X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 22 noviembre 2019
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
'EL CABECICUBO'

Conexión Vintage, ejemplo del potencial del archivo de RTVE cuando se le da buen uso

ÁLVARO GONZÁLEZ. 15/11/2014 Teledeporte emite un reportajes con material de archivo en Conexión Vintage

VALENCIA. Dicen los intrépidos que sumergirse en el pasado y desconfiar del presente o el futuro es el colmo del aburguesamiento. Es por ello que muy deportivamente los que disfrutamos con todo lo pasado, anterior, vintage, antiguo o retro, les cedemos con gusto la prevalencia, la cresta de la ola, todas las conquistas sexuales que merecen los grandes triunfadores, y pedimos de rodillas que no nos quiten nunca Conexión Vintage.

Televisión Española tiene muchos programas muy presentables, otros no tanto para ser un servicio público, pero con este espacio han conseguido por fin lo que muchos espectadores estaban demandando: que corra el aire el archivo de Radio Televisión Española. Y no como en Cachitos de Hierro y Cromo que las imágenes son valiosas, pero se emiten en píldoras demasiado breves como para apreciarlas.

Así lo criticamos en su momento en esta columna. No queríamos ver vídeos de pocos segundos de, por ejemplo, ‘La más grande', Rocío Jurado, cuando estaba empezando. Si no que nos interesan las actuaciones completas, las entrevistas enteras, opiniones de todos los gustos, de ayer y de hoy, especialmente palabras tomadas a pie de calle a la España del pasado. Pero Cachitos de Hierro y Cromo no llega más que a videoclip con chistecitos en los rótulos.

Sin embargo, Conexión Vintage, presentado por Paco Grande en Teledeporte, es todo virtudes. Pocas veces uno se levanta y se congratula de lo bien que se han empleado el dinero de sus impuestos. Además, cada semana el espacio va ganando en minutos. Empezó como reportajillo de unos veinte y ahora supera la hora y cuarto en cada entrega.

La de la semana pasada tenía un cebo irresistible. Poli Díaz. Era un especial de boxeo en el que aparecieron también Perico Fernández y Pepe Durán. De la parte del vallecano, la última, rescataron un Informe Semanal sobre su época dorada, cuando estaba en lo más alto, y estaba dirigido por el amigo de Felipe González, el empresario Enrique Sarasola.

Todo es para ponerle un marco. Sarasola, con maneras de gentleman, comentando que si se metió al boxeo es porque "no le gustan las cosas fáciles". Qué aroma a triunfador de los ochenta, hoy en día caspa pura. No en vano, él fue quien trató de convertir cada velada de Poli en un encuentro de la jet set y lo logró. El reportaje nos regala impagables imágenes de las gradas de un combate, donde el famoseo, entonces beautiful, está mezclado con el público vallecano de bien y "Together Forever" de Rick Astley de banda sonora. Que manden ese vídeo a Cannes. O mejor, a Arco. Las entradas, dice el locutor, entre 6.000 y 20.000 pesetas. Ya contamos cuando reseñamos la autobiografía de Poli dónde acabó ese dinero.

También vemos imágenes de su madre, la bendita Antonia Arévalo, diciendo que no tiene miedo cuando su hijo se sube al ring, que se subiría ella detrás si le viera huir de la pelea. Poli asiente: "¿Pa qué está la casa socorro? pa coser?"

Y otras imágenes impagables son en las que sale todo el equipo de Poli con un chándal blanco de algodón, pantalones y jersey, patrocinado por Otaysa y Nissan. Prueban y curiosean los turismos del concesionario bajo la atenta mirada de Santiago Gómez Pintado, el que luego fuera candidato a la presidencia del Real Madrid contra Florentino y Mendoza.

Para contextualizar, para explicar lo visto, en una especie de tertulia de boxeo comentan las dotes de Policarpio: "tiene similitudes con Perico Fernández, un talento natural, de la calle, era muy listo y muy intuitivo". Con Perico precisamente abre este capítulo de Conexión Vintage. También son maravillosas las imágenes de él haciendo la mili franquista. Era tartamudo y tenía un acento muy mañico. Le vemos paseando por Zaragoza, entre los vecinos. El reportero que habla con la gente tiene los bigotes y la melena más largos que el mismísimo John Lord, teclista de Deep Purple. Esto es oro visual.

Echan después varios de sus combates. En el que se proclamó campeón de Europa de pesos ligeros, entero. Entre otras cosas porque sólo duró un asalto. Tiró a la lona tres veces al belga Fernand Roelands, que con gran entusiasmo y deportividad aplaudía como un aficionado más a su rival.

En una de éstas vemos entre el público al campeón de pesos pluma español Roberto Castañón, pocos apellidos más acertados a puesto el azar a un boxeador. El reportero le  pregunta qué opina del "pre match o el avant match", para que luego digan que no sabemos idiomas. Por cierto, que no se cita, pero Castañón tiene causas pendientes por la ley por "atentado" al enfrentarse a dos guardias civiles hace unos años. Quizá llevaba un ídem.

El tercero en discordia es Pepe Durán. Lo mejor de su parte es cuando van al bar que suele frecuentar. El propietario dice "Es un hombre honrado a carta cabal", expresión que deberíamos rescatar, aunque quizá se ha extinguido por falta de hombres a quien dedicársela. También revela "aquí el campeón come honradamente y toma un poquito de vino". Comer honradamente ya entra en el terreno de lo tierno. Y sentencia: "le invito a copas de coñac y no las quiere".

Después, Durán enciende la polémica. Tras alzarse con el título de campeón del mundo de los pesos superwelter, se pegó la rajada. "Dedicó su victoria a España, pero también se lamento de tener todas las ayudas que merecía", explican. Luego el presidente de la Federación de Boxeo responde, pero lo que dice es lo de menos, lo entrañable es que emplee el adjetivo "quejoso". Concretamente dice: "está quejoso con el público más que con la Federación". A lo que añade el periodista de la época otra obra de arte: "¿No estarán relacionadas estas palabras con la penumbra que hay alrededor del cuadrilátero?". Penumbra alrededor del cuadrilátero. Olé ahí.

La nota simpática de este Conexión Vintage fue la aparición al principio de Cayetano Martínez de Irujo. Sabíamos también por televisión, por aquel descacharrante ‘Salvados' que le gustaban los torneos medievales, batirse en duelo, cosas de hombres sin hache, sin mariconadas. Y aquí descubrimos que la cosa va más allá, que también es un amante del boxeo, pero desde dentro del ring. Se puso los guantes por primera vez hace muchos años. No pudo llegar a profesional, pero todavía sigue dándose mamporros con un entrenador, ahora más amigo que preparador. Que lo sepan los paparazzi. 

En definitiva, un ejemplo de buen uso de un archivo que debe ocultar más tesoros que las pirámides egipcias. No dejen de visitar la web del programa donde están todos los que se han emitido. Todos aquellos que tengan el buen gusto y el saber estar de tener la televisión conectada al ordenador, los llamados telenautas, a los que poco importa la programación de las cadenas convencionales, hagan las delicias. Hay varios especiales del Real Madrid de baloncesto de los 80, con Petrovic, las Recopas y el Maccabi, 35 minutos sobre Mágico González, otros tantos sobre Cruyff, la Real Sociedad de los 80 tenis setentero, alpinismo, Naranjito, ciclismo y el mismísimo Real Betis Balompié.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG