X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA
FIN DE ETAPA

Teyoland entra finalmente en concurso de acreedores

A. MOHORTE. 08/07/2014 La tienda de muebles que ocupó el pabellón 7 de Feria Valencia y pretendía tomar la delantera a Ikea ha suspendido pagos tras siete meses de agonía y deudas desde su cierre

VALENCIA. El final de la escapada. Después de catorce meses desde su apertura y siete desde su cierre, Teyoland ha sido declarada en concurso de acreedores por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia. El establecimiento que pretendía ser la respuesta valenciana al desembarco de Ikea ha reconocido definitivamente que no puede hacer frente a los pagos.

Aunque el proyecto no llegó a superar su fase de arranque, la aventura impulsada por Ignacio Tello que llevó a arrendar el pabellón 7 de Feria Valencia por un millón de euros anuales ha terminado por ser administrada por orden judicial por Begur Insolvencias, a la que los acreedores deberán remitir sus exigencia al correo electrónico telloland@administracionconcursal.info en el plazo de un mes desde este martes 8 de julio.

Tras la revuelta de los accionistas que apartó del mando a Tello y apesar del intento de reflotamiento que pretendió Miguel Ángel Sanjosé, responsable del grupo inmobiliario Daemi, el fin de la actividad de la empresa y la cantidad de dinero adeudado ha hecho imposible otra alternativa, según sus administradores.

SIETE MESES EN BARRENA

El 27 de noviembre del pasado año, la dirección anunció que echaba el cierre y, antes de agotar el horario de apertura, el edificio pasó a estar desierto. Los meses anteriores, la empresa ya había dejado de renovar contratos, dejando de los 300 trabajadores inicialmente previsto un reducido número de personas para velar por el género guardado en el local.

Aunque Sanjosé insistió convencer a algunos de los proveedores y acreedores (la mitad valencianos) para que siguieran confiando en el proyecto, transformando el establecimiento en un centro de liquidación de stock de distinta procedencia y utilidad, lo cierto es que los implicados optaron por aminorar pérdidas y apostar por una voladura controlada de la empresa.

De hecho, Feria Valencia había iniciado el pasado mes de febrero un procedimiento de desahucio para agilizar el pago de los 300.000 euros que ya por entonces le adeudaba la firma, pero la decisión de la empresa de dejar por propia iniciativa el pabellón dejó de engordar los impagos, aunque no paralizó el procedimiento.

Noticias relacionadas

Comparte esta noticia

2 comentarios

Toni escribió
08/07/2014 23:03

Lástima. ¿Qué habrá fallado?

Ferte escribió
08/07/2014 08:53

Nunca olvidaré a Tello.Esa prepotencia, ese efecto champan, esos 20 millones de visitas el primer año, ese llenar el mapa de españa de teyolands antes de abrir el primero.Me encanta

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad