X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Miércoles 28 septiembre 2022
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
LO QUE NO HAY QUE PONERSE

Diez claves de estilo
para huir del cliché en un festival de música

GRETA BORRÁS. 25/04/2014 La temporada de festivales de música está a punto de comenzar y este artículo llega a tiempo para evitar que te conviertas en un clon festivalero más

VALENCIA. A un festival de música se va a escuchar a tus grupos favoritos, a hacerse el entendido criticando el directo de ese grupo que acabas de descubrir o a ir de groupie diciendo que en Reading sonaron mucho mejor. Pero todo el mundo sabe que además los festivales, son también la excusa perfecta para otras muchas cosas que poco tienen que ver con la música y donde ésta tiene el mismo protagonismo que la melodía de espera de una teleoperadora.

Una de ellas es la moda o, mejor dicho, pasear palmito y el postureo festivalero.

La moda en los festivales es un fenómeno curioso, merecedor de un estudio sociológico.

Durante unos cuantos días, tenemos la oportunidad de llevar aquellas prendas y accesorios que no nos atreveríamos a lucir en nuestra vida cotidiana con la confianza de que nadie se sorprenda por muy freaky que parezcas.

Un poco Carnaval, un poco fiesta de disfraces. El momento perfecto para dar rienda suelta a nuestro lado más excéntrico, la excusa ideal para -intentar- ligar. Todo, en el nombre de la música. Pobrecita.

En los festivales parece que todo vale. Serán el calor y nuestras ganas de vacaciones y jarana, los responsables de borrar la línea que separa vestir para disfrutar de la música en directo de acabar absurdamente disfrazadas.

No quiero sonar como una purista ni una sosa, ojo. Está claro que el carácter festivo -muy festivo- de este tipo de eventos nos invita a jugar con la moda y a divertirnos con ella. Otra cosa es olvidar en el intento y a pie de escenario las mínimas pautas de estilo.

FASHION FESTIVAL

La popularidad que en los últimos años han alcanzado los festivales musicales ha llamado la atención de las grandes firmas de moda low cost que han visto en la moda festivalera un filón para aumentar sus ventas.

Marcas como H&M, ASOS, Top Shop o Bershka, cuentan con líneas de ropa especialmente orientadas a estas citas musicales donde no faltan los shorts con tachuelas, las blusitas de flores o las camisetas rockeras. En cualquier blog o revista de moda es fácil encontrar más de un artículo sobre lo que debemos llevar para ser las más cool del festival. Las galerías de fotografías de street style de celebrities en festivales se multiplican en la red.

De hecho, este mismo artículo, hubiera sido la bomba en 2009. La moda de festival se ha convertido en algo tan mainstream como la mayoría de los propios festivales de música.  

Es muy posible que hayas encontrado la inspiración para tus estilismos festivaleros en Coachella, el gran festival que tiene lugar en California con más famosos por metro cuadrado.

El recinto donde se celebra se ha convertido en lo más parecido a las inmediaciones de un desfile durante la Semana de la Moda. Una batalla continua por llamar la atención y demostrar quien es la más trendy.

Has visto todas las fotos de street style de Coachella y quieres copiar a las Olsen, Diane Kruger y a Alexa Chung.

El único problema es que tú, al contrario de ellas, no tienes estilista, no estarás en la zona VIP, ni dormirás en una tienda de campaña con aire acondicionado. Lo siento, tu festival no es Coachella ni tú eres Kate Moss.

Por eso, porque asistirás a un festival de música real, necesitas consejos reales y unas cuantas pautas de estilo que te permitan huir del cliché y no acabar vestida como todas las demás con tus shorts rotos y el cropped top con mensaje.

ESTAS SON LAS CLAVES PARA HUIR DEL CLICHÉ EN EL FESTIVAL DE MÚSICA

1.  Ni se te ocurra llevar tacones.

Parece muy obvio pero yo aviso porque siempre hay inexpertas y despistadas.

Tampoco se aceptan botas de cowboy. Ya han pasado muchos años para haber superado aquel disco de Madonna y se trata, sobre todo, de una cuestión de adaptación al clima.

Zapato plano, sí, pero jamás sandalias de gladiador con tiras que trepan hasta la rodilla o flip-flops si aprecias la integridad de tus pies.

2. Olvídate del look Pocahontas

Nada de camisetas con flecos ni tocados con plumas por mucho que te recuerden a tu época de fan de Jamiroquai. Y no te excuses en que la combinación de chaleco con flecos+shorts denim+botas Hunter es muy Kate Moss. Ajá. En 2004. En el frío y lluvioso Glastonbury.

¿Hace falta que añada algo más?

3. Neón no, gracias

Sería un buen método para que tus amigos te encontraran facilmente entre la mutitud si no fuera por que habrá otras dos mil personas tan flúor como tú -e igual de perdidas-

Me disgustaré mucho si, además, tu camiseta neón tiene impreso el nombre de una conocida marca de whiskey. Por desgracia, este modelo fue muy popular durante los festivales del pasado verano. Espero que no se repita.

4. Las camisetas de equipos de basket mejor en la cancha que en la pista.

Son igual de cansinas las camisetas pseudovintage de grupos de rock.

Y las de estampados patrióticos con banderitas americanas y británicas.

Ya es suficiente.

5. No seas una kamikaze fashion.

Lucir las marcas más caras de tu armario en un festival de música es inmolar tus piezas favoritas a golpe de salpicones de gin tonic y cerveza. Una lástima porque antes de que pasen a mejor vida nadie habrá reparado en ellas. No es momento de presumir de fondo de armario.

6. No a las bohemias de festival y el drama del crochet

Un festival de música es posiblemente el peor momento en el que ponerte tu vestidito bohemio, tan liviano, tan delicado que, seguramente, al final de la noche acabe hecho un auténtico harapo. Eso sí que es bohemio y hippie pero no es plan.

Y, por supuesto, nada de tops de crochet.

7. Evita las gafas absurdas y otros complementos inadmisibles

Gafas persiana, falsas wayfarers  de colorines, gafas con forma de corazón, gafas Hello Kitty.

Ya vale.

Son totalmente inadmisibles.

Lo mismo ocurre con cualquier complemento capilar del tipo: diadema con antenas, cuernos, orejas de conejita y similares. Aunque al final de la noche podría dar lugar a confusión, un festival de música no es una despedida de soltera.

8. No eres Lana del Rey.

Las coronas de florecitas de tela tuvieron su momento e, incluso, su gracia pero ahora ya no me rio. Aviso que Lana también lo ha dejado.

9. Las lentejuelas mejor se las dejamos a Fangoria

10. No al efecto Milley Cyrus

No es buena idea llevar la parte de arriba del bikini combinada con los shorts a no ser que haya una pool party o tu icono de estilo sea Milley Cyrus. Mantengamos la compustura y las proporciones, por favor.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG