X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Domingo 15 septiembre 2019
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
fin de una época

Crónica del adiós de Zubin Mehta: 24 horas en el Palau de les Arts

CARLOS AIMEUR. 07/06/2014 El maestro le comunicó la decisión a Helga Schmidt después de cenar con ella el jueves; la semana que viene hablará en público

VALENCIA. El maestro Zubin Mehta está "desolado". Se marcha de Valencia. "Yo no tengo tan claro que vaya a volver", comentan desde el Palau de les Arts. Dicen que ha sido una de las decisiones más difíciles que ha tomado en los últimos años. Si ha elegido irse han influido muchos motivos y ninguno son los que dicen desde la Conselleria de Cultura. Mehta quería quedarse en Valencia.

Su salida era un secreto a voces. Desde la Conselleria de Cultura esperaban el anuncio pero no sabían ni cuándo ni cómo. Hay un muro de silencio que separa los despachos de la Avenida de Campanar, donde está la conselleria, con los del edificio de la avenida del Profesor Lopez Piñero.

Cierto es que la intendente del Palau de les Arts, Helga Schmidt, y su equipo gustan de la discreción, pero también que no ha habido una intención de acercamiento por parte de la consellera de Cultura, María José Català.

Ya sea por una cuestión u otra, el caso es que Mehta lleva más de dos semanas en Valencia y la consellera no ha encontrado un momento para encontrarse con él. Schmidt había pedido reunirse a la consellera para tratar el futuro del maestro desde hace un mes y nadie ha respondido a sus solicitudes. Mehta sigue esperando a que le llamen.

La frialdad con la que le han tratado desde el Consell a Mehta no ha sido precisamente un acierto. Este viernes mismo, pese a conocer la noticia, la consellera actuó en la rueda de prensa del Consell como si no estuviera al corriente de nada. Es más, incluso habló de que la posible renovación del contrato se trataría al acabar el Festival del Mediterrani. Català decía esas palabras cuando ya sabía que Mehta había dicho no a la oferta de ser director titular de la Orquesta. Que no se iba a quedar. Se lo había dicho Schmidt por teléfono.

LA ÚLTIMA ESCENA

El adiós de Mehta vivió esta semana su última escena unas horas antes. El jueves, con motivo de la segunda representación de La forza del destino, la intendente Helga Schmidt se reunió con dos críticos valencianos en su despacho una hora antes de la representación. Junto a ella se encontraba el dramaturgo Justo Romero. Ambos eran pesimistas, pero Schmidt aún no sabía nada

La intendente austriaca pasó buena parte de la representación en su despacho. Sólo se acercó unos momentos a su palco personal, si bien se quedó en el segundo intermedio para charlar con sus invitados. Cerca de allí estaba el gerente de CulturArts, Manuel Tomás, que asistía por segunda vez a la producción. Schmidt habló de diversas cuestiones pero una vez más no mencionó la posibilidad del adiós de Mehta.

En ese mismo momento, el maestro estaba reunido en su camerino con un reducido grupos de profesores de la Orquesta del Palau de les Arts, el comité artístico de la formación. A ellos les comunicó verbalmente su negativa a seguir. Les dio varios motivos. El maestro quiere explicarlos públicamente la semana que viene, posiblemente el miércoles, fecha para la que quiere convocar una rueda de prensa. Los profesores se lo comunicaron a sus compañeros. Al acabar la representación, poco antes de la medianoche, los profesores hablaron con algunos conocidos. La noticia ya se supo.

Mientras los profesores se iban a sus casas, Mehta y Schmidt fueron a cenar. La relación de amistad entre ellos se extiende desde hace décadas. Al acabar la cena, el maestro le reveló a la intendente lo que le había dicho a los profesores: No iba a aceptar la dirección titular de la orquesta ni iba a renovar el contrato de dirección del Festival del Mediterrani. Le explicó sus motivos.

Pasó la noche del jueves a viernes. La consellera leyó la noticia y no tuvo la confirmación oficial hasta poco después de las diez de la mañana, cuando habló con la intendente del Palau de les Arts. Al mismo tiempo, la revista Scherzo informaba en su página web de que el director valenciano Gustavo Gimeno había aceptado la oferta de dirigir la Orquesta de Luxemburgo. Era el principal candidato a suceder a Mehta, el favorito del equipo de la consellera.

Pese a la gravedad de la situación, la consellera optó por mantener la agenda y después de la rueda de prensa del pleno del Consell se marchó directamente al San Pío V donde acudió a la presentación protocolaria de dos sorollas que han sido donados al museo valenciano. Iba a acompañar al presidente Alberto Fabra. Ninguno de los dos hizo amago de ponerse en contacto personal con el maestro. Si le llamaron, no lo hicieron público.

MEHTA VINO POR AMISTAD

Mehta, mientras tanto, insistía en el coliseo en salir a la palestra para explicar las razones que le han llevado a dejar el proyecto valenciano. El director estaba molesto. Las insinuaciones lanzadas desde el Consell de que se va por una cuestión económica le indignaron. Si Mehta ha estado en Valencia es por amistad con Schmidt, por su fe en el proyecto de crear una orquesta ex nuovo y por la calidad de los montajes que ha podido realizar en el Palau de les Arts, con cantantes como Carlos Álvarez o Waltraud Meier, o su ya imprescindible versión de La Tetralogía con La Fura dels Baus. Schmidt y su equipo le convencieron para que esperara.

La rutina del día se impuso. Mehta ensayó durante siete horas Turandot, la segunda ópera que dirigirá en el Festival del Mediterrani. Para este sábado está previsto el pregeneral. Los ensayos comenzaron poco después de la comida. A esa hora todo el Palau de les Arts conocía la noticia. Desde el coliseo comentaron que una vez acaben las representaciones de esta ópera, el maestro se irá unos días para volver la semana del 23 al 27 de junio para grabar la última ópera de Puccini con el cantante Andrea Bocelli.

En el Palau de les Arts esperan la visita de Fabra o, al menos, que se reúna con el maestro. Català anunció este viernes que se celebrará el encuentro pero no dio más detalles. Para el martes está previsto que la consellera se reúna con la intendente Schmidt. Al día siguiente se espera que concedan una rueda de prensa. Y que Mehta pueda hablar. Será él entonces el que, de primera mano, diga lo que hasta ahora sólo se ha sabido por personas interpuestas.

Sólo entonces se sabrá realmente por qué abandona Valencia uno de los mejores directores de orquesta del mundo, que ha hecho del Palau de les Arts un referente y que ha conseguido que la Orquesta de la Comunidad Valenciana, creada por Lorin Maazel, sea considerada como la mejor orquesta de foso de España. Un adiós que supondrá, si nadie lo remedia, el fin de un ciclo de un proyecto que ha sido la aportación a la cultura más internacional realizada en la última década en la Comunidad Valenciana; para muchos, el único gran proyecto que ha valido realmente la pena. 

Comparte esta noticia

1 comentario

Julian Ramirez Torrella escribió
08/06/2014 22:37

Qué pena y qué cortedad de miras de los politicos que tenemos. Acabaremos con el tabalet i la dolzaina. Catetos !!!!!

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG