X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Miércoles 17 julio 2019
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
INFRAESTRUCTURAS CULTURALES

Aparecen grietas en las salas del San Pío V durante las obras de ampliación

CARLOS AIMEUR. 20/09/2014 El museo valenciano, una de las pinacotecas más importantes de España, se ve obligado a cerrar el patio del Embajador Vich ante los desprendimientos; las obras son responsabilidad del Ministerio de Cultura

VALENCIA. Varias salas de la segunda planta del Museo de Bellas Artes de Valencia han aparecido con grandes grietas esta semana. Dichas grietas se encuentran en las paredes de salida y de entrada a las galerías dedicadas a pintura italiana, pintura valenciana barroca y a Vicente López.

No existe todavía una explicación oficial al respecto. Es más, ni en la Conselleria de Cultura ni en el Ministerio, responsable último de las obras, tenían constancia de este hecho. Algunas de estas grietas, según explicaron fuentes consultadas, podrían ser las mismas que ya aparecieron cuando se terminó la IV fase de la ampliación del museo San Pío V. En aquella ocasión fueron tapadas y pintadas. 

La primera hipótesis que manejan en el centro valenciano es que las grietas han reaparecido o se han generado como consecuencia del derribo de la sala Laporta, cuya demolición concluyó este jueves. En principio, y siempre según esta teoría, las vibraciones provocadas por el derribo de los muros de esta sala, ubicada en el edificio histórico, habrían causado que se abrieran de nuevo las paredes.

Las grietas son más grandes que las que aparecieron hace unos años. Son visibles a simple vista y en algunos casos tienen hasta más de cuatro metros de altura. Varias de ellas recorren por completo la pared en vertical y en algunas hay tramos en los que la anchura es de casi medio centímetro.

Fueron los propios guardias de sala los que dieron el aviso a los responsables del museo valenciano este jueves tarde, alarmados por el estado de las paredes. Tras tener conocimiento de lo sucedido, se organizó un primer encuentro entre responsables del museo y de la dirección de obra para intentar hallar una solución al problema

En la citada reunión no se llegó a ninguna conclusión concreta ya que se están recabando informes y analizando la situación con detenimiento. Por ahora no se baraja cerrar el museo, si bien ya se plantearon algunas medidas preventivas de conservación. Una de ellas sería descolgar los cuadros que están colgados junto a las grietas.

Entre las pinturas que se encuentran afectadas se hallan grandes lienzos del florentino Vicente Carducho, maestro del Barroco que desarrolló su carrera artística en España, un desnudo del pintor italiano Paolo de Matteis o cuadros del citado Vicente López, el gran retratista español de finales del XVIII principios del XIX.  "Alguien tendrá que hacer algo y de manera urgente", comentaron las fuentes consultadas. La situación, dicen, es "grave, gravísima" y en el caso de agrandarse dichas grietas en el transcurso de la próxima semana, el centro tendría que contemplar incluso la posibilidad de cerrarse al público hasta que terminen las obras de ampliación.

Desde que se inició la V fase, la intención de la Generalitat ha sido siempre mantener abierta la pinacoteca lo máximo posible. Por este motivo, la quinta fase se inició con la obra del almacén adonde se han desplazado más de 1.000 pinturas y esculturas que estaban expuestas en el edificio histórico, ahora cerrado. Las obras se encuentran allí almacenadas sin control de temperatura, según denunció el diputado autonómico Juan Soto.

El desarrollo de las obras de ampliación está siendo mucho más problemático de lo esperado. El mal estado de la fachada que se vino abajo antes de que se iniciara su acondicionamiento, la aparición de nuevos elementos ornamentales así como otras cuestiones, están alterando sensiblemente los planes iniciales tanto del Ministerio como de la constructora adjudicataria.

Como consecuencia de estos imprevistos, el museo ya se ha visto obligado a cerrar desde hace un par de semanas el patio del Embajador Vich como medida de precaución tras la caída de algunos cascotes de la parte antigua al interior del patio, según explicaron diversas fuentes. Ya no se puede acceder a él y se ha tapado de tal modo la puerta de acceso que ni siquiera se puede contemplar desde el interior del museo.

Sorprendentemente, siguen expuestas al aire libre las esculturas del patio, que se están viendo cubiertas de polvo y afectadas por el propio devenir de las obras. La directora Paz Olmos ha decidido mantenerlas en dicho patio, pese al riesgo que ello conlleva. Este espacio no estaba previsto que se cerrara. Es más, durante los últimos meses se han celebrado conciertos y diferentes actividades allí.

La aparición de las grietas no ha alterado todavía la vida cotidiana del centro y el museo continúa abierto al público. Este viernes se podía contemplar a diversos visitantes recorriendo el centro. Igualmente, las obras de ampliación continuarán sin alterarse el plan previsto.

La quinta fase, descrita desde el Ministerio como la "definitiva", tiene un presupuesto de más de 8,3 millones de euros. Las obras, que se iniciaron a finales noviembre, se prolongarán durante 30 meses y fueron presentadas por el presidente Alberto Fabra el pasado mes de diciembre. La Generalitat quiere inaugurar parte de la ampliación antes de las elecciones, para poner en valor la inversión.

Por el momento ya se ha realizado una pequeña parte de la ampliación, que es el nuevo sótano, pero ya ha tenido los primeros problemas. En concreto, el pasado mes de julio se detectaron pequeños charcos en los almacenes como consecuencia de las lluvias torrenciales que se registraron al principio de verano. El agua invadió el espacio donde se guardan cuadros de pintores como Pinazo, Muñoz Degraín, Rusiñol..., si bien no afectó a las pinturas. La dirección de obra aseguró haber encontrado cuál era el problema y que se iba a resolver en breve.

Ni en la Conselleria de Cultura ni en el Ministerio pudieron confirmar este viernes la aparición de las grietas de la pinacoteca. Especialmente significativo es el desconocimiento por parte del departamento de José Ignacio Wert, ya que la quinta fase de la ampliación del Museo de Bellas Artes de Valencia es competencia directa su ministerio y es el proyecto de infraestructuras culturales más importante que realiza el Gobierno este año. Pese a ello, el ministro no ha visitado ni Valencia ni el San Pío V.

Noticias relacionadas

Comparte esta noticia

1 comentario

Felipe Tamayo escribió
22/09/2014 14:49

Esto empieza a ser indecente. ya no solo es corrupción, es la degradación más absoluta de esta comunidad y esto si que costará años recuperar

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG