X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 1 julio 2022
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
17 EDICIÓN

La Fashion Week se renueva: lo mejor, los más jóvenes

GRETA BORRÁS/ FOTOS: VFW.. 30/09/2014 Balance de una edición marcada por los cambios y que ha apostado por apoyar a los diseñadores emergentes y jóvenes promesas
Modelo de Siempre Vivas. FOTO: CHARLIE COLE.

VALENCIA. En estos catorce años que lleva celebrándose la pasarela valenciana, ha dado tiempo para momentos de todo tipo: dulces como la ovación al final de un desfile maravilloso y algunos tan incómodos como el inesperado traspié de una modelo sobre la pasarela. Pero en esta vida, como en la moda, lo más importante es saber reinventarse para poder continuar.

Eso justamente ha hecho Valencia Fashion Week en su 17ª edición, reinventarse convirtiéndose en una edición marcada por los cambios. De directora ejecutiva con Sales Tatay al frente, de equipo, de localización haciendo del Centro del Carmen su sede, volviendo a los orígenes, y, lo más importante, cambio de enfoque.

Al contrario de la última edición, la 17 VFW ha apostado esta vez por apoyar fundamentalmente a los jóvenes diseñadores y a futuros talentos de la moda, éstos últimos todavía estudiantes en distintas escuelas de diseño de Valencia y otras ciudades de España. 

Del total de 43 diseñadores que presentaron sus colecciones, 9 de ellos lo hicieron en Zona D y 23 formaban parte de los estudiantes de diseño de moda que tuvieron la oportunidad de presentar sus proyectos de fin de curso en Proyecta, nueva categoría de VFW destinada para tal fin.

Curiosamente, muchas de las propuestas de los más jóvenes superaron en interés a algunas de los once diseñadores oficiales. En más de una ocasión, Benavente se inspiró en la naturaleza muerta.el atrevimiento y originalidad de los participantes de Proyecta, nos devolvió las esperanzas en el futuro de la moda valenciana, casi perdidas tras haber presenciado algunas colecciones nada acertadas en la pasarela general.

Por eso, prefiero que empecemos por ellos, por los jóvenes. Empecemos por lo mejor. 

El ganador del Premio a Mejor Diseñador de Zona D fue para Benavente que presentó una colección inspirada en la naturaleza muerta representada por aplicaciones de flores negras, la oscuridad y todo aquello que acaba. Por eso todas las prendas eran del color del vacío, una oda al negro y a la sencillez que cautivó al jurado y público.

En cambio, en la colección de Jara Maldonado todo fue luz y las prendas se declinaban en distintas tonalidades de blanco. Predominio de camisas abiertas, pantalones fluidos y La colección de Jara Maldonado fue todo luz.minitrenchs, los looks  rematados con grandes sombreros que recuerdan al diseñado por Vivienne Westwood y que popularizara el cantante Pharell Williams.

Aunque no recibieran ningún premio, cabe destacar las propuestas femeninas y sesenteras de David Blay y la colección de Miriam García que, a pesar de su terrorífico nombre, Poltergeist, presentó más de un modelo interesante que no nos dió ningún miedo. 

El objetivo de la categoría Zona D es servir de trampolín para que los diseñadores jóvenes tengan mayor proyección nacional e internacional. Una oportunidad que los diseñadores con talento saben aprovechar al máximo, es el caso, por ejemplo, de Siemprevivas, firma creada por Adrián Salvador y Lucas Zaragosí que, desde que consiguieron el Premio Zona D en febrero de 2012, no han parado de coleccionar éxitos, bien merecidos, por cierto.

En esta ocasión, Siemprevivas presentó su colección cápsula Silhouettes fuera del programa oficial de VFW, convirtiéndolo así en algo más personal y en un respiro al calor sofocante que en ocasiones se alcanzó en la Sala Ferreres del Centro del Carmen.

El lugar elegido por Siemprevivas fue el Jardín Botánico de Valencia donde los numerosos asistentes, no faltó nadie de los que cuentan en esto de la moda y la societé, se reunieron allí el pasado sábado por la mañana.

Más allá del jardín, pudimos disfrutar de una cuidada colección elaborada en una microfibra especial confeccionada exclusivamente para la firma y que se combina con detalles en tul de seda. Sus prendas, modernas y aún así delicadas y elegantes, dibujaron entre la intimidad creada por palmeras y helechos, la silueta de una nueva femenidad sensible y poderosa. 

De una localización como el Botánico que nos invita a soñar a otra cargada de historia, el Claustro del Centro del Carmen, que sirvió de pasarela ocasional para los desfiles de Proyecta, en los que pudimos ver los diseños de los que serán parte del futuro de la moda.

Se trata de los proyectos de fin de curso de estudiantes de diseño de moda, la mayor parte procedentes de Valencia de EASD  y Barreira pero también de ESNE (Madrid), Felicidad Duce (Barcelona), ESD (Murcia), EDIB (Palma de Mallorca) y San Telmo (Málaga).

Y a la vista de sus propuestas, el futuro de la moda, si siguen por ese camino, no pinta del todo mal. Interesantes los diseños de Nuria Sanmartín por su uso de las aplicaciones, la elegancia y texturas en Tamara Tejada, el empleo de volumen en Herfer y los diseños para todas las edades de Amparo Ordaz. Pero si hubo una colección que destacó entre proyectos tan variados por su calidad y coherencia, fue la de Elisabet Carlota, estudiante de Felicidad Duce en Barcelona que consiguió el premio a Mejor Colección Proyecta. Moda masculina en riguroso negro que, por los pasillos del claustro, nos trasladó por un momento a Amberes.

En la pasarela general, los diseñadores consolidados nos dejaron, muy a mi pesar, pocas sorpresas. Pocas sorpresas Bibian Blue impartió una clase de anatomía.agradables me refiero, porque de las otras tuvimos varias.

Sin embargo, queridos lectores de Valencia Plaza, me he prometido no mencionarlas, revivirlas es demasiado doloroso. Las costuras sin planchar, las puntadas visibles cuando no tocan, las lycras chabacanas, las propuestas manidas y desfasadas, los déjà vu mal versionados, el batiburrillo de complementos, los zapatos mal elegidos y los andares ondulantes de alguna modelo... De todo eso me he prometido no escribir. Siento decepcionarles con este arranque de bondad. 

Menos mal que puedo continuar esta crónica comentando la colección de Bibian Blue que impartió una clase de anatomía sobre la pasarela con prendas sobre las que se estampaban esqueletos, musculatura y nervios. Corsets, grandes faldas de tul y cuero trabajado artesanalmente. Prendas bien confeccionadas y originales, modelos que seguramente harían feliz a Lady Gaga y otras novias de la muerte. Yo, mientras, recordaba mis días de estudiante de Medicina y las horas delante de aquel Atlas de Anatomía del Profesor Netter.

Otra sorpresa agradable fue la colección de Alex Carballosa compuesta por vestidos largos con grandes escotes en uve y confeccionados en seda, crepe y gasas. Tonos tierra y algunas salidas en imponente rojo. Alexis Carballosa, una agradable sorpresa.Los tocados, una especie de enormes nidos, despistaron un poco la atención de estos vestidos pensados para una alfombra roja.

Y de la exuberancia a la sencillez y sensualidad de los diseños de María Cozar Couture. Blanco y negro en vestidos lenceros y prendas ligeras y vaporosas combinadas con corsets, visten a las ninfas modernas imaginadas por la diseñadora.

Un inspirado Eugenio Loarce nos sorprendió mucho y para bien con su mejor colección hasta la fecha. Con los patios de flores y los corrales de su infancia, como referentes, Loarce ha creado una colección donde predominan  estampados de flores coloristas y adamascados en satén y raso, tejidos lisos en tonos turquesa, azul y negro sobre encajes de algodón. Vestidos cortos con originales juegos de volúmenes. 

Dejo para el final al ganador de esta edición de Valencia Fashion Week, Pedro Fernández, que ha logrado que sus mujeres piloto vuelen muy alto en esta edición. Una colección juvenil, fresca y comercial donde se combinan neopreno, gasa, Las mujeres piloto de Pedro Fernández volaron alto.tul, crepe, y lino en tonos pastel y negro. Tejidos lisos y un estampado un tanto ingenuo que bien podrían ser avioncitos de papel.

Valencia Fashion Week rejuvenece con ilusión renovada pero debe seguir trabajando duro en esta línea para seguir mejorando y que esta edición no se quede en una simple anécdota.

Unamuno dijo que "el progreso consiste en renovarse". O como dicen los fashionistas, "renovarse o morir". Pues eso.

Comparte esta noticia

1 comentario

Marta escribió
03/11/2014 10:49

Como se nota hacia donde van los tiros de Greta, siempre exaltando a los amigos y degradando al resto. Debo decir que a pesar de codearte con gente "importante" en la actualidad, tus conocimientos sobre la confección y el concepto, se notan muy limitados. Subjetivos sabemos ser todos, y barrer para casa es muy sencillo. No dejas de ser la típica blogger mediocre. Vuelve a la medicina.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG