X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Miércoles 22 noviembre 2017
  • Valencia Plaza
  • Plaza Deportiva
  • Cultur Plaza
culturplaza
Seleccione una sección de VP:
CONTINÚA SU PASO POR TOP CHEF

Bárbara Amorós: "Viví un machismo extremo en mis inicios en la cocina"

EUGENIO VIÑAS (TEXTO Y FOTOS). 24/10/2013 La concursante asegura que cada vez tiene más posibilidades entre los fogones fuera de su Valencia natal

VALENCIA. Bárbara Amorós continúa con su etapa como concursante de Top Chef. En el útimo programa, tras recibir la crítica de todos sus compañeros, no fue la concursante que 'cogió sus cuchillos'. La carrera de esta profesional de la hostelería continúa más allá del programa. Antes, durante más de 20 años ha trabajado entre fogones como profesora, executive manager, estilista culinaria y dando cenas con su catering (Bárbara Te Cocina) Entre otros, ha dado cenas a empresas tan dispares como Ferrari o Wikipedia y

Licenciada en 1989 por Cordon Bleu, en París, ha cocinado para los Hermanos Coen, Deep Purple, Carolina de Mónaco, Alejandro Amenábar, Amaya Arzuaga o empresas tan dispares como Ferrari o Wikipedia, entre otras. Sin embargo, recuerda que sus inicios no fueron sencillos:

-"Cordon Bleu es como la Universidad, donde aprendes todo en un sentido teórico, pero al salir debes trabajar, trabajar y trabajar. Pasé por hoteles y restaurantes tres estrellas Michelin en París, en los stage de formación, y fui la primera mujer en entrar en la cocina del Hotel Astoria en Valencia. Durante ese tiempo viví un machismo extremo. Uno de mis jefes llegó a hacer que me cortase el pelo y mi función más habitual era limpiar salmonetes o pelar patatas...

-¿Cómo influyó esto en tu carrera?
-Influyó, seguro. Pensé que tenía que salir adelante porque me iban a machacar y he trabajado por mi cuenta durante todo este tiempo, buscando ser independiente. Por eso nunca he tenido un local, aunque haya recibido alguna oferta de inversores. Siempre hay alguien que te dice ‘vamos a montar algo', pero no me gusta estar atada. Me aburre porque supongo que tengo un espíritu libre. Me gusta tener diferentes opciones y la libertad de irme a Estados Unidos, de trabajar en Madrid o aquí, de viajar y aprender, ¡o para poder participar de repente es en Top Chef!

-¿Qué provocó el fin de ese machismo en la cocina?
-Todo ha cambiado mucho gracias al movimiento de los Berasategui y Arzak. Los congresos han fomentado un gran respeto desde y hacia la cocina y la profesionalización.

-En cualquier caso, tu personalidad parece que encajó con lo que se buscaba en Top Chef
-Siempre he sido súper aventurera. He viajado muchísimo. He trabajado algo en televisión y tengo muchos amigos en el cine (productores, actores, cámaras). Y veo que vivimos nuestra profesión de la misma forma. Con la pasión sin horarios por el trabajo.

-¿Y cómo surgió la idea de concursar?
-En Estados Unidos siempre veía el programa. Me parece una aventura haber participado, la experiencia y todo lo que podía aprender de otros cocineros. La televisión da mucha publicidad. Me eligieron por el perfil: catering, trotamundos, mucho atrevimiento... debieron pensar, ¡a ver qué pasa con ella! (risas).

-Dinos algunos de los establecimientos que podemos visitar en Valencia en los que has asesorado a la hora de su creación
- He sido asesora, por ejemplo, para Belgravia, My Little Republic o el Restaurante del Oceanografic. He desarrollado la gestión de la cocina, la carta y en algún caso he participado en la elección de mantelerías, cuberterías, etcétera. En los dos últimos que he desarrollado la función de executive manager han sido los restaurantes Sala Hudson y Sala One Nine de Nueva York. 

-Además de tu empresa de catering (Bárbara Te Cocina), ¿qué otras funciones has desarrollado en torno a la gastronomía?
-He trabajado bastante también como estilista culinaria. Es una faceta un tanto desconocida, pero que en mi caso he llevado a cabo sobre todo en cine, sobre todo en Madrid, y en publicidad, en menor medida y en Valencia.

-Hablemos de Valencia y de la cocina actual. ¿Cómo la ves?
-En Valencia el mercado está parado. Hay mucha gente emprendedora y con buenas ideas. Se abren muchos sitios, pero creo que las posibilidades aquí son muy difíciles. Aunque la gente trata de importar cosas de Londres, París... aquí no tienen por qué tener el mismo éxito.

-¿Y qué soluciones ves?
-Aquí funciona en gran medida todo lo que se abre de cara al turismo. En el propio Mercado Central se ha producido un reenfoque al turismo.

-¿Había burbuja en la hostelería en la ciudad de Valencia?
-Sí, pero ni más ni menos que en todo lo demás. La gente pedía un crédito para cualquier cosa, aunque yo he tenido la suerte de no lanzarme con esa posibilidad nunca.

En The Workshop, Valencia (Foto: Eugenio Viñas)

-En Valencia, ¿cuál es la cocina que más has disfrutado?
-Cuando llegué hace años a Valencia -hace algunos años- me relajé un poco a la hora de salir a comer y cenar, porque antes sólo lo hacía fuera de casa. Soy especial seguidora de Raúl Aleixandre (actualmente en el restaurante 534) y Ricard Camarena (Ricard Camarena, Canalla Bistro, Central Bar), aunque ahora lo que más me divierte son las pequeñas cafeterías que abren por Ruzafa. ¡Y también Komori, en el hotel Westin!

-Las audiencias tanto de Masterchef como de Top Chef revelan inquietud por la cocina y la gente muestra sus propias creaciones en las redes sociales. ¿Confundirán su espíritu emprendedor y acabarán montando un local sin el conocimiento suficiente del negocio?
-Es peligroso. Hay mucha gente con ganas de hacer cosas y eso está bien. Sin embargo, la hostelería es muy dura. Es uno mismo el que ha de estar al frente y es muy difícil delegar. Los negocios que funcionan, a menudo, se capitanean desde un núcleo familiar.

-Con tu experiencia, ¿los fondos que apuestan por el sector, los inversores, son buenos compañeros de viaje?

-Son necesarios, pero al final el negocio hostelero lo ha de llevar una persona. Es muy difícil a cierto nivel delegar.

-Lo más reciente en tu carrera es algo que no ha tenido nada que ver con lo anterior; tu paso por un 'talent show' a nivel nacional'. ¿Cómo lo estás viviendo?
-Veo esta experiencia como una oportunidad para darme a conocer como profesional. Para bien o para mal, si noto que ha dado un cambio en este sentido. Cuando sales en la televisión no le puedes gustar a todo el mundo... (risas). He sido yo y es lo que me dice la gente que me conoce: meto la pata, pido perdón, y sí, soy muy habladora.

¿Cómo llevas la exposición al público en la calle?
-Lo llevo bien, aunque soy muy sentimental... mis amigos me dicen que pase de todo. Estoy orgullosa de mi comportamiento, porque creo que no he ofendido a nadie. Trabajar bajo presión saca lo peor de una mismo y yo tengo muy mala leche (risas). A veces si pierdo los nervios, pero en la cocina de Top Chef he respetado a todo el mundo.

-¿Cómo están tus relaciones con los concursantes después de haber pasado por el programa?
-Todos tenemos una relación cordial, de hecho estamos unidos en un grupo de WhatsApp por Antonio Canales que se está recuperando poco a poco (sufrió un accidente poco antes del estreno del programa). De hecho, es con él es con quien tengo más relación a nivel personal junto con Vicente Cubertorer. A Jesús Almagro lo respeto muchísimo como profesional... creo que él no tanto a mí, pero yo a él sí. A Begoña Rodrigo -la otra valenciana del concurso- le admiro mucho.

Comparte esta noticia

5 comentarios

Lau escribió
11/10/2014 14:39

Estoy viendolo desde Australia ahora, y llevo 5 programas visto. Que pienso? Que debes quererte mas, y jamas vuelvas a dejar que te traten asi. Eso no son companeros! Se ve que en su casa no les ensenaron humanidad. Te hicieron mooving y es denunciable, y hablo muy en serio.

Frodi escribió
11/05/2014 09:17

Más que machismo y mobbing, lo que sufriste fué "bulling", porque ésos cuatro impresentables parecían niños de guardería.

Mª José Moreno Ramírez escribió
10/12/2013 20:30

Hola, Bárbara: Lo pasé muy mal en el programa viendo como te trataban. Eso era "bulling" en directo. Debieron descalificar a todos por maltrato. Jamás iría a comer en ninguno de los restaurantes que regentan el resto de los concursantes. Y por el de Begoña, aunque vivo en Valencia, ni pasaré por la puerta. Cuando tu abras uno, iré a comer, y te saludaré. ¡Suerte en tu vida!. La mereces. Saludos.

cris escribió
21/11/2013 18:48

LA MEJOR CONCURSANTE DE TOP CHEF. COMO PERSONA Y PROFESIONAL SIN DUDA.

fernando escribió
07/11/2013 17:49

ANIMO Y GRACIAS.

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos con * son obligatorios. Los comentarios deben ser aprobados por el administrador antes de ser publicados.

publicidad
publicidad
C/Roger de Lauria, 19-4ºA · Google Maps
46002 VALENCIA
Tlf.: 96 353 69 66. Fax.: 96 351 60 46.
redaccion@valenciaplaza.com
quiénes somos | aviso legal | contacto

agencia digital VG