X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Miércoles 21 abril 2021
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
TEATRO

Hay otro tipo de musical y está en Valencia

BEGOÑA DONAT. 05/03/2014 Con la percha informativa de la coincidencia de dos musicales que sin gran presupuesto han conquistado a crítica y público, hacemos un repaso del circuito off de este género, con paradas en las escuelas de arte dramático y en las delicatessen de los minimusicales

VALENCIA. Toda escena comercial de una gran metrópoli tiene su réplica alternativa en un circuito off. Y el fenómeno de los musicales no es una excepción. En la capital de España, desde la conversión esta última década de la Gran Vía en el Broadway madrileño, empiezan a repuntar producciones de bajo presupuesto programadas en espacios de aforo reducido. Así, frente a referentes del género como El rey león y La Bella y la Bestia, esta temporada han triunfado montajes transgresores, como Mongolia, el musical, firmado por los responsables de la revista satírica mensual; elegantes, como El intérprete, donde Asier Etxeandía se transmuta en Kurt Weill, Chavela Vargas, Talking Heads y David Bowie; y hasta religiosos, caso de La llamada.

Precisamente, el musical sobre la fe está programado este fin de semana en Valencia. La propuesta es una comedia sobre la amistad, el primer amor, el electro-latino y Whitney Houston con un grupo de rock en directo. Su protagonista, Macarena García, confiesa que si bien Macarena García (Foto: José Haro)no canta prodigiosamente, por lo menos, afina. "Hay público a la que no le gusta que se cante en medio de la nada, pero La llamada no es un musical al uso, sino una obra de teatro donde lo que importa es la historia y los personajes necesitan cantar, como nos pasa a todos en la vida. En el reparto no entonamos que te mueres, tenemos voces normales, como la de la gente que puedes encontrar tarareando a tu lado", subraya.

UNA CAMA DE IKEA Y UNA LLAMADA DE DIOS

Aunque la actriz ha saltado a la fama por su muda y torera Blancanieves (Pablo Berger, 2012), papel que le valió el Goya a la mejor actriz revelación el año pasado, su trabajo ha estado ligado al género musical. Con 12 años participó en En nombre de la infanta Carlota, y con 18, en High School Musical.

Cuando su hermano, Javier Ambrossi, y su amigo Javier Calvo decidieron dar el salto del microteatro por dinero al formato de larga duración, no dudaron en contar con ella para el papel protagonista. Los directores de La llamada se declaran fans de Disney y de Anatomía de Grey, de la serie Glee y del reggaeton. Su criatura es un musical ambientado en un campamento cristiano de verano donde una de las alumnas recibe la llamada de un Dios que viste con un deje a Johnny Cash. El punto de partida fue comprar una cama en Ikea para escenificar su propuesta en el hall del Teatro Lara. "Con la crisis se ha generado mucha iniciativa y creatividad y se están haciendo cosas muy interesantes desde lo pequeñito", opina Macarena.

Y desde lo pequeño la pieza ha ido creciendo. Primero saltó al escenario principal del teatro madrileño y de ahí ha iniciado una gira por 30 ciudades de toda España, Valencia entre ellas.

'La llamada'

MINIS Y MICROS

Ambrossi y Calvo rompieron mano en dirección y dramaturgia en el espacio Microteatro por dinero, iniciativa madrileña que en enero se extrapoló al número 59 de la calle Cádiz de Valencia. Cada mes, la programación, tanto en la capital española, como en sus filiales en Valencia y Málaga, gira en torno a un tema. En Madrid, en diciembre de 2013, el lema fue Por un micromusical, fruto de un acuerdo con Stage Entertainment, productora de espectáculos que desde hace 14 años monta en nuestros país los mejores musicales de Broadway y el West End londinense (El fantasma de la ópera, Chicago, El Rey León, My Fair Lady, Los Miserables...).

"A lo largo de estos años hemos recibido proyectos de gente que aspira a hacer musicales, pero presentarlos en condiciones escapa a su financiación, así que pensamos que una cosa más sencilla, de 15 minutos, nos podía encender la luz sobre aficionados que tienen talento en este género", detalla el responsable de prensa de la multinacional, Quique Comyn.

El objetivo más inmediato era generar tráfico de público entre dos iniciativas ciertamente distantes, pero sec'Eya'antes. "Cuando masificas algo y lo integras en el ocio, alrededor siempre surge toda una serie de tramas paralelas. En el caso del musical, no todo el mundo puede gastarse 70 euros, o la propuesta no le apetece, porque no coincide con su gusto, pero a rebufo de esta oferta, han surgido alternativas, propuestas diferentes a precios más asequibles", explica Comyn.

El microteatro de Valencia tiene previsto programar algunas de las piezas incluidas en el ciclo de Madrid, y para un futuro, los responsables de la sala están pergeñando la organización de un mes completo dedicado al micromusical.

En Miniteatro, la propuesta de piezas cortas que el fin de semana se representa en el Teatro Rialto, este mes hay precisamente una pequeña apuesta musical. Eya viene firmada por Silvia Montesinos, Jon Mitó y José Ángel Silva, que tenían experiencia en el montaje de galas y de funciones de gran formato para la Escuela Superior de Arte Dramático de Murcia. La pieza aborda el mito de Adán y Eva con visos cómicos y ecos de Sondheim y el tándem formado por Stephen Flaherty y Lynn Ahrens.

EL OFF DE ESCUELA OFF

Como un remedo de la mentada serie Glee, los centros de formación son excelentes laboratorios para tantear el género del musical. En Valencia, la Escuela Off se haya inmersa en Ministry for Favorite Songs, un proyecto internacional que abarcará los años 2014 y 2015 y en el que van a participar varios países europeos. La iniciativa pretende estudiar y trabajar en torno a las canciones favoritas del imaginario colectivo. El centro de arte dramático valenciano es la sede del proyecto en España y actualmente trabaja en el montaje un musical que posiblemente verá la luz el próximo otoño. En la actualidad, ya han realizado una preselección de 14 canciones, a partir de las cuales Vicente Marco va a escribir un guión.

La directora del montaje, Anaïs Duperrein, imparte clases de ballet en la Escuela Off y dirige una compañía, TaniNNa Producciones, especializada en musicales. "Vengo de Francia, y lo que más me impactó al llegar a España fue que cuando veía un musical, podía comprender las relaciones entre los personajes de la obra. No entendía el idioma, pero la melodía y los bailes me contaban la historia, porque existe un fondo común de sensibilidad. Tengas la cultura que tengas, ver a un pobre que se levanta para hacer una revolución, como en Los miserables, o asistir a una historia de amor, te toca".

La formación ha realizado dos montajes, la comedia de teatro mudo Embarazadas, y Qué queda de mí cuando no queda nada, basada en la historia real de una músico minusválida. La pieza está programada este sábado a las 18.30 en la Casa de Cultura de Rocafort con motivo del Día de la Mujer.

"La canción leída tiene un peso terrible, pero cantada le da ligereza al mensaje, no se recibe de manera tan dura, entra mejor. Además, la música da mucha alegría y, en estos momentos, la gente lo necesita", considera Duperrein.

TRÍO RETRO

Desde hoy, 5 de marzo, hasta el 16, se instala en el Teatro Rialto la nueva propuesta de Divinas, trío vocal que ha visitado Valencia con cada uno de sus musicales. Si en Chocolat abordaban la Gran Depresión a partir de la vida de un trío coral de los años treinta, y en Enchanté, la II Guerra Mundial a partir de la vida de tres cabareteras en Berlín y París, en Paradís, vuelven la mirada atrás pero no lo hacen en la distancia, ya que ambientan el argumento en la posguerra española.

En esta ocasión, las protagonistas son coristas de una compañía ambulante de varietés. "Lo que nos mueve y nos gusta hacer es rescatar la vida de mujeres artistas de la primera mitad del siglo XX. Y en Paradís viajamos a una época en la que sólo por ser mujer y artista, ya eras una paria de la sociedad", opina la "divina" Irene Ruiz.

Junto a sus dos compañeras, Carla Móra y Marta Móra, acompañadas de un pianista y un clarinetista, interpretan coplas, cuplés y pasodoble tan populares como Volver, La bien pagá, Francisco Alegre o La tarara.

"Somos una compañía pequeña muy artesanal, nos lo hacemos todo nosotras. Los grandes musicales están súper bien, pero no siempre apetecen y hay un sector de la población que quiere ver propuestas genuinas".

'La llamada'

Comparte esta noticia

comentarios

Actualmente no hay comentarios para esta noticia.

Si quieres dejarnos un comentario rellena el siguiente formulario con tu nombre, tu dirección de correo electrónico y tu comentario.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG