X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Viernes 6 diciembre 2019
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
'mofumentales'

Los 7 documentales falsos que más han indignado y divertido

A. MOHORTE. 23/02/2014 Hombres camaleón, delirantes suplantadores de The Beatles, pioneros del cine que nunca existieron o falsos aterrizajes en la luna son algunos de los falsos documentales más celebrados

Hombres camaleón, delirantes suplantadores de The Beatles, pioneros del cine que nunca existieron o falsos aterrizajes en la luna son algunos de los falsos documentales más celebrados 

VALENCIA. La emisión de un falso documental sobre el 23F por parte del equipo de Jordi Évole ha incendiado las redes sociales. Inspirado en Operación Luna, el clásico del genero que negaba el aterrizaje en la luna del Apolo XI, Operación Palace ha contado con la colaboración de protagonistas reales del suceso, que han aceptado entrar en la broma y dar verosimilitud a este mockumentary (de mock, burla en inglés), que en español se podría traducir por 'mofumentario'.

A diferencia de otras experiencias de documentales de ficción o ejercicios de falsa realidad, como la histórica retransmisión de un supuesto ataque extraterrestre a la tierra que radió Orson Wells en 1938 adaptando al novela La guerra de los mundo, este tipo de contenidos tienen una clara intención jocosa, como advierte el experto en el género Jordi Sánchez-Navarro en su estudio Imágenes para la sospecha (Glènat, 2001).

Esto no significa que la sátira deje de servir para transmitir un mensaje crítico, como es la denuncia a la normativa española sobre secretos de Estado y la revisión de la historia reciente española en el caso de Operación Palace, pero incluye guiños que el espectador inteligente puede identificar o que al menos le pueden infundir dudas sobre la veracidad de lo que está viendo.

Estos son algunos de los casos en los que la broma ha servido para demostrar la genialidad de los autores o, en algunos casos, ha llegado a provocar la indignación de muchos espectadores falsamente engañados.

#1 Operación Luna (2002), de William Karel

La experiencia más impactante de falso documental realizada hasta la fecha es, casi sin lugar a dudas, Opération Lune, emitida por el canal francés especializado en documentales Arte el 1 de marzo de 2004, el equivalente al día de los Inocentes en Francia y en el mundo anglosajón.

Inspiración directa del Operación Palace de Jordi Évole, el análisis comparado que ha realizado Eugenio Viñas para Valenciaplaza.com permite profundizar en esta obra, que implica al director de cine Stanley Kubrick en un supuesto montaje para simular la llegada del hombre a la luna. Si se recorre internet, se pueden descubrir infinidad de páginas que lo dan por bueno, pese a que el visionado completo del documental evidencia su intención humorística.

#2 Forgotten Silver (1992), de Peter Jackson

Muchos años antes de sacar adelante el titánico proyecto de El señor de los anillos, Peter Jackson ya era un veterano en las películas de culto, como había ocurrido con Bad taste. En el caso de Forgotten Silver, el director aplicó con absoluto rigor las técnicas del género para contar la historia del pionero del cine Colin McKenzie y su película Salomé, comparable a Intolerancia (1919) de D. W. Griffith.

Ni que decir tiene que Colin McKenzie nunca existió ni que los restos de la legendaria película son el resultado de la habilidad de Jackson para la falsificación.

#3 F for fake (1974), de Orson Wells

Planteada como una gran falsificación, la película es considerada la última de Orson Wells y gira en torno al engaño, con la participación del verdadero falsificador de obras de arte Elmyr de Hory o el embaucador Clifford Irving. Aunque en la película se advierte que todo lo que se dice es falso, el juego de espejos que aplica en todas las afirmaciones hace cuestionar hasta esta afirmación, reforzando su posible veracidad.

#4 The Falls (1980), de Peter Greenaway

Entendido como un complejo ejercicio autorreferencial, Peter Greenaway cuenta la historia de 92 de los 18 millones de supervivientes del supuesto Violent Unknown Event. Los nombres de todos los biografiados comienza por 'Fall' y las pistas que revelan la impostura son los juegos de palabras y los sutiles chistes visuales que recorren la película.

Desde un planteamiento altamente intelectualizado, este falso documental ironiza sobre el llamado cinéma vérité y las facilidades que el oficio cinematográfico brinda para alterar la realidad desde la más absoluta verosimilitud.

#5 Zelig (1983), de Woody Allen

Considerada como una de las obras cumbres del género, por el imponente trabajo de falsificación y la aplicación concienzuda de todas las herramientas del documental (como ya había hecho Woody Allen parcialmente en Toma el dinero y corre, 1969), cuenta la historia de un supuesto fenómeno de los años 20 en Estados Unidos: Leonard Zelig.

La peculiaridad del individuo era su capacidad para metamorfosearse hasta encajar en el ambiente en el que se encontraba. Cuando Zelig estaba rodeado de rabinos ortodoxos, le crecía la barba y los tirabuzones y empezaba a discutir sobre la Torá con vehemencia. Si entraba en un local ilegal durante la ley seca, se transformaba en un mafioso o en uno de los músicos negros.

Además de las supuestas imágenes de archivo, la verosimilitud llega con la participación de personalidades como la pensadora Susan Sontag, el intelectual Irving Howe o el premio Noble de literatura Saul Bellow. El guiño que evidencia la broma en este caso es que el supuesto Leonard Zelig no es otro que el mismo Woody Allen.

#6 The Rutles: All you need is cash (1978), de Eric Idle y Gary Weis

En la línea del humor absurdo de los Monthy Python, uno de los miembros de la formación, Eric Idle, realizó este falso e hilarante documental sobre un supuesto grupo de música pop, The  Rutles, claramente inspirado en The Beatles. A pesar de las constantes referencias que demuestran que todo es una broma, el narrador no deja de repetir hasta la saciedad palabras y expresiones como "verdad", "en realidad" o "auténtico".

#7 This is Spinal Tap (1984), de Rob Reiner

Parodiando otro fenómeno musical, en este caso las bandas de heavy metal, Rob Reiner siguió al dedillo las fórmulas del rockumentary, los documentales dedicados a la glorificación de las banda de rock, para satirizarlos. El supuesto grupo, Spinal Tap, protagoniza o narra anécdotas y aventuras delirantes que permite reconocer su condición de falso documental, además por la presencia de actores en los papeles principales como Michael McKean, Christopher Guest, Harry Shearer y el propio Rob Reiner, sobradamente conocidos para el público norteamericano.

Comparte esta noticia

2 comentarios

cerote escribió
02/03/2014 14:35

Me gustaría corregir dos apuntes del texto de "Operación Luna": el canal Arte no es francés, es franco-alemán (esto es muy importante para esa cadena) y el día que equivale al de los santos inocentes es el 1 de abril, no de marzo.

Jordi escribió
25/02/2014 18:33

Muy interesante. Pero la traucción de "mockumentary" no seria, mas bién, "mofumental"?

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG