X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Jueves 22 abril 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
¿Dónde están los Ufoleaks?

Sin noticias de los marcianos de Wikileaks

JAVIER CAVANILLES. 26/04/2014 Un año después del ‘Día D' de la desclasificación ovni sigue sin haber una sola prueba de que los extraterrestres nos visiten

VALENCIA. Este mes de abril se cumple un año desde que se publicaron de manera conjunta todos los Expedientes X incluidos entre el 1,7 millón de cables que Wikileaks filtró. Algunos lo llamaron el ‘Día D' de la desclasificación, la fecha que marcaría el antes y el después del encubrimiento mundial. Doce meses han pasado y no hay nada que celebrar.

Como suele ocurrir entre los amantes de los platillos volantes, había más de exageración que otra cosa. El primer Ufoleak (había que ponerles un nombre molón) vio la luz en enero de 2011 y luego siguieron otros. Lo único que cambió realmente en 2013 es que Wikileaks actualizó su buscador lo que facilitaba cómo navegar entre tanto cable. Y punto. El que no se contentó fue porque no quiso.

Aquel primer cable sobre extraterrestres se celebró como una victoria. Había sido redactado por la embajada norteamericana en Minsk (Bielorrusia) en diciembre de 2007. Lo único que hacía era citar una conversación con un jefe local del KGB en el que decía, en los buenos viejos tiempos de la URSS, había fondos para investigar lo que se quisiera. Luego llegó la crisis y, decía el funcionario, "cuando se trata de sanadores, ovnis y cosas de esas, ya no podemos dedicarnos a eso".

LO QUE NOS OCULTAN

La publicación conjunta de todos los Ufoleaks podría haber sido la confirmación palpable de que el tema de los platillos volantes ya estaba más que amortizado. Pero no, la parroquia paranormal insistía en que aquello era la constatación innegable de que "los que mandan" nos ocultaban algo.

Los informes partían de embajadas americanas en lugares tan remotos como Ghana, Marruecos, Brasil, Vietnam, Canadá o China. El más antiguo databa de 1973 y el más moderno de 2007. Lo que para cualquier mortal era la prueba evidente de que no había mucho que rascar (21 cables de entre casi dos millones y a lo largo de 34 años, apenas en unas líneas en cada uno), para los ufólogos no era más que la confirmación del interés que despertaba el tema en la Casa Blanca.

Para los estudiosos más serios, la verdad es que la cosa tenía cierta miga. Al menos permitía una pequeña radiografía sobre la creencia en los visitantes del espacio a lo largo de varias décadas. El contenido, en cambio, no deparaba ninguna sorpresa.

En uno de ellos se habla de cómo el gobierno de Ghana había tomado por un ovni un avión francés que había entrado ilegalmente en su espacio aéreo. En otro incidente similar (en Marruecos), las autoridades locales habían preguntado directamente a los EEUU si tenían algo que ver con unas extrañas luces que habían sobrevolado su territorio. Tontos no eran.

NEGROS DEL ESPACIO EXTERIOR

Un tercero, dejaba constancia de que en Túnez hacía tiempo que no se veían luces extrañas en el cielo... y así sucesivamente. El más largo tenía que ver con el anuncio de los Raelianos de clonar un ser humano y su creencia de que somos un experimento de seres de otros mundos. Había uno sobre un ufólogo que anunciaba el fin del mundo (y que creo que no se produjo) y otro en el que un tipo se quejaba de que en Estonia se veía a los inmigrantes negros con tan tanta extrañeza o curiosidad como si hubiera bajado de un ovni.

El más divertido es uno que hablaba sobre el problema del sida en Vietnam y citaba a la Union of Friendship Organizations. Como sus siglas en inglés son UFO se incluyó en la lista siguiendo el adagio de que tota pedra fa paret . El resto iban en la línea. Es decir, nada de nada.

CUANTO MÁS AZÚCAR MÁS DULCE

Como no había por donde rascar, los autobautizados exopolíticos (expertos en relaciones interplantearias, ahí es nada) tuvieron que salpimentar un poco la cosa. Lo bueno no eran los Ufoleaks que habían salido, sino los que iban a empezar a publicarse. Entre ellos, el que confirmaba que EEUU está en guerra contra los marcianos desde 2004, y que ya había habido varios encontronazos en el Círculo Antártico. A ver quién era el guapo que iba hasta allí a comprobarlo. Dado que creen que hay unas doce civilizaciones extraterrestres campando por aquí, tomarse esto en serio tampoco les exigía un gran esfuerzo de imaginación

Y como la cosa seguía sin dar mucho de sí, había que buscar la manera de seguir dando alpiste al canario. Cuando el FBI publicó dos antiguos documentos que hablaban sobre ovnis (bastante viejos y conocidos), al menos medio millón de blogs escritos por buscadores de la verdad se apuntaron el tanto de ser los primeros en haber dado la exclusiva.

A los Ufoleaks se fueron sumando otras informaciones que no tenían nada que ver con los cables publicados por Julian Assange. Aún estamos a la espera de ese que iba confirmar la existencia del Proyecto Pegaso. Dicho así parece poca cosa, pero es que según afirmaban dos tipos el mismísimo Barack Obama había participado de joven en un viaje a Marte a principios de los 80. ¿Cómo?, se preguntaron los escépticos. La respuesta es sencilla: se teletransportó. Lógico que la gente se lo creyera.

LA CONCLUSIÓN

Como ha ocurrido cada vez que ha habido una desclasificación -voluntarias como las que ha hecho en los últimos años el Gobierno Británico o por las bravas como en el caso Wikileaks- se celebra con fiesta mayor. Luego, pasan los días, y se ve que no hay nada, y a otra cosa mariposa. Y así hasta la siguiente. Es lo que tienen los culebrones, que siempre hay un "continuará".

Comparte esta noticia

2 comentarios

Sergio Lepore escribió
26/04/2014 20:45

Genial el artículo! Una pequeña corrección nomas, en un párrafo hablas sobre los "expoliticos", en realidad es "exopolíticos". Saludo!

26/04/2014 18:52

Yo no se si haya o no marcianos, si éstos nos visitan o no, pero de que los ovnis existen estoy cien por ciento seguro; ya que a mi nadie me contó de su existencia, pues en 1974 tuve la certeza de su existencia, cuando tuve la oportunidad de observar uno que ascendía hacia el cielo y que por cierto no era pequeño, sino muy grande y de un color entre amarillo y dorado. Lo único que lamento es no haber contado con una cámara para fotografiarlo o filmarlo, pues entonces era un adolescente que estudiaba la secundaria en Villa de Canalejas, Mpio. de Jilotepec, Edo. de México. Aclaro que no era adicto a ninguna sustancia tóxica, ni al tabaco o alcohol, además eran como las siete y media de la mañana y me dirigía a mi escuela y un sumbido me hizo voltear y fue cuando asombrado pude observar dicha nave, ya que en mi vida había visto nada igual, ni sabía nada de su existencia, pero sobre todo qué hacía en una comunidad rural y en un rancho propiedad de mi padre, que no es para nada importante, como no sea para la familia. En ese mismo día en mi escuela también se vió un objeto blanco en lo alto, que todos los alumnos pudieron observar, menos el director que ya era anciano y se limitó a decir que seguramente era un objeto de los que la NASA enviaba al espacio; éste último si se podía confundir tal vez con un globo, pero no así el que yo observé al salir de mi casa, pues era gigantezco y nunca se me va a borrrar.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG