X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 27 noviembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
SERIES DE TELEVISIÓN

Siete cosas que hay que saber acerca de ‘American Horror Story'

JAVIER CAVANILLES. 22/11/2014 'Freak Show', la cuarta temporada de AHS que se estrena este domingo en España, sigue cosechando éxitos de crítica y público gracias a la fórmula de ficción inspirada en hechos reales

VALENCIA. La mítica Jessica Lange ya lo ha anunciado. No estará en la quinta temporada (si se rueda) de American Horror Story. De momento, la última entrega la serie, Freak Show, sigue cosechando el favor de la crítica (aunque algunos crean que ha perdido algo de mojo). Quizás renazca con más fuerza, como se rumorea, como American Crime Story, pero eso el tiempo lo dirá. En todo caso, para los amantes de lo extraño, siempre queda el placer de disfrutar de la cantidad de referencias que esconde, una fórmula que ya se utilizó en otras temporadas. Aquí van algunas de las claves (más o menos) ocultas del triunfo de una serie que se estrena este domingo en España.

- Los ‘Side Shows': Antes de que les bautizara como Carnivales o Freak Shows, las ‘Ferias de Monstruos' se llamaban Side Shows, una especie de complemento al espectáculo principal que se montaba a las afueras del recinto. Tenían varias formas de funcionar, como el Ten-in-One (diez céntimos por ver una serie de espectáculos), el Single O (sólo había una cosa que ver), el formato museo... Incluían de todo, desde frascos con el socorrido feto de cabra de dos cabezas a la mujer barbuda pasando por el tragafuegos. El primero en ver el gran potencial del negocio fue el mítico empresario circense B.T. Barnum, quien creó un espectáculo itinerante en el que lo mismo salía William Henry ‘El Hombre Mono' Johnson (un negro macrocefálico que era presentado como el eslabón perdido), el esqueleto momificado de la Sirena Fiji (un pez al que había añadido la cabeza de un primate), la rata gigante (una nutria con pelo pegado), un tipo haciendo de yonqui en plena abstinencia o personas con cualquier tipo de deformidad. A medida que los Side Shows ganaron fama, comenzaron independizarse y se conocieron como Carnivales.

- Freaks (Tod Browning, 1932): No hace falta ser un genio para saber que la serie es un homenaje a una de las películas más extrañas de la historia del Hollywood pre-código Hays. Estuvo maldita antes de empezar ya que la MGM prohibió que participara ninguna de sus estrellas y estuvo semiprohibida durante años. Comercialmente fue un fracaso y Browning cayó en desgracia (sólo hizo tres películas más). Lo que se conserva hoy es una versión mutilada a la que le falta un tercio del metraje original (unos 30 minutos que se consideran perdidos) y escenas tales como cuando capan a Hércules (Henry Victor). Eso sí, su influencia ha sido notable. Probablemente, el uso de la palabra friki tiene su origen en esta cinta. Freak Show no es el único homenaje que ha recibido. Los Ramones (en Pinhead), Bernie Wrightson y Bruce Jones (en el cómic La Feria de los Monstruos) o la malograda serie Carnivale son sólo algunos.

- Pogo el payaso: Ese era el nombre que utilizaba John Wayne Gacy cuando se vestía de clown en las actividades caritativas en las que participaba. Trabajador incansable, vecino querido (siempre saludaba), pintor y miembro de varias asociaciones sin ánimo de lucro, ha pasado a la historia de EEUU como medalla de bronce en el podio de los asesinos en serie. Sus 33 asesinatos demostrados lo colocan sólo después de Gary Ridgway (49) y Ted Bundy (35).

Lo del ‘payaso asesino' se lo puso la prensa, ya que no utilizaba ningún disfraz durante sus crímenes (un estajanovista del delito: violaba, torturaba, asesinaba y los enterraba debajo de su casa). Se supone que fue el que ha inspirado el personaje de Twisty (interpretado por Drew Carey, el malo de Zodiac), uno de los grandes hallazgos de Freak Show, aunque tienen muy poco en común. Pero claro, si el Hombre del Hacha (Danny Huston) que sale en la tercera temporada existió, éste no iba a ser menos.

- Edward Mordake: Lo único que se sabe a ciencia cierta de Edward Mordake (o Mordrake, no está claro) es nada. Aún así, probablemente existió este hombre afectado de drisopus o duplicación cranerofacial, ya que su caso aparece referenciado, aunque citando fuentes indirectas, en el libro Anomalies and Curiosities of Medicine (1896) y Tom Waits le dedicó una canción (Poor Edward), lo cual es mucho decir. Como en la serie, de frente era un tipo bastante guapo, culto y de buena familia pero con un defectillo: en la parte posterior de la cabeza tenía un segundo rostro (¿de mujer?).

Lo que es increíble es que esta segunda cara tuviera, como afirma la leyenda, vida propia y todo lo que Edward (Wes Bentley, el de Los Juegos del Hambre) tenía de encantador, este rostro añadido lo tenía de maligno. Por lo visto se suicidó con 23 años (¿veneno o una bala?) y pidió que, antes de enterrarlo en una tumba sin nombre, le retiraran esa parte de su cuerpo. Las fotos que hay de él son de un muñeco de cera.

- La verdadera Júpiter: No, la historia no se sitúa en el gaseoso quinto planeta del sistema solar sino en una ciudad de Florida. El lugar existe, pero jamás albergó un Side Show. La referencia que han utilizado los guionistas es Gibsonton, donde era tal la cantidad de personas vinculadas al mundo del circo que tuvo el primer buzón público de correos adaptado para enanos y hasta parking para elefantes. El lugar se convirtió, por su clima privilegiado, en el palacio de invierno de mítico circo de los Ringling Brothers en los años 20. Actualmente, alberga el mayor museo del mundo dedicado a los circos ambulantes y los Side Shows, y es la sede del International Independent Showmen's Association.

- Personajes reales: Muchos de los personajes de la serie están basados en auténticos freaks. Por ejemplo, Jimmy Darling (Evan Peter) está inspirado en Fred Wilson a.k.a El Chico Langosta. Ambos tenían el mismo defecto en las manos, aunque no está claro que los dos las usaran para lo mismo (chiste gafapasta para quien haya visto el primer episodio). También  existió Ether Darling (Katty Bates), la Mujer Barbuda, que en la realidad se llamó Annie Jones. Con cinco años tenía más barba que la Pantoja y fue secuestrada de pequeña por un médico chiflado (un frenólogo) para estudiarla.

La lista de personajes reales incluye al malogrado Meep the Geek (Been Wolf, un profesor de preescolar en la vida real), cuyo verdadero nombre era Monnie Wosley ‘Koo Koo La Chica Pájaro' (padecía el síndrome de Virchow-Seckel) o Ma Petite (Jyoti Agme), que remite a la mexicana Lucía Zarate. Peeper (Naomi Grossman), Legless Suzy (Rose Sigguns)... también deben figurar en la lista. Por cierto, la mujer de las tres piernas y dos genitales que sale en los créditos se llamaba Blanche Dumas y fue cortesana en el París a mediados del XIX.

- Defectos especiales: En la seminal Freaks no se utilizaron efectos especiales, los actores eran así en la vida real. En Freak Show, muchos de los protagonistas son autores sometidos a largas sesiones de maquillaje. Para caracterizar a Peeper se necesitaban sesiones de tres horas, cinco veces menos de lo que se tardaba en rodar un escena con Bette y Dot (Sarah Paulson, la chica de las dos cabezas), lejanamente inspiradas en Milie y Christie ‘El Ruiseñor de las Dos Cabezas' (dos siamesas que nacieron esclavas y fueron vendidas por sus padres a un circo).

En cambio, son totalmente reales la diminuta Jyoti Agme (considerada una diosa en India) y Rose Sigguns. Esta última, que perdió sus piernas con sólo dos años y es madre de dos hijos. A Paul ‘La Foca Ilustrada' lo encarna el actor Mat Fraser, víctima de focomelia. Además de cinturón negro de Kárate, y bajista en The Grateful Dub and The Reasonable Stroller, tiene un peculiar sentido del humor. Escribió y participó en Talidomida! El Musical y asegura que tener brazos cortos sólo le impide pelear y tener sexo. Eso no significa que no necesite maquillaje: la único falso de su personaje son los tatuajes.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG