X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 6 octubre 2022
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
LO QUE LA INDECENCIA TE ENSEÑA

Ruta 'black':
los restaurantes de Madrid en los que mola tirar de tarjeta opaca

EUGENIO VIÑAS. 15/10/2014 Estrellas Michelín, históricos, de barrio, japoneses o de comida rápida, Caja Madrid patrocinó experiencias únicas a sus directivos

Rodrigo Rato y Miguel Blesa. Foto: EFE

VALENCIA. Los españoles hemos vivido por encima de nuestras posibilidades o, al menos, los consejeros y directivos de la extinta Caja Madrid. A sueldos millonarios (en euros), dietas de fundaciones adjuntas (en decenas de miles de euros) y tarjetas de crédito para gastos de representación (a justificar), ochenta y seis hombres y mujeres sumaron para su propio beneficio un chorreo de 15,5 millones gracias a la invención filantrópica de unas tarjetas opacas al fisco.

LOS MAILS DE BLESA, EL ORIGEN DEL ‘DESTAPE'

Conocidas entre sus poseedores como tarjetas black, estuvieron operativas entre 2003 y 2012. Sin embargo, la opinión pública ha tenido conocimiento de las ellas ahora, gracias al trabajo del juzgado central de instrucción número 4 de Madrid y de la voluntad del equipo directivo comandado por José Ignacio Goirigolzarri de depurar las irregularidades -sino ciénaga- del pasado.

La investigación le ha caído como un yunque rodando por el Himalaya al juez Fernando Andreu, responsable desde la Audiencia Nacional del ‘Caso Bankia'. Este jueves, el magistrado ya toma declaración a la primera ronda de imputados: los expresidentes de la entidad Miguel Blesa y Rodrigo Rato y el exdirector general de la misma Ildefonso Sánchez Bárcoj, considerado por los medios que han avanzado detalles del asunto como el cabecilla de la lucrativa ocurrencia. A la postre, el que más ha utilizado la black (572.187 euros).

Dentro del seguimiento del ‘Caso Bankia', fue la publicación de uno de los correos electrónicos de Blesa, al frente de Caja Madrid entre 1996 y 2010, el que levantó la alarma en el actual equipo directivo de la entidad. En referencia a los miembros de la Comisión de Control de la caja, el mail dice:

"Cada uno tiene una tarjeta de gastos de representación, black a efectos fiscales".

UNA MINA DE INFORMACIÓN GASTRONÓMICA

Lo que en su día fue una mina para la vanidad y la opulencia del gasto (viajes, alcohol, "clubs", efectivo, golf, esquí, joyas, videojuegos, puros, perfumes, flores o arte sacro, entre otros) es hoy -también- una mina de información gastronómica. De los 15,5 millones de euros sisados, algo más de 3 se dedicaron a comer y a beber en restaurantes, casi todos ellos en Madrid.

Amoral seguro y ‘alegal' seguramente -ya se prevé que no haya consecuencias severas penalmente, excepto para los responsables de la trama- su gasto fue una aportación inestimable a la creatividad y la innovación de restaurantes clásicos, de vanguardia y hasta de ‘comida rápida'. Esta es la Ruta black de la gastronomía:

LOS CLÁSICOS

ZALACAÍN (Calle de Álvarez de Baena, 4 - 915 61 48 40)

Dice un proverbio japonés que cuesta tanto que las cosas sucedan por primera vez que es imposible que no se repitan. Zalacaín fue el primer tres estrellas Michelín en España y, desde entonces, a sus 41 años, es una referencia imborrable para los gastrónomos de España. Sobre su vajilla exclusiva de Villeroy & Boch se ha troceado la Transición, los fichajes más caros del fútbol mundial o alguna que otra comilona de los hoy protagonistas.

Ahora con una estrella Michelín, Zalacaín mantiene ese plato recurso que desde los 80 los empresarios de este país siguen empeñados en probar a lo largo de todos los restaurantes: el steak tartar de atún. Eso y las trufas (en temporada), pese al resto de la excelente oferta repostera. Reyes y nobles, potentados todos, han probado su cocina de técnicas próximas a la vanguardia pero conceptos mucho más clásicos.

A buen seguro que fueron muchas más las veces que acudieron a Zalacaín, pero la ya fallecida Mercedes de la Merced (máximo número de pagos: en 35 ocasiones), Blesa (PP), José Antonio Moral Santín (CCOO), Rafael Spottorno Díaz (Fundación Caja Madrid y Casa Real), Ricardo Morado Iglesias (Dir. Organización Caja Madrid), Matías Amat (Dir. Negocio Caja Madrid), Ramón Ferraz Ricarte (consejero ejecutivo) o Mariano Pérez Claver (consejero ejecutivo), tuvieron a bien ‘tirar de black'.

El equipo principal del restaurante Zalacaín

HORCHER (Calle de Alfonso XII, 6 -915 22 07 31)

Junto a Zalacaín y Jockey, Horcher completa un tridente imbatible en número de visitas por parte de los poseedores de la black. Los tres, que por su corte tradicional desde la decoración al servicio, capitaneada por la cocina, no son un referente dinámico, pero sí una constante de visitas entre las que se han encontrado las de los miembros directivos de Caja Madrid.

Con los clásicos steak tartar, goulash y stroganoff como punto de partida, los amantes de la caza -y no son pocos en estos círculos- rezuman efluvios de animales de caza, como el corzo, pero también de pichones y patos. Asiduos eran Blesa (en 19 ocasiones), Rafael Spottorno, Juan Manuel Astorqui, Matías Amat, Ramón Ferraza o Mariano Pérez Claver.

Preparando una carne de caza junto a los comensales. Foto: Horcher

GOIZEKO WELLINGTON (Calle de Villanueva, 34 - 915 77 01 38)

La cocina vasca de Goizeko Wellington fue (¿o es?) una de las preferidas por Blesa. Hasta allí acudió 30 veces en poco más de seis años. El informe elaborado por Bankia para la fiscalía no detalla si su especialidad, el bacalao, era el preferido del expresidentes de Caja Madrid. Al Pil-Pil o con callos Vicaína, este referente a la espalda de la -suponemos, por carga de trabajo- menos frecuentada Biblioteca Nacional era también un habitual para

Mariscos, bonito (como el de la foto inferior) y carnes de caza siguen siendo la opción Goizeko en Wellington, aunque no es el único restaurante ni del grupo ni en Madrid. De hecho, cuenta con mucho empuje el Goizeko Casino Gran Vía, con una situación privilegiada en la capital y una carta volcada en la vanguardia.

Un bonito recién lleado a la cocina de Goizeko Wellington. Foto: Facebook Goizeko Wellington

JOCKEY

En noviembre de 2012 ValenciaPlaza.com se hacía eco del deceso gastronómico: a este restaurante "acudieron los prebostes del anterior régimen, el sha de Persia, Nixon, Sinatra, las estrellas de Hollywood, la beatiful people madrileña de los ochenta, pero también Santiago Carrillo y con peluca, o Juan Luis Cebrián y Gabriel García Márquez", contaba Álvaro González.

A Gianni Versace no le dejaron entrar, a Orson Welles le expulsaron y, en definitiva, vio pasar una incontable cantidad de anécdotas, algunas de las cuales se encuentran en este reportaje original. Entre los no tan afamados, pero seguramente más acaudalados guías gastronómicos a base de tarjeta opaca, les gustaba también Jockey. Especialmente a Spottorno (hasta en 8 ocasiones), Blesa y Ferraz.

PRÍNCIPE DE VIANA †

Este restaurante histórico de Madrid era tanto como un rincón de Navara en la capital madrileña. Abierto al público en 1963 por Chelo Apalategui y Jesús María Oyarbide, fue gestionado hasta 2011 por sus hijos Javier e Iñaki. El patriarca falleció en 2008, antes de ver como este clásico de Madrid desaparecía, aunque provocó emotivos obituarios gastronómicos.

Ahora Iñaki Oyarbide regenta IO (Manuel de Falla, 5. Madrid. Tel. 91 344 06 16 / 05 56), situado en el mismo lugar que Príncipe de Viana, muy próximo al Santiago Bernabéu. Remodelado desde su propio interiorismo e imagen, la cocina de IO es una profunda actualización del Príncipe de Viana que tanto gustaba a Blesa. De hecho, los más afines a la cuchara de alubias rojas con panceta ibérica no son los habituales clientes del regenerado restaurante.

Apunte de clásicos: Balzac (ya cerrado), el restaurante del Ritz, Club 31 y Lhardy, que a priori se podía esperar fueran más habituales entre la lista, cuentan con unos pocos pagos de las tarjetas black. El Asador Frontón si está entre los frecuentados, antes de iniciar su declive.

Restaurante iO: Secreto de cerdo ibérico macerado en casa durante una semana, servido con vinagreta de agua

LOS QUE DAN ENVIDIA

EL BULLI

No importaron los 753,4 kilómetros de distancia entre Madrid y Roses, en Girona. No importó tampoco que lo vivido no fuera a ir a parar a Twitter o a Instagram. En 2006 El Bulli de Ferran Adrià lograba por segunda vez ser el ‘mejor restaurante del mundo', según la popular lista St Pellegrino que publica Restaurant Magazine y el 21 de mayo, un domingo, se plantaba allí el jefe de prensa de Caja Madrid Juan Astorqui para darse un festín de 1.738 euros a cargo de la black.

Y no fue el único que cruzó la distancia, el imputado y exdirector general de la entidad, Ildefonso Sánchez Bàrcoj visitó el restaurante ya cerrado en Roses el mismo año 2006 y el curso siguiente. La cocina de vanguardia y que relanzó a España gastronómicamente a partir también de la figura de Adrià está también impresa en los datos de las tarjetas no fiscalizadas de Caja Madrid.

DIVERXO (Calle de Padre Damián, 23 - 915 70 07 66)

David Muñoz es el cocinero de moda de nuestro país y su restaurante DiverXO el heredero natural de El Bulli. Con proyecto de envergadura en Londres por estrenar, el madrileño abrió DiverXO con 27 años. Era 2007 y tan solo tres años después obtendría su primera estrella Michelín (ahora tiene tres, la máxima distinción). Rato y Sánchez Bàrcoj, nuevamente, no dudaron en visitar ese mismo 2010 a un valor lanzado que ya es una estrella mundial.

Pata negra untuoso y pegajoso. Lluvia roja de flores de hibiscus. Conejo y anguila

KABUKI (Calle de Velázquez, 6 - 915 777 877)

No es uno de los más visitados, pero nombres como Rato, Amat o Sánchez Bárcoj tuvieron el buen gusto de ir a Kabubi en el Hotel Wellington de Madrid. Es uno de los muy contados restaurantes de cFoto: Kabukiocina japonesa con tres estrellas Michelín y se encuentra en la capital de España. Su gran logro: haber conseguido una combinación más espectacular que equilibrada del Mediterráneo y la cocina nipona.

Con sede en Valencia (Komori, en el hotel Westin), su nivel de excelencia no está al alcance de muchos bolsillos, aunque en comparación a los otros destacados de la lista se puede decir que está en la media. El servicio y la experiencia siguen estando entre lo más diferenciado de Madrid.

TSE-YANG / CAFÉ SAIGON (Paseo de la Castellana, 22 - 914 31 18 88)

Es cierto que España no es un país que se prodigue en restaurantes de comida china; de verdadera comida china y de calidad. Sin embargo, entre los directivos y consejeros de Caja Madrid supieron hacerle un hueco al popular -y no apto para bolsillos sin crédito libre - Tse Yang. Blesa acudió en numerosas ocasiones, Rato en otras tantas y Sánchez Barcoj no menos. Astorqui, Morado Iglesias y Amat también lo probaron.

Tse Yang es la sofistificación de la cocina tradicional cantonesa, sechuan y pekinesa. Éxotico para las costumbres de los mentores de la ruta black, lo cierto es que el restaurante, con tapices, porcelanas y un sinfín de detalles lo convierten en un espacio de lujo y frecuentado por los citados.

Almejas de carril con cebolla de primavera

Más envidias: Thai Gardens, Viridiana (el restaurante favorito de infancia de David Muñoz) o Loft 39 son algunos de las opciones más interesantes de los pagos efectuados en black.

Apartado valenciano: Barcoj no se resistió a El Poblet de Quique Dacosta en un par de visitas a Valencia. Por su parte, tanto Blesa como Rato, entre otros, pasaron por Ramses bajo la dirección gastronómica de Ricard Camarena.

‘FAST FOOD', WHY NOT?

No todos eran iguales. Si bien es cierto que hay casos entre los 83 consejeros que no dan por bueno un almuerzo cuyo cobijo no esté tipificado como "Restaurante de 4 Un plan Foster's: Black Label Burguer con ensalada y patatasy 5 tenedores" -siempre según el informe remitido a la fiscalía-, los hubo abiertos a otras realidades. Es el caso del consejero Beltrán Gutiérrez Moliner (nombrado a propuesta del PP) que se aficionó por igual a comer en VIPS, Foster's Hollywood o Tony's Roma's.

A su favor, huelga decir que los tres frecuentados por el que era a su vez gerente del Partido Popular a nivel nacional, se encuentran muy próximos a Génova 13. De hecho, podría completar con facilidad una serie de reseñas en Tripadvisor con otros manteles menos pueriles de la zona, entre los que se encuentran Asian Senses, Asador Frontón o El Paraguas, entre muchos otros. Este último es también habitual en no pocos de los poseedores de la tarjeta opaca de Caja Madrid.

Antonio Romero (PSOE) también dejó correr la tarjeta opaca en Foster's Hollywood una docena de veces y casi las mismas en otra referencia del fast food: La Cantina Mariachi.

LA FAMILIA

CANTOBLANCO Y EDELWEISS

Esta es una categoría muy especial, en la que destaca la admiración que el preso Gerardo Díaz Ferrán tiene por los proyectos gastronómicos de su concuñado Arturo Fernández. El expresidente de la patronal madrileña se gastó 47.900 euros en los restaurantes del grupo Cantoblanco con algunas casualidades que podíamos considerar mágicas: todos los pagos tenían cifras redondas (1.000, 1.500, 1.800 euros...) y, a veces, se repetía un mismo importe en un mismo día. Así es la verdadera familia. Los restaurantes, principalmente Cantoblanco y Edelweiss.

Vista interior del restaurante Edelweiss

PASTA-NOSTRA PIZZA Y L'OSTERIA PINOCCHIO

Sánchez Bárcoj es otro amante de los ambientes familiares y qué mejor que un italiano para entender esta filia de caracteres. En 47 ocasiones el exdirector general de Bankia compartió plato y calidez en el restaurante Pasta-Nostra Pizza y 28 más en L'Osteria Pinocchio.

LOS GASTRÓNOMOS

No todo eran coincidencias. De hecho, la vasta entrega a la gastronomía a partir del cheque casi sin fondos (la mayoría tenía un tope de 50.000 euros anuales) que suponían las tarjetas black llevó a los más gastrónomos a probar un sinfín de restaurantes. Obsesiones personales a un lado, posiblemente los dos perfiles más gastrónomos son los de la fallecida el pasado año 2013 Mercedes de la Merced (PP) y Antonio Romero (PSOE).

Por su parte, aunque la lista por número de referencias distintas supera el centenar, se puede considerar que el preferido de de la Merced era Casa Mundi. Allí usó la black en 143 ocasiones en Casa Mundi. Un restaurante muy próximo a la calle, de calidad y precios más o menos asequibles que se abre desde los 80 en la calle Donoso Cortés, 14 (En Chamberí - Reservas: 96 446 60 06). Aun así, para las grandes ocasiones, de la Merced elegía Zalacaín. Allí celebró una tradicional comida del día de Reyesdurante seis años, de 2004 a 2009, con cargos de hasta 700 euros.

Chuletón de buey en Casa Mundi

Por su parte, Antonio Romero es un todoterreno. Ecléctico, su principal interés son las marisquerías, la comida asiática (japoneses, coreanos, chinos...) y la vertiente de tascas (vinoteras, tabernas, siderías...). Su restaurante para todas las ocasiones es Chivo Loco, un lugar de tapeo y generoso con las raciones situado en Cercedilla (Calle de la Pontezuela, 23 - 918 52 34 39). No obstante, su lista de experiencias es -por cantidad- superior a la de muchos críticos gastronómicos. Además de los ya citados en la lista, con numerosos pagos por local y con una media superior a los 100 euros por ‘pase de black', se encuentran los dispares La Carta del Rast, Gregorio III, La Floridita, Los Yugos del Buey, Parrilla de María, Churrasco Gallego o Requero.

Comparte esta noticia

4 comentarios

ernesto escribió
15/10/2014 18:46

¿No os gustan los comentarios que os plantean que este artículo es un refrito de los que hay por ahí? Me refiero al que publicó elldiario.es ayer con aplicación en mapa de los restaurantes. A twitter que vais!!! Y tendría que pedir un análisis de código deontológico...

Eugenio Viñas escribió
15/10/2014 12:39

¡Viridiana si aparece! Está en el texto, pero no como uno de los más habituales

Nando escribió
15/10/2014 11:57

La ruta del Blackalao.

Antonio Losada escribió
15/10/2014 09:31

Me extraña que no aparezcan en la lista Viridiana o Suntori. Se ve que, en el fondo, eran un poco parvenues...

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG