X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 27 noviembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
plan de recuperación

Hortensia Herrero,
la mecenas que rescata el patrimonio abandonado

C. A.. 10/04/2014 La mujer de Juan Roig apuesta por la recuperación de inmuebles y obras emblemáticas

VALENCIA. Hortensia Herrero visitó recientemente la iglesia de San Nicolás en la calle Caballeros. Es una de las obras más importantes que afronta su fundación. La mujer de Juan Roig, con la bata que lleva bordado su nombre, se subió al andamio. Cada cierto tiempo pregunta por cómo van las obras. Le gusta saber de ellas. 

También se subió al andamio la segunda vez que visitó la restauración de la Virgen de los Desamparados en la Basílica. La primera simplemente estuvo charlando y preguntando por los trabajos. En todas estas visitas la vicepresidenta de Mercadona acude sin prensa, acompañada a veces por su equipo, una suerte de séquito. Lo hace con discreción. Pregunta, se interesa por todo...

"Actúa como una mecenas al estilo estadounidense", explica un testigo de estas visitas; "es muy agradable, muy risueña". Después, se va. En muy pocas ocasiones su presencia se traduce en un comunicado de prensa. Las más, pasa desapercibida. No se oculta pero no se publicita.

Herrero, que rara vez concede entrevistas, ha desarrollado toda su carrera profesional a la sombra de su marido, como vicepresidenta de Mercadona, si bien éste la ha considerado como su gran sostén desde que se conocieron cuando estudiaban Económicas en los años setenta.

Así, se suele citar el discurso que pronunció cuando recibió el premio Príncipe Felipe a la excelencia empresarial. Entonces Roig dijo de ella que le ayudó "primero, a ser un buen estudiante, a mejorar día a día Mercadona a través de sus múltiples consejos y opiniones, y también por haberme dado el mejor regalo que puede tener una persona: cuatro hijas maravillosas".

Herrero continúa en el consejo de administración de Mercadona como vicepresidenta, junto a su marido y su hija Carolina, pero en el último trienio ha iniciado desde su fundación un intenso plan de recuperación de patrimonio valenciano, la mayoría de las veces olvidado por la administración, con actuaciones singulares en las que el perfil público es bajo pero el proyecto relevante.

SOLUCIÓN "EN ESTOS MOMENTOS DE DIFÍCIL SITUACIÓN ECONÓMICA"

"Me parece admirable su labor", dice la subdirectora del Instituto Valenciano de Restauración, Carmen Pérez, quien ha trabajado con la fundación en la restauración de la imagen de la Virgen de los Desamparados. "Para mí son un ejemplo. Otros que tienen más se han quedado impávidos [ante la crisis] y ellos se han implicado de una manera increíble", añade.

Desde su origen, la Fundación Hortensia Herrero se ha presentado como una respuesta al colapso de las cuentas públicas, ofreciéndose como solución "en estos momentos de difícil situación económica", dice su carta de presentación. Y también desde su origen se ha destacado por la discreción y un severo control de los tiempos. Los acuerdos y convenios se anuncian cuando se tienen que anunciar.

Fue a partir de 2012 que la fundación se adentró en la recuperación de patrimonio artístico, principalmente eclesiástico. Las rehabilitaciones de la Ermita de Santa Lucía del siglo XIV ubicada en la calle Hospital de Valencia, la de la Iglesia de San Nicolás de la calle Caballeros de la que fue rector el papa Alejandro VI, y el apoyo a la construcción del centro parroquial de la localidad de Genovés, fueron el paso previo a la primera restauración mediática, la Geperudeta.

Igualmente, la fundación ha ido ampliando su campo de actuación con la firma de dos convenios de signo muy diferente en los últimos meses. Uno, con la Escuela de Danza Esther Mortes para el desarrollo de la investigación del uso de la técnica del Ballet Clásico como terapia en niños con parálisis cerebral a través del proyecto Ballet Vale+. El segundo, con la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica para la puesta en marcha de la Muestra de Producciones Artísticas y Multimedia, una iniciativa que pretende dar visibilidad a jóvenes artistas a través de la exposición de su obra en dicho centro. Ambos ejemplifican de manera muy clara que la Fundación Hortensia Herrero quiere seguir creciendo, abarcando cada vez más campos.

Los proyectos para la fundación los elige en persona la propia vicepresidenta de Mercadona, no en vano el patronato está compuesto exclusivamente por su familia, aunque cuenta con el asesoramiento de expertos a los que se contrata para que realicen informes. La sede, ubicada en un piso próximo al Paseo de la Alameda, habla muy a las claras de la austeridad con la que Herrero gestiona la fundación.

El anuncio realizado este miércoles de que se ha decidido financiar la perentoria restauración del Colegio del Arte Mayor de la Seda es especialmente significativo por tres razones. Primero: se trata de una obra civil, la primera que se acomete desde la fundación. Segundo: tiene una finalidad, que es crear un museo dedicado al arte de la seda. Y tercero: es la que tiene un presupuesto más alto, 1,6 millones de euros, seis veces más que lo que ha costado la restauración de la imagen de la Virgen de los Desamparados, que ascendió a 260.000 euros.

Precisamente los resultados de esta última restauración son los que mejores réditos le ha proporcionado a la fundación en cuanto a imagen. A la fundación y a quienes colaboraron con ella. "Me para por la calle gente que no conocía y me felicitan; eso nunca me había pasado", dice Pérez. "La verdad es que la respuesta de los fieles está siendo muy buena", conviene el responsable de Patrimonio de la Catedral de Valencia, Jaime Sancho.

Herrero vivió ese aprecio popular con los aplausos que recibió el día de la presentación de la restauración de la Geperudeta en la Basílica. Curiosamente, la vicepresidenta de Mercadona admitió durante su parlamento que tuvo dudas sobre si afrontar o no la obra. "Cuando me lo propusieron dije que estaba guapísima y no necesitaba nada, aunque después, tras dar el visto bueno, he visto que el resultado ha sido fantástico", concluía.

Noticias relacionadas

Comparte esta noticia

1 comentario

Mª Pilar Chacón Temprano escribió
28/09/2014 23:27

Gracias, gracias... y mil veces gracias! Como valenciana, agradezco su sensibilidad, amor y generosidad hacia el patrimonio de nuestra tierra.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG