X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Sábado 5 diciembre 2020
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
iconografía

La Virgen de los Desamparados
pesa 41,5 kilógramos

C. AIMEUR. 31/01/2014 La restauración permitirá volver a ver la talla original de un imagen con seis siglos de antigüedad

VALENCIA. La restauración de la imagen de la patrona de Valencia, la Virgen de los Desamparados, permitirá volver a ver la talla original de principios del siglo XV, cubierta hasta ahora por un peto delantero, según ha informado el Arzobispado de Valencia en un comunicado. Hacía más de 350 años que la talla original de la Virgen no quedaba a la vista del público al estar cubierta desde entonces por delantales o escapularios barrocos, que ahora serán retirados.

La imagen, una de las más antiguas de España, es una obra que ha sido visitada por todos los reyes de España desde la llegada al trono de los Borbones, e incluso fue venerada por el Archiduque Carlos de Austria, el pretendiente, quien durante su estancia en Valencia en el transcurso de la Guerra de Sucesión la visitó en varias ocasiones y se llegó a despedir de ella antes de huir a Barcelona.

Los historiadores manejan dos fechas de referencia para su creación, 1416 y 1417, pero el primer documento que la menciona es un inventario de 1425, que apunta a la existencia de una urna para protegerla en sus traslados. Pese a su antigüedad, apenas se conocían datos técnicos sobre una escultura cuya veneración transciende el fenómeno religioso.

Los estudios que se han realizado estos meses han servido para poder determinar con exactitud, por ejemplo, el peso y la altura de la imagen. En concreto los trabajos que están realizando los técnicos del Instituto de Restauración IVACOR, que depende de la Conselleria de Cultura, han consignado que la pieza original pesa 41,5 kilogramos y mide 1,43 metros de altura. La restauración, promovida por la archicofradía de la Virgen y financiada por la fundación Hortensia Herrero, está previsto que concluya a finales de febrero para que pueda ser repuesta a comienzos de marzo en el camarín, que está siendo restaurado al mismo tiempo.

LAS BALAS NO LA ALCANZARON EN EL 36

Tras los primeros estudios que se le han realizado a la figura, la responsable de las tareas de restauración, Carmen Pérez, ha asegurado que la imagen "se conserva en perfecto estado". De hecho, en estos trabajos el equipo del IVACOR ha recabado mucha información de la historia material de la pieza y de su estado de conservación gracias a los datos de los diversos análisis realizados en la imagen.

Entre ellos la primera radiografía realizada a la imagen original, la cual demuestra que "no fue alcanzada por disparos" durante el asalto a la Basílica de la Virgen en 1936. De igual modo, estos análisis han confirmado que "no hay presencia de xilófagos, no ha sufrido nada y que está igual que se realizó en su momento, en perfectas condiciones", ha aseverado Pérez.

Asimismo, ha explicado que los materiales empleados para la imagen eran "extremadamente ligeros", como papel, tela y gasas encoladas, para que "pudiera ser colocada sobre los cadáveres de los más pobres, al ir envueltos éstos en sacos cosidos y no en cajas o féretros". Las endoscopias realizadas a la imagen por los restauradores muestran también "grafías medievales en los papeles y telas encolados". La Virgen era plana en un principio por detrás para poder apoyarla bien sobre los finados, pero cuando se decidió poner de pie se le añadieron unos refuerzos de madera para que tuviera más rigidez cuando estaba erguida. Estos refuerzos tapan las decoraciones originales.

Pérez ha destacado que han realizado una analítica en todas y cada una de las partes de la imagen original, se han tomado micromuestras transversales de la cara y el cuello, y se ha comprobado que lo que se podría llamar la piel de la imagen está formada por muchas capas transversales, una base de preparación de yeso, una capa de cola, otra preparación de yeso, luego una zona de carmín, luego el blanco de albayalde, luego otro barniz y otra preparación.

UNA VIRGEN AUTÉNTICA Y AUSTERA

Acerca del aspecto exterior que quedará de la imagen tras su restauración, Carmen Pérez ha asegurado que "la cara, las manos, el oro, el pelo todo se ha estudiado al milímetro y al detalle para ser lo más respetuosos posibles" y ha precisado que "en absoluto cambiará el rostro o la expresión de la patrona".

La única modificación en la figura original de la Virgen ha sido la retirada de una barrera transversal de madera que fue colocada a la altura de la cintura, y donde se colocaba el escapulario, "lo que impedía contemplar los pliegues originarios y cenefas originales de la escultura, que ahora ya se podrán admirar bajo el manto". "Con todo ello, se podrá ver la figura original de la Virgen en todo su esplendor, cómo se hizo en origen, una imagen muy bella y austera que, creo, gana ahora en elegancia y en autenticidad", ha concluido.

Comparte esta noticia

2 comentarios

Pedro Hidalgo García escribió
18/03/2015 10:42

¡Cómo pueden decir que la Virgen de los Desamparados no sufrió deterioro alguno en la guerra civil? ¡Me parece inaudito! Existen fotografía de la época donde se puede ver la cara destrozada de la imagen, además si comparamos las fotos de la imagen de antes de guerra con las actuales se puede apreciar la gran diferencia existente entre ambas.

marc escribió
31/01/2014 16:55

Vixca la Mare de Deu!!!

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG