunable literario impreso en España se podrá contemplar este jueves en La Nau de Valencia. Se trata de Obres e trobes en lahors de la Verge Maria, una colección de cuarenta poesías en valenciano, cuatro en castellano y una en toscano, premiadas en un certamen celebrado en Valencia el 11 de febrero de 1474.

Se trata de un libro singular, como apunta el bibliófilo y escritor valenciano Rafael Solaz, ya que sólo ha sobrevivido un ejemplar al paso del tiempo. Es pues, una de las joyas de la literatura española. "No han aparecido más y eso es muy extraño ya que en aquella época se imprimían de 300 a 500 ejemplares", explica. Con todo, como él mismo recuerda, hay casos famosos de incunables perdidos, como La Celestina publicada en Salamanca en 1500. Pero son los menos.

Les obres e trobes... fue impreso por el alemán Lambert Palmart en Valencia, cerca del actual Portal de la Valldigna en un bajo hoy desaparecido. Palmart, natural de Colonia, había llegado a la ciudad con el objetivo de hacerse cargo del taller de imprenta del comerciante alemán Jacobo Vitzlán, quien a su vez representaba a la familia de los Ravensburg. Con la ayuda del platero Alfonso Fernández de Córdoba, alumno y colaborador, quien le enseñó la técnica de la fundición, crearon una de las primeras y más importantes imprentas de España, con obras tan destacadas como una Opera de Salustio que imprimió en 1475 y de la que sólo quedan dos ejemplares, uno en la Biblioteca Nacional y otro en la de la Universitat de València.

Igualmente fue el impresor en 1478 de La Biblia en valenciano, habitualmente atribuida al fraile Bonifaci Ferrer, hermano de San Vicente. Este libro fue perseguido por la Inquisición, que ordenó requisar todos los ejemplares en 1498, ya que no reconocía el valenciano. Dos siglos después, una de las últimas copias en Suecia fue pasto de las llamas en un incendio. Si bien la tradición siempre ha sostenido que sólo perviven dos páginas que se encuentran en la Hispanic Society de Nueva York, hay constancia de fragmentos en diferentes bibliotecas del Placa homenaje.mundo y diferentes estudios certificaron que queda un ejemplar entero en la Biblioteca Nacional de París.

En total Palmart publicó más de una docena de obras hasta 1493, año en que vendió su negocio. Entre sus autores también figuraron Aristóteles, Mela y Esopo. Su primer trabajo será exhibido dentro del ciclo de conferencias 'Clàssics a La Nau', que arrancó en septiembre de la mano de la Universitat de València y de la Acadèmia Valenciana de la Llengua, y cuyo objetivo es "acercar los tesoros bibliográficos de la Biblioteca Histórica de la Universitat, que custodia obras singulares y de un valor esencial para el conocimiento de la historia y la cultura valencianas", según señalan desde la propia institución.

El profesor de la Universitat y miembro de la AVL, Antoni Ferrando, ofrecerá este jueves esta conferencia sobre un libro singular, compuesto por la obra de cuarenta poetas entre los que se encuentran algunos personajes claves del XV valenciano, como los inspiradores del ajedrez moderno: el sacerdote Bernat Fenollar, Francí de Castellví i Vic y Narcís de Vinyoles. De los poetas que conformaron el que ha sido descrito por algunos especialistas como "notabilísimo cancionero", son muy pocos de quienes se conocen obra aparte de las incluidas en este libro. Entre esas excepciones se encuentran, además de los ya citados Castellví, Fenollar y Vinyoles, dos de los grandes autores del XV valenciano, Joan Roís de Corella (El triunfo de les dones) y Jaume Roig (L'Espill).

Entre las curiosidades de este libro llenos de misterios, se puede señalar que uno de los poemas, incluido por el notario Iohan Moreno, fue escrito por una mujer, cuyo nombre, Yolant, figura escrito como un acróstico en el poema. O que uno de los poemas en castellano está firmado por un autor que firma como Un castellà sin nombre.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG