X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Lunes 30 noviembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
15 días para apelaciones

Nuevo concurso para el teatro El Musical: las
diez claves del despido de José Luis Moreno

CARLOS AIMEUR. 06/06/2014 La comisión de contratación del Ayuntamiento de Valencia iniciará hoy los trámites para cancelar el contrato del empresario madrileño ante sus reiterados incumplimientos

VALENCIA. El empresario José Luis Moreno está a punto de salir por la puerta de atrás de Valencia. Tiene dos semanas para solventar sus deudas con Hacienda y con la Seguridad Social si quiere seguir gestionando el Teatro El Musical. Si no, tendrá que aceptar la cancelación de su contrato.

Una vez se rescinda el acuerdo entre Crystal Forest y el Ayuntamiento de Valencia, éste iniciará un nuevo proceso que en principio debe desembocar en un nuevo concurso, según explica el concejal de Contratación Félix Crespo. "Puede haber otra fórmula porque es una decisión que depende de la Concejalía de Cultura, pero lo normal es que se siga la misma fórmula que en el anterior concurso", explicó.

Estas son las principales claves que rodean al tormentoso paso de Moreno por Valencia como gestor de un espacio público.

1. POR QUÉ SE LE ECHA

La comisión de Contratación del Ayuntamiento de Valencia analizará este viernes la cancelación del contrato con Moreno por un incumplimiento reiterado "imputable al contratista", según se apunta en el orden del día. El informe que se toma como punto de partida ha sido redactado por los servicios jurídicos del Ayuntamiento. La resolución del contrato no será inmediata ya que la empresa dispone de un plazo de dos semanas para presentar las alegaciones que considere necesarias.

El Ayuntamiento cumplirá en julio un año sin pagar el canon a Moreno. No se le puede abonar porque su empresa tiene varias reclamaciones por deudas con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria. Moreno debía percibir 31.570 euros al mes por gestionar El Musical.

2. POR QUÉ SE LE ELIGIÓ

Moreno ganó a principios de 2013 el concurso para gestionar El Musical al que habían optado Olympia Metropolitana, empresa de la familia Fayos, que actualmente dirige el Olympia y el Talía en Valencia, y el Auditori de Torrent, entre otros espacios; e Iniciativas Teatrales, perteneciente a Enrique Cornejo. Moreno se impuso técnicamente porque su empresa Crystal Forest ofreció una rebaja del 18% sobre el presupuesto de adjudicación, establecido en 462.000 euros. Fue la oferta más barata.

Con todo, desde su misma contratación se puso en duda sus promesas. Igualmente se criticaron sus vínculos con el PP (en la documentación del caso Bárcenas se apunta que donó 60.000 euros a este partido, algo que Moreno después ha negado diciendo que ni conoce al ex tesorero popular) y la concejal de Compromís Consol Castillo criticó el hecho de que Crystal Forest hubiera contratado a una sobrina de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. "Moreno hizo bien su trabajo; logró lo que quería: el contrato", resumía lacónico un empresario teatral valenciano.

3. QUÉ OPCIONES PROPUSO PARA PAGAR

Para solucionar sus problemas con la Hacienda pública Moreno propuso al Ayuntamiento de Valencia que fuera el consistorio el que abonase directamente sus deudas o se le descontara del pago del canon, según explican fuentes consultadas.

Desde la Concejalía de Cultura se le recordó que esa opción era inviable y que debía ser él que estuviera al corriente de sus pagos con la Administración si quería cobrar el canon anual. "Así lo marca la ley", le dijeron. "Aunque quisiéramos ayudarte no podríamos", cuentan que le apuntó la concejal de Cultura, Mayrén Beneyto. Moreno no captó la indirecta.

4. POR QUÉ EL AYUNTAMIENTO HA ESPERADO

El concejal Félix Crespo explicaba este jueves que la decisión de rescindir el contrato se ha producido "después de que haya pasado un tiempo prudencial". Ese tiempo prudencial del que habla es prácticamente una temporada completa. Pese a que muchos advirtieron del largo historial de conflictos de Moreno, el Ayuntamiento de Valencia ha decidido aguardar el mayor tiempo posible a la espera de que el madrileño cumpliera alguna de sus promesas. Crespo pone como ejemplo de esta forma de proceder el caso del empresario valenciano Jesús Barrachina, a quien también está previsto retirarle la concesión de Piscina Valencia este viernes.

Sin embargo, este jueves Consol Castillo, quien fue quien denunció en marzo que las deudas con la Seguridad Social y Hacienda impedían a Crystal Forest cobrar el canon municipal por la gestión de la sala de teatro, aseguró que la alcaldesa Barberá "tiene una doble vara de medir para sancionar a empresas afines al PP, respecto al resto de la ciudadanía".

5. QUÉ SE LE ECHA EN CARA

Además de sus problemas burocráticos, a Moreno se le ha criticado el bajo nivel de su programación teatral, en la que los nuevos montajes apenas han tenido cabida y los grupos valencianos han sido anecdóticos. En ella se han primado productos de bajo coste de zarzuela, ópera, y muchos espectáculos infantiles. Igualmente, se le ha criticado sus fórmulas de contratación, que algunos profesionales consideran leoninas e impropias de un teatro financiado con dinero público.

Sin embargo, desde el Ayuntamiento se ha insistido que la calidad de la programación era una cuestión subjetiva y por lo tanto no podía ser cuestionada judicialmente. Aunque se comparte la tesis de que la propuesta de Moreno ha sido "decepcionante", insisten con que era imposible de demostrar ante un juez.

6. QUÉ HIZO MAL

Cuando llegó a Valencia, el ex ventrílocuo se presentó como un hombre capaz de realizar incluso una oferta por la Ciudad de la Luz de Alicante. Pero desde su llegada para la gestión del teatro ha quedado de manifiesto que Moreno ni conocía el teatro valenciano ni al público local y que muchas de sus promesas eran sólo eso, promesas.

Sus ofertas culturales, de segundo nivel, comerciales en el peor sentido de la palabra, carecían de la entidad necesaria para convertirse en un polo de atracción cultural, un dinamizador del barrio o, tan siquiera, un servicio público mínimamente decente. Ni se ha aproximado a los grupos valencianos ni ha mostrado interés por ofrecer montajes novedosos.

7. CUÁL HA SIDO SU RESPUESTA A LAS CRÍTICAS

Moreno ha defendido la calidad de la programación que ha realizado durante este año y tres meses en El Musical. Durante una conversación con la concejal de Cultura, puso como ejemplo el hecho de que se habían colgado en 32 ocasiones el cartel de No hay localidades. En su argumentación no ha tenido en cuenta la comparativa ni con otros años del Musical ni con los resultados que tienen otros teatros valencianos.

Igualmente obvió que incumplía sistemáticamente la oferta que presentó en la Mesa de Contratación. Moreno justificó la ausencia en la programación de compañías valencianas u obras en valenciano bajo la cuestionable premisa de que al público no le interesan y no llenaban el teatro. Un argumento que le desmontó Beneyto recordándole que era una obligación que estaba incluida en el contrato de la concesión. Era parte de su oferta.

8. QUIÉN LE APOYABA EN EL AYUNTAMIENTO

Nadie.

Al margen de su supuesta vinculación afectiva y/o emocional con el PP, Moreno no tiene amigos en el Ayuntamiento de Valencia, nadie que hable por él. De hecho sus visitas a Valencia han sido casi anecdóticas y su interés por el Musical ha sido mínimo, según apuntan fuentes consultadas.

9. QUÉ SUCEDERÁ AHORA

La alternativa más viable pasa por convocar un nuevo concurso. Así lo consideraban este jueves personas cercanas a la concejal de Cultura.

Si el mismo se pone en marcha este julio, para septiembre puede haber sido seleccionada una nueva empresa que gestione el espacio. Con todo los tiempos se le vienen encima al consistorio, ya que la temporada comienza en octubre y quien salga finalmente encargado de programar el escenario se verá obligado a trabajar contra reloj.

10. QUÉ HA PROVOCADO

El paso de Moreno por el Teatro El Musical se ha traducido en un distanciamiento entre Beneyto y la alcaldesa de Valencia. Asimismo, ha agotado a la concejal quien ha asegurado a sus allegados que se ha sentido decepcionada por el proceder del empresario madrileño, a quien le lanzó un ultimátum hace poco menos de un mes.

Lo sucedido en Valencia recuerda a lo que aconteció hace tres años en el Teatro La Laboral de Gijón, que también gestionó Moreno durante apenas seis meses. En ambos casos llegó prometiendo toda clase de espectáculos y tras su paso sólo ha dejado recuerdo de un reguero de montajes infantiles, producciones de segunda fila y, en el mejor de los casos, montajes de grupos semiprofesionales. Vista hoy su primera comparecencia pública, en la que anunció hasta una supuesta oferta por la Ciudad de la Luz, fue poco menos que una broma de mal gusto.

Comparte esta noticia

1 comentario

Xìmo Payá escribió
06/06/2014 19:03

Muchos valencianos sabíamos que ese sr. es un sinvergüenza y el Ayuntamiento es consciente de ello...pero claro es del PP. Por otro lado, el teatro El Musical, el Pabellón y el del Cabanyal, ESTAN EN EL CANYAMELAR.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG