X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Lunes 25 enero 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
estudios de reliquias

Ciencia frente a fe: El carbono 14 pondrá a prueba la Vera Cruz de la Catedral

CARLOS AIMEUR. 04/04/2014

VALENCIA. La Catedral de Valencia ha puesto sus reliquias a examen. Además de los estudios pendientes que se le quieren hacer al Santo Cáliz, el Instituto Valenciano de Restauración está analizando algunas de las piezas más conocidas del relicario de la seo. Son pruebas encaminadas a confrontar la tradición con los datos científicos, en un duelo Ciencia-Fe que tiene más de investigación histórica que de confrontación teológica.

Una de las que se estudiará en los próximos meses es la Vera Cruz de Martín el Humano, según explica el canónigo conservador del Patrimonio de la Catedral, Jaime Sancho. Esta pieza, que ingresó en la catedral en 1437, será sometida a uno de los métodos de datación más conocidos, el carbono 14. Si bien se es consciente de los problemas y defectos que conlleva, permitirá al menos concretar más su procedencia.

También se analizará la madera y se comparará con una de las que tradicionalmente se considera como más fiable, que se halla en el monasterio de Santo Toribio de Liébana, en Cantabria, y que procedía de Jerusalén. "Queremos saber si la Vera Cruz de Valencia forma parte de una sola pieza de madera, si ha sido o no recrecida, saber en qué época se cortó el árbol... No sabemos nada de ella".

Una reliquia que se está investigando en estos momentos es una momia de un bebé que la tradición asegura que es un niño asesinado por Herodes. Se le ha hecho una prueba de polen, se le ha aplicado el carbono 14 y se le hará un estudio de adn para saber cuándo murió este niño, si en el siglo XI, época en la que se falsificaron muchas reliquias, o en el I.

Ya hay unos primeros resultados. La subdirectora del Instituto de Restauración, Carmen Pérez, explica que el TAC y los primeros análisis han demostrado que "el niño es un niño, y no una falsificación, y fue degollado". Por el contrario, los estudios de polen no han ofrecido ningún dato significativo.

"El valor de la reliquia es muchas veces histórico", comenta Sancho. "Para la Historia lo que importa es la cajita de madera el siglo IX, el pañuelo del siglo III... Pongamos que ese niño sea del siglo XI... ¿En qué Facultad de Medicina hay una momia de un niño del siglo XI?", se pregunta.

La Catedral de Valencia contiene en la actualidad un centenar de reliquias, si bien llegó a superar las doscientas. Su principal proveedor fue Martín el Humano (1356-1410), quien inició un gran relicario que siguieron después los reyes de la dinastía Trastámara, Fernando de Antequera y Alfonso El Magnánimo. El tesoro que conformaban todos los relicarios de oro y plata era de enorme valor.

Fue precisamente el Magnánimo quien, cuando partió para la guerra de Nápoles, le pidió a su hermano Juan de Navarra que depositara el relicario a la Catedral de Valencia. Entre las reliquias que aportó se hallaba el Santo Caliz, el cual estuvo persiguiendo durante años y sólo consiguió al final de su reinado.

HAN SIDO AVALES PARA PRÉSTAMOS

Sucesivos préstamos solicitados por los reyes aragoneses a la Catedral de Valencia hicieron que todas las reliquias, aval de dichos préstamos, pasaran a manos de la seo. Pero en la Guerra de la Independencia se quiso salvar el tesoro del relicario y se mandó a Mallorca, donde el Gobernador militar procedió a usar los relicarios para fundir monedas de oro y plata. Así se perdieron la Custodia Gótica, el Altar de Plata y buena parte de los relicarios del siglo XIV. Las reliquias en sí, los huesos y trozos momificados, regresaron envueltos en papeles.

"Las reliquias prestigiaban a la iglesia", explica Sancho. "Cuando un visitante enseñaba la Corte mostraba no sólo las religiosas, sino también las civiles como la espada de tal rey", añade. De hecho la misma catedral de Valencia alberga una de las reliquias civiles más relevantes, las cadenas del puerto de Marsella que el Magnánimo entregó tras saquear la ciudad francesa en 1423.

Visto hoy sorprende pero como recuerda Carmen Pérez, "se llegaron a hacer guerras por ellas". En su artículo 'Reliquias para Año Nuevo', Umberto Eco, explicaba que "en la Edad Media, poseer una reliquia famosa era un valioso recurso turístico porque atraía flujos de peregrinos tal como hoy en día una discoteca de la costa atrae a turistas alemanas y rusas".

LOS REYES PRESUMÍAN DE ELLAS

"Se emplearon mucho en el Camino de Santiago", comenta la doctora en Historia del Arte Catalina Martín Lloris, autora de una tesis sobre las reliquias de la Corona de Aragón. "La gente iba a los sitios porque tenían un hueso de un santo o un resto de una santa. Los reyes salían en procesión con ellas para hacer ostentación de poder; hay que entender la espiritualidad de la época", apunta.

Entre la pulsión "mito-materialista", que decía Eco, por la cual "se puede volver a encontrar un atisbo del poder de un grande o de un santo al tocar partes de su cuerpo", y el gusto por la antigüedad, las reliquias se convirtieron en un gadget dorado durante la Edad Media y siguen siendo un negocio hoy día.

Cuando participaba en el montaje de Parsifal en Valencia para el Palau de les Arts, el cineasta alemán Werner Herzog presumía de ir todos los días a la Catedral a visitar el Santo Caliz. "Da igual si es verdadero o falso", decía, "lo que importa es que durantes siglos se le ha venerado".

La obsesión por ellas en determinadas épocas, especialmente durante las Cruzadas, y el gusto por la estafa, tan propio del ser humano, hicieron que proliferaran por el mundo por ejemplo "varias cabezas de San Juan el Bautista", como recuerda Sancho. 

Con todo, sirven para reflejar una época y un tiempo. Así, Sancho asegura que "las reliquias [de la Catedral de Valencia] es de lo poco que se conserva de los Reyes de Aragón". "Cuando se hacen exposiciones históricas en Zaragoza siempre nos solicitan alguna". En cierta medida se podría decir que son otro tipo de tesoro. Toca saber pues cuál es su verdadero valor.

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG