X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 22 septiembre 2019
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
'EL CABECICUBO'

Hermanos', la serie de calidad, concretamente, de la mala

ÁLVARO GONZÁLEZ. 20/09/2014 Una miniserie de Telecinco promete una crónica social del último cuarto de siglo pero no consigue aportar nada

MADRID. Me hizo mucha gracia el trailer de Hermanos en Telecinco días antes de que se estrenara. Decía que la serie hablaba de "nuestros últimos veinte años", como queriendo quitarle esa exclusiva a Cuéntame. Y también que, efectivamente, iba sobre "nuestra historia reciente", mientras alguien gritaba de fondo "¡no a la reconversión!". Para añadir al final que había sido "rodada en diferentes localizaciones de nuestro territorio".

¿Nuestro territorio? ¿Qué somos ahora, mangostas? Al final del anuncio ya mencionaba que era el primer estreno "español" de la temporada, lo que excluía en parte la posibilidad de que no quisieran decir "país" o "España" para cuidar la sensibilidad de todos sus clientes, que son muchos en Cataluña y País Vasco. Pero lo de "nuestro territorio" a mí se me quedó grabado. Aunque lo simpático es que se ajusta a la realidad. La mueca y las palabras del ministro Margallo hace unos días sobre la consulta catalana recordaban precisamente esa figura o concepto del "territorio", en especial la del que lo marca como propio meándose en él.

Pero pasemos a lo visto en la caja tonta. Hermanos viene en cofre de propuesta "de calidad". Seis capítulos, miniserie que "no trata al público como un idiota". En un inicio, vemos que los protagonistas son adolescentes de los años ochenta con problemas con sus padres por hacer el ganso. Hasta ahí, nada que no sea distinto a lo que ocurre en este siglo. Uno de los hermanos no quiere estudiar, prefiere federarse como boxeador y el otro está sufriendo con la selectividad. La chica en cuestión, interpretada por María Valverde, también quiere estudiar, pero por ahora lo importante es que está metida en una especie de triángulo amoroso con los otros dos hermanos.

No hay lugar a dudas, el capítulo empieza con los tres juntos y unos gamberros que se cruzan le preguntan a ella si se los está tirando. Le dicen "¡eres igual de zorra que tu madre!" lo que es un inicio fuerte para una serie española. Al poco tiempo, los tres protagonistas se van de juerga, se tumban en la barra, les meten los licores directamente en la boca como antiguamente, se pillan un ciego de dios y terminan a punto de follar en una piscina.

A este respecto me ha hecho gracia la crítica de una página como jeneasispop.com que se inicia aludiendo a esa escena: "veinticinco minutos ha sido el tiempo que ha aguantado la nueva (mini) serie de Telecinco sin mostrar paquetes ni tetas. Y por mucho que lo hayan camuflado como exigencia del guión, ¿era tan necesario...".

Eso sí que es un reflejo de España y no la serie. Hemos pasado del nacionalcatolicismo durante medio siglo XX a, en la plena libertad del XXI, ofuscarnos porque haya sexo en una serie. Dejamos el catecismo para abrazar el moralismo y las buenas costumbres. Porque la verdad es que no es un mal punto de partida para una serie un amago de trío entre adolescentes. Es algo que suele ocurrir a esas edades y, desgraciadamente, lo normal es que o no funcione, como pasa en Hermanos, o que sea un lío de piernas, brazos, pelos y sudor que no tiene nada que ver con la sincronización de los siempre generosamente lubricados actores porno profesionales.

Mucho mayor problema es que los actores de esta serie sean muy guapos, tengan cuerpazos, pero no sean precisamente prodigios de la dicción. Ese español de Ávila que hablan con emociones impostadas echa para atrás más que cualquier artificio del guión. En lo positivo habría que decir, en cualquier caso, que los padres de los protagonistas sí actúan como es debido y ahí sí podríamos trazar una línea entre lo que es calidad y no, prescindiendo de la del sexo mencionada. ¿Merecen el peso de una serie esta especie de robots de los años 60 sólo porque están de buen ver?

Y un crimen de estado muy grave, como el GAL que tenía lugar también por estas fechas, es que en un momento dado se abre la caja registradora de la tintorería de los padres de los hermanos y lo que se ve clama al cielo. Vergonzoso que no lo pixelaran a última hora. El billete de mil pesetas que aparece es el de Franciso Pizarro y Hernán Cortes, el pequeñito, no el de Don Benito Pérez Galdós y los hipnóticos churretes aquellos de piedra del Teide por la otra cara.

No contentos con la depravación de nuestra memoria, la moneda de veinticinco pesetas que hay al lado es la dorada pequeña del agujero en medio, la de los años 90. Menos mal que no dicen: "Na, ya te pago instalándote en el walkman unos bitcoins de Naranjito". Que la música que suena no sea siempre de la época a la que se alude, pues tampoco pasa nada, pero esto no se puede consentir. Que no estamos hablando de la moneda de Kazajistán.

Pero la cosa no queda ahí. Cuando llegan las manifestaciones anti OTAN la policía que les da palos a los chavales va de azul, cuando hasta 1986 fue de marrón. Es algo que puede saber cualquiera que haya visto vídeos de la época o, en su defecto, quien sepa que uno de los orígenes del cariñoso apelativo de "maderos" viene de ese uniforme. ¿Es esto hilar fino? No. Dos escenas después uno de los protagonistas saca un diario ABC que corresponde al 11 de noviembre de 1985 sobre esas manifestaciones ¿No podían, yo qué sé, haberlo ojeado?

La verdad es que es una pena porque la parte de la trama que trata de la ruina de la familia propietaria de la tintorería, amenazada por el desahucio al no poder pagar al banco, sí que merece estar en una serie actual. Por una razón sencilla, muchos españoles se encuentran actualmente en la misma situación. La serie promete una crónica social de las últimas décadas de "nuestro territorio" y tiene cierto interés la parte correspondiente a mostrarnos crudamente que estamos en las mismas, que nuestros problemas persisten y que en el fondo somos una sociedad estancada en muchos aspectos. Pero esto se sugiere y nada más.

Al final del capítulo concluye con tres ganchos para la siguiente entrega. El hermano boxeador se marca un Butch Coolidge, el personaje de Bruce Willis en Pulp Fiction, aceptando un soborno para pagar las deudas de su padre, pero luego reventando a su rival en el ring en un ataque de dignidad de esos raros que dan en las películas. La chica se va de su casa porque ha conocido a un director de cine muy moderno. Y al otro hermano, que le han becado en una universidad privada llena de pijos, parece que en un principio su carrera está teledirigida para introducirle en una secta neoliberal, pero no, sólo se lo quiere tirar un inglés de apellido Sinclair, como el ordenador fastuoso de aquella época, que manda mucho. Y ojo, que en el avance del próximo capítulo vemos que sí, que le debe bombear hasta que le sangran los oídos.

En ese segundo episodio es de suponer que a través de la chica, que va a ser periodista, veremos la conflictividad laboral de la reconversión industrial de 1986. De hecho, el boxeador cuelga los guantes y sale en una cadena de montaje. Miedo, miedito da imaginar cómo van a tratar el tema del sindicalismo.

Con altas dosis de irrealidad y una ambientación bastante lamentable, al final Hermanos más que una crónica social por el último cuarto de siglo, un repaso tan necesario para todos aquellos que se creían en un país rico, lo que tenemos es un culebrón español con chavales guapos. Calidad, sí, concretamente de la mala.

Comparte esta noticia

26 comentarios

virginia escribió
30/06/2015 05:18

quiero la segunda temporada!!!! a mi me encanto.

El Cibernético escribió
17/11/2014 16:07

A mi en lo personal me encanto la serie, yo vivo en cuba y termine de verla ayer y lo que me saco de mis casillas es que enfocaron la serie a que las personas PIENSEN MAL DE LA MASONERIA a la cual YO PERTENESCO con tremendo orgullo no me había percatado hasta el ultimo capitulo que mostraron un anillo masónico refiriendo que esa hermandad que sale en la serie que solo piensan en tener dinero a costilla de los obreros y demás cosas que ponen en la serie de dicha fraternidad (TODO ESO FUE LO QUE ME MOTIVO A BUSCAR ESTE FORO PARA ESPLICAR POR QUE NO ESTOY DE ACUERDO) De lo único que no mintieron en la serie es que estamos por el mundo entero, Somos una Orden Fraternal como muchas otras, ejemplo la Orden Caballero de la luz fundada en Filadelfia por cubanos cuando la guerra de independencia, Los ODD-FELLOW entre otros y todos son netamente filosóficos, con los principios EDUCASIÓN, BENEBOLENCIA y FRATERNIDAD y todos creemos en DIOS es lo fundamental un saludo fraternal.

ruben escribió
23/10/2014 21:14

Para el que escribe el articulo quien te paga los fachas seguro en este país mandan los banqueros ignorantes de eso va la serie pero joden que lo digan

Cefe escribió
23/10/2014 13:38

Ha sido una buena serie, con buenos actores y actrices, un argumento genial que me ha echo soltar más de una lágrima en alguna que otra ocasión y buena química!!! Entre ellos y contesto a la que ha dicho que no se cree nadie lo del trío amoroso, pues claro que puede ser en la vida real y ha pasado lo que pasa que en secreto, lástima que haya terminado tan pronto!!! Quiero una 2 temporadaaaaa

lugumule escribió
22/10/2014 06:10

Me a encantado esta serie, tiene todos los ingredientes para enganchar a la audiencia. Ya era hora de que telecinco hiciera una serie con calidad y no solo gran hermano, que ya. se hace pesado tanto GH. Hoy el ultimo capitulo a estado triunfal, felicidades a los actores an estado todos geniales

Marquesa escribió
22/10/2014 00:17

Me ha encantado! es preciosa, y los actores buenisimos, es original y en fin...una pasada!

Maribel escribió
14/10/2014 00:02

Decirte que sí tan enterado estas de la uniformidad de la policía, te olvidas de los antidisturbios que vestían de azul.

barrenia escribió
13/10/2014 16:28

Es una serie malísima. Coincido mucho con otras opiniones, que es 'clavada' a 'Hombre rico, hombre pobre', pero en cutre, claro. La dicción de esta nueva hornada, es lamentable, tienen poco oficio y poca preparación (Están buenos y poco más). El triangulo amoroso no se lo cree ni el tato, ni en aquella época y casi que ni en esta. Si nos queremos dar un barniz de 'Historia de este territorio e los últimos 20 años', por favor, documéntense antes de hacer el ridículo. El target de público para esta serie es el mismo que en su día fue el de 'Compañeros'. Una basurilla, vamos...

maria escribió
09/10/2014 08:28

A mi me parece una buena serie y creo que a medida que avanza se va poniendo mãs interesante.

Juan Carlos escribió
08/10/2014 00:18

Es una buena serie, y además de muy buen nivel técnico por lo que me parece que tu crítica es la que desentona.

E. Martín escribió
28/09/2014 18:02

No hombre no, lo del boxeador se dice "hacer un 'Batallador" Murdock"

Pedro escribió
24/09/2014 19:44

Mismo pensamiento que aina colom .... es Hombre rico Hombre pobre versión española.

perico escribió
24/09/2014 12:36

Salvo la serie "La que se avecina", que tiene unos guonistas excepcionales y algunos de los mejores actores y actrices del momento, el resto de la programación de Tele 5 no la considero de calidad. Por cierto, enhorabuena por el artículo.

yomecaguntó escribió
24/09/2014 12:22

No os quejéis, con Tele 5 llegó la calidad italiana a nuestras vidas. Viva Berlusconi y su imperio mediático, que nos sacó de la oscuridad televisiva española! (Los cohone)

Lola escribió
24/09/2014 11:52

Efectivamente, es un plagio de esos que tanto gustan a Telecinco (copio, repinto y espero que no se note para que no me metan un pleito) de HOMBRE RICO, HOMBRE POBRE, que protagonizaran en los 70 Peter Strauss y Nick Nolte. La desvergüenza de las teles españolas no tiene límites. El descaro es alucinante.

Sukkero escribió
24/09/2014 09:38

Garrafal lo de la poli. Pero en una escena posterior cuando salen de comisaría si que salen de marrón. Una chapuza.

mariluya escribió
24/09/2014 03:06

Si el primer capítulo creaba espectativas, el segundo ya nos enfoca a la realidad de la historia. Mi enhorabuena a todo el equipo! Dirección de actores, realización, actores (la mayoría).. y es una historia muy creíble (yo me la creo) y eso señores.. es un mérito! Repito.. enhorabuena!

aina colom escribió
23/09/2014 23:53

La vi anunciada tantas veces que me tragué el primer capítulo y, en fin.... Los más jóvenes no la recordarán, pero los paralelismos con la estupenda serie de los 70 "Hombre rico, hombre pobre" (con Nick Nolte, Peter Strauss y Susan Blakely) son p'a aburrir.... Dos hermanos de origen humilde, uno golfo y peleón que se mueve en los bajos fondos, otro modoso y trepa que hace carrera (y larga) en política, enamorados de una misma chica desde su juventud que tiene problemas de adicciones y que anda tonteando con uno y otro durante toda la serie....en fin, las comparaciones son odiosas....pero quizá sea un buen momento para revisar una de las series míticas de aquella época, la recomiendo para que que cada uno saque sus propias conclusiones....

Morgana escribió
22/09/2014 11:40

No la veo para tanto ensañamiento, vamos a ver el segundo capítulo. Creo que viene bien un repaso por los ochenta (aunque hayan fallado en los billetes, no tanto en el uniforme de la policía, porque al empezar el capítulo dice "mediados de los ochenta", puede ser perfectamente el 86, fecha del cambio), digo que viene bien para darnos cuenta de que paro, ruina, embargos, bancos chupópteros sin escrúpulos, gente que no estudia, etc., no es cosa de ahora, sino de siempre.

Alvarito el iluminado escribió
22/09/2014 02:22

Serie mala? Más bien crítica pésima diría yo. Espero que esto sea tu hobby, te veo un futuro bastante poco prometedor "Alvaro González".

nacho escribió
21/09/2014 09:15

me ha encantado el artículo. yo me pase to la serie diciéndome "pero quien dirige esto" un chaval de 25 años... joder q yo tengo 42 y me acuerdo q hasta la estética era otra. maquillaje, peinados y sobre todo mayor limitación en lo sexual. en fin una mierda (como siempre ) q tampoco veré

Andreu escribió
20/09/2014 21:06

Se supone que los primeros capítulos tienen que enganchar al espectador... Que haya sexo o no en 20 minutos no es ni bueno ni malo, aunque T5 no destaca precisamente por ser comedidos precisamente ;)

Alfredo escribió
20/09/2014 20:51

"veinticinco minutos ha sido el tiempo que ha aguantado la nueva (mini) serie de Telecinco sin mostrar paquetes ni tetas" Hombre, salir María Valverde es garantía de tetas y parrús de refilón, igual que eran garantía de lo mismo (en su época) Maribél Verdú y Elena Anaya.

Nombre escribió
20/09/2014 18:47

Muy bueno el artículo. Con poner algún coche con matrícula 'de las antiguas' habrán pensando que ya estaba todo arreglado :)

alejocu escribió
20/09/2014 16:56

Totalmente esperable siendo de Telecirco donde la calidad brilla por su ausencia. Esto es lo que pasaba por el norte en 1987: http://cinelibreonline.blogspot.com/2014/01/reinosa-87-la-colera-de-un-pueblo.html

pululando escribió
20/09/2014 14:46

Pobrecillos... Cuando intentan hacer algo "distinto" y ya al primer capítulo los pone todo el mundo a caer de un burro. Déjenles una semana de margen... Vamos un pa de capítulos.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG